Política

GUAYMALLÉN // MENDOZA

Iglesias consiguió el favor del PJ

El día de ayer se logró la mayoría especial necesaria para comenzar el tratamiento del Presupuesto para el año entrante, la cuenta multimillonaria en deudas de la “Gestión Lobos” provocó que las relaciones de cooperación entre el peronismo departamental y el radicalismo de Iglesias se tensionaran hasta último minuto.

Domingo 17 de enero de 2016 | Edición del día

Foto archivo Diario los Andes)

El tire y afloje tiene sus inicios hace 7 días, cuando el peronismo se negó a presentarse en el recinto argumentando falta de información, es que estaban analizando la deuda que había informado de manera escueta el departamento de Hacienda. Desde la banca del Frente de Izquierda se denunciaba en la misma semana el ocultamiento de información relevante sobre las áreas más sensibles como salud, educación o el salario de los trabajadores.

Mientras pasaban los días y con ello los cuartos intermedios (muy comunes últimamente) el peronismo pasó a la ofensiva solicitando el pago de las dietas adeudadas a los funcionarios del ex Intendente Lobos (confirmado en sesión por la presidenta del Concejo) y el desglose de la deuda presentada por el radicalismo como “legítima”.

Del ejecutivo llegó un informe que dejaba entrever un complejo entramado de negociados entre el ejecutivo comandado por Lobos y cientos de empresas. Algunas de las cuales denunciadas actualmente ante la justicia.

Si se presta un poco de atención a los datos, salen a la luz los contratos realizados con decenas de empresas de publicidad durante el año que más elecciones tuvo, el monto asciende a 12.000.000 aproximadamente. Para un municipio que se encuentra en una crisis política y económica profunda estos datos solo pueden ayudar a esclarecer lo que el Frente de Izquierda viene denunciando hace años: un sistema corrupto desarrollado por Lobos pero avalado desde todos los signos políticos tanto el peronismo como el extinto bloque demócrata, con la única oposición, la del Frente de Izquierda.

Además, en montos menores se adeudan decenas de millones a los “empresarios amigos” del erario público en concepto de “alquiler de Inmuebles” entre los que se encuentra la siempre bien ubicada para los negocios millonarios, Familia Millán, conocida por ser líder en explotación y precarización laboral.

Con el paquete de ordenanzas, Presupuesto, Tarifaria y Emergencia, aprobadas el Intendente Iglesias aseguró un año en el que se va a pagar el festín de Lobos a costas del bolsillo del pueblo trabajador de Guaymallén.

Peronismo y radicalismo, un solo bloque.

Para tratar de aliviar las tensiones, el peronismo presentó una serie de modificaciones al presupuesto radical a los fines de lograr consenso y mostrarse como una oposición light que aporta. Por ello le solicitó a la presidenta Perez acordaran que se redujera la deuda en 100 millones y se limitaran las facultades del ejecutivo pasando por el Concejo las decisiones “importantes”.

Lo curioso, es que las modificaciones se aprobaron y la reducción se realizó, pasando de un presupuesto de 1.400 millones a 1.300 millones, pero el bloque radical se negó a aclarar porqué pretendían endeudarse 100 millones más de lo debido. Lo de “ser claros” es solo discursivo.

Al fin y al cabo, los concejales oficialistas y los “opositores” del PJ se sentaron a trabajar mancomunadamente para llevar adelante un presupuesto de ajuste y precarización laboral alineado con los planes de Macri en la Nación y Cornejo en la provincia.

El Frente de Izquierda la única oposición

Esta banca, fue la única oposición al Presupuesto 2016 y a la política de ajuste que quieren descargar sobre las miles de familias trabajadores del municipio. Denunciamos el aumento en las tasas municipales y los beneficios a las grandes empresas, barrios privados, industrias, entre tantas otras que vienen desarrollando jugosas ganancias a costa del pueblo de Guaymallén.

El sueldo de los trabajadores municipales fue en diversas ocasiones suspendido y ello produjo la bronca generalizada. Es que a los trabajadores que cobran salarios que no llegan siquiera al costo de la canasta familiar, se les pide cínicamente paciencia y colaboración, como si ellos pudieran pedir lo mismo cuando tienen que garantizar la vivienda y la comida de sus familias. Por ello, apoyados por la izquierda del concejo, se organizaron para reclamar por lo que es suyo.

En declaraciones Mailé Rodríguez Concejal del PTS en el Frente de Izquierda se pronunció al respecto: “Este concejo deliberante, con excepción de la bancada del Frente de Izquierda acaba de aprobar un presupuesto de ajuste que lo va a pagar el pueblo trabajador del departamento. Avanzando sobre el bolsillo de los trabajadores, ya que votan aumento en las tasas municipales mientras que eliminan la mayor dedicación, ítem fundamental en el sueldo de los trabajadores y ni hablar de un aumento salarial igual a la canasta familiar con una cláusula gatillo según la inflación.De la misma manera que niegan los verdaderos índices de inflación por encima del 30%. De ninguna manera vamos a permitir que descarguen la crisis sobre los trabajadores y las familias del departamento .”

Además agregó: “hemos denunciado en la sesión, que el Intendente Iglesias quitó el ítem de mayores dedicaciones por el cual se le redujo sustancialmente el sueldo a cientos de trabajadores municipales y avanzó en una ofensiva contra los trabajadores de la administración anunciando una reducción de 500 personas, sin olvidar que se jactaron de solucionar el problema que tenían las auxiliares PEC sin ver al día de hoy nada de eso concretado. Este es el ajuste que tienen planificado desde el día 1 y van a encontrar resistencia, ya que vamos a acompañar cada lucha del municipio”

El aire del concejo quedó plagado de acuerdos entre partidos tradicionales, denuncias de parte del bloque del Frente de Izquierda y la presencia de los delegados municipales, cuestionando atentamente las palabras de los concejales y el voto de cada uno.







Temas relacionados

Guaymallén   /    Mendoza   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO