Sociedad

DESASTRE EN BUENOS AIRES, LA PAMPA Y RÍO NEGRO

Incendios arrasaron con 840 mil hectáreas en tres provincias

Desde noviembre diversos incendios han afectado el sur bonaerense, La Pampa y Río Negro, la provincia más afectada, en un área equivalente a tres veces el Gran Buenos Aires.

Roberto Andrés

@RoberAndres1982

Miércoles 4 de enero | 12:21

Según el laboratorio de Teledetección del INTA Valle Inferior, mientras que en el sur bonaerense (particularmente en Los Patagones) el fuego arrasó con 77 mil hectáreas, en La Pampa la cifra llega a las 300 mil, mientras que en Río Negro, la provincia más afectada, llegaron a ser más de 465 mil las hectáreas arrasadas por el fuego, estimándose pérdidas por $ 240 millones. En esta última provincia, el fuego afectó a unas 13 mil hectáreas en Adolfo Alsina, 179 mil hectáreas en el departamento de Conesa y 273 mil hectáreas en Pichi Mahuida.

En total la ola de siniestros abarcó la extensión de 840 mil hectáreas, un área equivalente a tres veces el Gran Buenos Aires. Se trata mayoritariamente de pastizales para la ganadería bovina y ovina, y de cultivos. La mayoría de los incendios se concentró entre el 30 y el 31 de diciembre, abarcando 215 mil hectáreas en esa fecha, mientras aún persisten doce focos en La Pampa. Además de las hectáreas quemadas, se estima un alto porcentaje de mortandad de animales. “Todavía no se pueden estimar las pérdidas de animales, pero hay mortandad”, indican en el INTA.

Según lo señalado por Defensa Civil a la agencia AFP, este fin de semana tormentas eléctricas provocaron varios incendios sin evacuación de poblaciones. En La Pampa “hay unas 300.000 hectáreas afectadas desde mediados de noviembre. Y, en este momento, tenemos tres incendios activos por tormentas eléctricas ocurridas este último fin de semana, que afectaron otras 50.000 hectáreas”, precisó el subdirector de Defensa Civil de la provincia de La Pampa, Damián Bollack.

“Siempre hay tormentas eléctricas en esta época, pero esta temporada se da una situación atípica: llovió mucho durante el año y crecieron los pastizales y ahora está la sequía y los vientos más fuertes que lo habitual”, detalló. Entre las pérdidas, señaló la muerte de animales silvestres y ganado que no pudo cifrar, así como kilómetros de alambrado quemados.

El foco más grave aún activo está en La Adela, una localidad de 4.000 habitantes, en el sudoeste de La Pampa, ubicada a 800 kilómetros al sur de Buenos Aires, una zona de cría de ganado. La protección de una empresa transportadora de gas y de gasolineras instaladas en la ruta fue el trabajo más intenso. Además, por el incendio se quemaron un centenar de postes de electricidad, lo que dejó sin luz a varias localidades, indicó el intendente de La Adela a Todo Noticias.

A raíz del cambio en la dirección del viento, las llamas se movilizaban a menos de 10 kilómetros del límite entre la provincia de Buenos Aires y La Pampa, por lo que Defensa Civil bonaerense autorizó a bomberos de Bahía Blanca, Monte Hermoso y otros de la zona para combatir el fuego en la localidad pampeana.

En Río Negro, el gobierno abrió un registro de campos disponibles para quienes necesiten trasladar sus animales. Además, se abrió otro registro para ofrecer alimento para la hacienda. El gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, afirmó que en la provincia quedaban ayer tres focos activos y destacó que el “más complicado” es el que se encuentra próximo al "Meridiano V", cerca del límite con provincia de Buenos Aires.

Imágenes satelitales

NASA publicó imágenes satelitales tomadas entre el 29 de diciembre y el 1º de enero de los incendios que azotan la región desde noviembre.

La primera imagen, capturada por el satélite Landsat 8 el 29 de diciembre, muestra el humo que se levanta sobre una zona de bosques al sur del Río Colorado, según el Observatorio de la Tierra de la NASA.


Foto: Earth Observatory - NASA.

La segunda imagen fue tomada el 1º de enero por el satélite Aqua y permite una vista más amplia de los incendios. Los puntos rojos indican los lugares donde el fuego estaba activo. Según la NASA, las nubes de humo se extendían por más de 100 kilómetros al oeste y el sur de Bahía Blanca, mientras que otras surcaban los cielos cerca de la ciudad de Victorica.


Foto: Earth Observatory - NASA.

Causas y monitoreo del INTA

Según un monitoreo de los técnicos del INTA, en la región “la probabilidad de ocurrencia de incendios rurales durante el verano depende de varios factores, entre ellos del combustible fino acumulado y las condiciones ambientales imperantes. La acumulación de material herbáceo en el pastizal natural (gramíneas y dicotiledóneas) capaz de iniciar un foco de incendio, está relacionada con el tipo de monte, el clima y el manejo del pastoreo”.

“Las zonas con mayor riesgo asociado al material combustible disponible, que se observaron en este monitoreo fueron el este y la margen norte en los departamentos de Adolfo Alsina y General Conesa, toda la zona comprendida al este de la ruta nacional 251 en el departamento de Adolfo Alsina. Continuando sobre las márgenes del río Colorado se observó un alto riesgo en el departamento de Caleu Caleu en la Pampa y los partidos de Villarino y Patagones en la provincia de Buenos Aires. En este último caso, el riesgo es alto en toda la zona cercana al límite con Río Negro en el meridiano V”, señala el reporte de monitoreo del INTA.








Temas relacionados

Ecología y Medioambiente   /    Provincia de Buenos Aires   /    Río Negro   /    La Pampa   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO