Economía

ALERTA SPOILER

Impuestos: un sistema altamente regresivo

Muchos dicen que vivimos pagando impuestos, que con la plata de los "contribuyentes" se paga tal o cual cosa. A contramano de las quejas liberales que se imponen: ¿pagan más los trabajadores o los empresarios? En la columna de economía te contamos porque es el sistema impositivo es regresivo.

Guadalupe Bravo

Economista | @GuadaaBravo

Miércoles 10 de junio | Edición del día

YouTube

Es común escuchar quejas sobre la carga de impuestos, principalmente de liberales como Espert, entre otros. Pero ¿quienes son los “contribuyentes”?, ¿cuántos impuestos pagamos? ¿todos pagamos la misma cantidad de impuestos? En esta columna vamos explicar brevemente de que se trata esto y como recauda el Estado.

*Los liberales sostienen que una baja de los impuestos a las corporaciones impulsaría, la inversión, el empleo y la actividad. Pero para contradecirlos, vimos lo que pasó bajo el macrismo: hubo recorte de impuestos a las empresas con el pacto fiscal, que pronunciaron el déficit fiscal. No vino un ciclo virtuoso, entre otras cosas que pasaron, la economía se hundió.

Una queja muy común entre los empresarios, los millonarios y muchos economistas es “que pagan muchos impuestos”, veamos:

*Los analistas calculan que la recaudación este año representará un 24,8% del PBI. Es decir, por cada $100 que genere la economía, el Estado se quedará con $24,8.
Estos datos están bien para informar, pero al ser dato globales, ocultan una cuestión muy importante. Tenemos que ver sobre qué sector recae con mayor peso esa recaudación, ¿es sobre los empresarios? o ¿es sobre los trabajadores?

*Una de las fuentes de financiamiento del Estado es a través de los impuestos que cobra. Los principales tributos son: IVA que grava el consumo, el impuesto a las Ganancias, las retenciones a las exportaciones, aportes a la Seguridad Social, transacciones bancarias, combustibles y gas, Bienes Personales y otros menores.

*El IVA que recae sobre los consumidores finales, es la principal fuente de ingresos (30,5%) y además es un impuesto regresivo. porque grava proporcionalmente más a los sectores bajos o pobres que destinan la mayor parte de sus ingresos al consumo. No hay forma de evitar este impuesto, se paga en cada consumo cotidiano como cuando se compra un sachet de leche, o un viaje en tren para ir a trabajar.

*El sistema impositivo argentino es regresivo en su conjunto, ¿por qué hago esta afirmación? El 75 % de la recaudación del Estado en 2019 se explica por :IVA (30%), el impuesto a las Ganancias (21,8%) y Sistema de Seguridad Social (23,4 %).

*Con los Aportes y Contribuciones a la Seguridad Social también se imponen alícuotas regresivas al salario (se grava a todos los montos por igual). Si tenes la suerte de tener un empleo formal, en tu recibo de sueldo tenes el bruto de tu y el neto, que es lo que efectivamente cobras en mano luego de la deducción del 17% aportes personales (obra social, jubilaciones y Pami).

Mientras las contribuciones patronales, la parte que pagan los empleadores (y que surge del mismo valor generado por los trabajadores, en el fondo, no es que verdaderamente “lo pone el patron”), es una alícuota que en el 91 era del 33% y hoy pagan cerca del 25%.

*Ganancias es un impuesto que se dice "progresivo" porque se aplica por escalas, y grava directamente la ganancia de empresas y a las personas físicas. Sin embargo esto es muy discutible, producto de las deducciones a las que tienen acceso las empresas y los más ricos frente a los trabajadores que son afectados obligatoriamente por el el impuesto al salario. Las capas más altas de la sociedad pueden deducir hasta el 50% de la alícuota, los trabajadores mucho menos, existen condiciones asimétricas.

*¿Y qué pasa con la parte que pagan los que más tienen? Los gravámenes directos sobre el rédito del capital o ganancia y sobre los altos ingresos tiene un peso muy limitado dentro de los ingresos fiscales. Bienes personales, un impuesto directo que se supone afecta a las grandes fortunas, tiene una participación en la recaudación cercana al 1%, la nada misma. O retenciones al comercio exterior suman apenas un 8%.

*Una primera conclusión, es que la carga del sistema impositivo recae con toda la fuerza gravando el consumo popular y los ingresos de los trabajadores. Por eso hablamos de un sistema altamente regresivo, mas del 70% de la recaudación no recae sobre el capital.

*Es un buen momento para cuestionar los sentidos comunes instalados por los medios masivos. Los mismos que operan defendiendo los intereses de aquellos que no quieren pagar impuestos pero a la vez son los que menos pagan y muchas veces evaden sin consecuencias. Reciben exenciones fiscales, moratorias, o como se ve ahora ante la pandemia les reducen un 95% las contribuciones patronales.

Claro que frente a esta situación profundamente asimétrica y regresiva, y en el medio de esta pandemia avanzar con un impuesto a las grandes fortunas para financiar las necesidades populares es impostergable. Esta medida claro que no resuelve de fondo la estructura impositiva regresiva, pero plantea que sean los sectores de altas fortunas y la ganancia empresaria quienes paguen. Cuestionando la base de la desigualdad social que impera desde muchas aristas.







Temas relacionados

Impuesto a las grandes fortunas   /    José Luis Espert   /    Impuesto a las Ganancias   /    Impuestos   /    IVA   /    Jubilaciones   /    Retenciones   /    Empresarios   /    Salario   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO