Política

PLAZA DE MAYO

Importante movilización por la libertad de Milagro Sala y contra la criminalización de la protesta

Organizaciones sociales, políticas y de trabajadores se concentraron en Plaza de Mayo. La referente de la Tupac Amaru se encuentra detenida por liderar una protesta en Jujuy. La izquierda denunció la criminalización de la protesta.

Lucho Aguilar

@lukoaguilar

Martes 19 de enero de 2016 | Edición del día

Este lunes la concentración en Plaza de Mayo, frente a la Casa de Gobierno, tuvo un contenido distinto. Bajo la consigna de “Libertad a Milagro Sala” se congregaron organizaciones sociales y de un amplio arco político, que colmaron buena parte de la plaza. La acción unitaria tenía el objetivo de denunciar la detención de la referente de la Tupac Amaru, realizada el domingo por la policía del gobernador Gerardo Morales (Cambiemos). La acusa de liderar una protesta frente a la casa de gobierno provincial. La carátula: "instigación al delito y tumulto en concurso real", una acusación que podría caberle a cualquier corte de ruta y ni hablar una toma de fábrica.

Además el gobierno provincial decidió suspender las personerías jurídicas de las organizaciones sociales que realizan la medida y aplicarles multas de 100 mil pesos.

Por eso, la convocatoria sumó no sólo a movimientos ligados al kirchnerismo. Entre estos se destacaba la Tupac Amaru, acompañada por el Movimiento Evita, Unidos y Organizados, PCCE, Federación Tierra y Vivienda y MILES (dirigidas por Luis D’ Elia), Peronismo Militante, La Cámpora, entre otras. También participaron la CTA de los Trabajadores, la CTEP (Corriente de Trabajadores de la Economía Popular) y Patria Grande.

Junto a estas columnas más organizadas, también fueron parte los sectores medios progresistas que vienen movilizándose contra las medidas del macrismo, aunque en menor cantidad que en las anteriores concentraciones.

Pero lo que fue mucho más notable fue la ausencia de columnas referenciadas en el peronismo. Los principales referentes del FPV-PJ no aportaron columnas ni delegaciones, de la misma manera que evitaron pronunciarse - salvo excepciones - desde la detención de Sala y la amenaza represiva sobre el acampe. La fisura ya se había manifestado durante la conferencia de prensa convocada por el bloque del Frente para la Victoria. Sólo habían participado diputados del "cristinismo", pero ninguno referenciado con los gobernadores.

En cambio, la mayoría de las corrientes de izquierda decidieron ser parte de la unidad de acción ante la detención de Sala, la amenaza de represión y la criminalización de protesta social. Un importante sector de la Plaza estuvo ocupada por la militancia de izquierda. Además del PTS e Izquierda Socialista (por el Frente de Izquierda), estaban presentes Convergencia Socialista, PSTU, MST, Nuevo MAS, PRML, TPR y la Correpi.

Christian Castillo explicó por qué era importante que la izquierda clasista estuviese presente: “estamos acá planteando la libertad inmediata de Milagro Sala, detenida por hacer un acampe. Es una forma clara y obscena de criminalización de la protesta social. Más allá de nuestras diferencias políticas y de método con la Tupac Amaru, no podemos menos que alzar nuestra voz para su liberación inmediata, que se suma a las represiones de Cresta Roja y municipales de La Plata, en un gobierno que recién asumió hace un mes y que persigue la protesta social".

Estaba acompañado por referentes obreros del PTS y el sindicalismo combativo, como Claudio Dellecarbonara (Subte), Rubén Matu y Roberto Amador (Smata), así como delegados de la alimentación, telefónicos, aeronáuticos, docentes y estatales. Matu y Amador, activistas perseguidos en Lear y Gestamp, contaron que “nosotros conocemos en carne propia la criminalización de la protesta, en los últimos años hemos sido reprimidos por luchar contra los despidos y tenemos compañeros procesados, compañeros espiados por el Proyecto X. Pero si no repudiamos de manera unitaria cada avance contra nuestro derecho a reclamar, vamos a estar en peores condiciones para cuando tengamos que salir a luchar”.

La diputada nacional Myriam Bregman (PTS-FIT) denunció que “lo de Milagro Sala es un mensaje al conjunto del pueblo trabajador. La detienen de una forma extorsiva e ilegal para que ella levante una protesta que se está dando en las calles. Vinimos a decir no a la criminalización de la protesta social, por la derogación de la Ley Antiterrorista y por la desmantelamiento de todos los aparatos de espionaje contra el pueblo trabajador”. En el mismo sentido se pronunció Patricio del Corro, que contó que en la sesión especial de la Legislatura, donde rechazó el traspaso de la Policía Federal al ámbito de la Ciudad, había planteado la gravedad de la detención de Sala y exigido el pronunciamiento de los bloques sobre esta “extorsión a la protesta social”.

El PTS realizaría más tarde un acto sobre Avenida de Mayo donde hablaron Christian Castillo y Patricio del Corro. Allí planteaban que, partiendo de las diferencias con organizaciones que participan de muchas de estas acciones, "nuestra organización va a estar en la primera línea en la resistencia contra los ataques de este gobierno".

También estuvieron presentes Luis Zamora (Autodeterminación y Libertad) y Juan Carlos Giordano (Izquierda Socialista), que dialogaron con La Izquierda Diario.

Desde el palco, los organizadores dieron lugar a lo que llamaron un “cabildo abierto”, aunque sólo hablaron integrantes de la agrupación Tupac Amaru antes del cierre de Estela de Carlotto, referente de Abuelas de Plaza de Mayo.

Una de las oradoras agradeció “la participación en la movilización de todas las organizaciones que están aquí, que pertenecen a un amplio arco político. La masividad es la única forma de frenar este atropello y pedir la libertad de Milagro Sala”.

A las 19 horas terminaba la concentración en la Plaza de Mayo y las columnas empezaban a desconcentrar por las calles del centro. También terminaban acciones que se habían realizado en Neuquén y Mendoza.

A esa misma hora en otra plaza, a 1500 kilómetros de Buenos Aires, el acampe de las organizaciones sociales seguía en la mira de las fuerzas policiales del gobierno de Jujuy y la referente de la Tupac Amaru seguía detenida en la Comisaría de la Mujer.

Por eso la importancia del mensaje de la Plaza de Mayo: no a la criminalización de la protesta social, libertad a Milagros Sala.







Temas relacionados

Tupac Amaru   /    Milagro Sala   /    Gerardo Morales   /    Mauricio Macri   /    FIT   /    Criminalización de la protesta social   /    Jujuy   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO