Sociedad

TRAGEDIA PILAR

Incendio y muerte en Pilar: con mentiras, muchos medios silencian la responsabilidad del Estado

Apuntan contra los padres de las víctimas y no hablan de que 55 mil hogares pilarenses viven sin conexiones seguras de gas y electricidad.

Solange Ávila

Pan y Rosas Pilar - excandidata a primera concejal | PTS en el FIT-Unidad

Lunes 8 de julio | 18:06

Varios grandes medios pertenecientes a las corporaciones más grandes del país hacen mucho énfasis en que los padres de las cinco criaturas que murieron en un incendio en la localidad de Manuel Alberti, partido de Pilar, no se encontraban en el lugar cuando una de las estufas que había en la vivienda provocó el incendio de la vivienda.

También podés leer Pilar: cinco hermanitos mueren al incendiarse una casa

“Se fueron a bailar, dejaron a sus hijos solos y murieron calcinados en una casa en Pilar”, reza el título de muchos de los medios del Grupo Clarín, también de Crónica, entre otros. Ni una sola palabra dirigida al Estado y a sus representantes en el Municipio, ni a los que fueron responsables antes en no invertir un solo peso en viviendas y servicios básicos.

Ni una sola letra siquiera para decir que en una ciudad como Pilar, mucho tiempo llamada “La Capital del Polo”, localidad donde detrás de altísimos muros viven la élite de la élite, ahí invierno tras invierno mueren familias enteras.

Según la propia familia y vecinos de la pareja, no se habían ido a divertir a ningún lado sino que habían ido a ver a un familiar internado. Es decir que ni siquiera hubo un básico chequeo de la información.

El problema no es el invierno, ni los padres que se van a bailar. Eso nunca lo van a escribir. Porque escribir eso significa decir que la vivienda no es un derecho, sino una mercancía más. La construcción de viviendas y servicios solo es a merced de satisfacer las ganancias de unos pocos y no las necesidades básicas de la población.

Que tres adultos y siete niños vivan en una precaria casita de 45 metros cuadrados y dos habitaciones, no es importante. Mejor decir que la responsabilidad es de los pobres que, según la propia versión clarinista, se creen con el derecho de ir a bailar.

Para ellos no hubiera sido noticiable que se mueran todos, sí, que los padres también. Como en 2015 cuando una familia entera, dos padres y sus cuatro hijos murieron calcinados en el barrio de La Lonja, en Pilar también.

¿Quién fue el responsable de cada uno de estos dolorosos hechos? Sin dudarlo, la responsabilidad es de los que gobernaron ayer y hoy. De los que creen que las vidas de las barriadas obreras no valen nada, más que para ir a votar.

Así pasaron diez años de Zuccarismo en la intendencia, ahora su mano derecha y exjefe de Gabinete Federico Áchaval es el actual precandidato por el Frente de Todos a ocupar ese lugar, viejos conocidos que se ponen la máscara de renovación y fueron tanto tiempo gestión sin invertir en infraestructura.

El actual Intendente Nicolás Ducoté no tiene nada que envidiarles, hace poco salía en los medios acusado de corrupción y no hace mucho los medios locales informaban que condonaron una deuda de $ 4 millones al countrie Los Lagartos, un vuelto para ellos.

Por nuestra parte, estamos hartos de ser quienes ponemos los muertos. Decimos basta, porque nos repugna que haya dos Pilares, el de los ricos y sus vidas llenas obscenidades y las de los pobres que morimos en el intento de calmar el frío.

Hacemos un llamado a nuestros vecinos, que son nuestros compañeros de laburo o estudio. Es hora que nosotros empecemos a hacer política y demos vuelta las prioridades.

Escribimos desde acá, porque este es nuestro medio, el que humildemente hacemos entre trabajadores y estudiantes y lo tenemos abierto para poder contestarles ante la indignación de lo que leemos de grandes monopolios como Clarín. A ellos ya sabemos quiénes los financian y por eso no pueden decir la verdad. A los chiquitos de Alberti los mató el Estado.

Pilar es uno de los cinco municipios más ricos de la Provincia de Buenos Aires, cuenta con la más grande concentración de countries de la provincia, el Bingo Oasis, el negocio del polo y con el imponente Parque Industrial más grande del País, conformado por más de 200 fábricas, muchas de ellas multinacionales.

Plata para invertir en viviendas, salud, educación y obras públicas hay. Necesitamos ya una reforma urbana integral que comience por un plan de obras públicas, infraestructura y viviendas, para las familias que se encuentran en emergencia habitacional, hay que cobrarles impuestos progresivos a las grandes fortunas de empresarios, el juego, y los terratenientes. Para garantizar que estén al servicio de las grandes mayorías, que estén bajo gestión de los trabajadores y las organizaciones barriales.

El único frente que lo lleva en su programa es el FIT-Unidad, que lleva a Nicolás del Caño como candidato a presidente. Nuestras listas están llenas de candidatos que vivimos en los mismos barrios que vos, que viajamos en el mismo transporte que vos y que nos atendemos en el mismo hospital que vos.

Hay que poner en pie una verdadera fuerza para imponer en la agenda política este plan de viviendas e infraestructura, para que por fin una minoría deje de vivir a costa de la vida y muerte de la mayoría.







Temas relacionados

Derecho a la vivienda   /    Pilar   /    Clarín   /    Zona Norte del Gran Buenos Aires   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO