Internacional

EBOLA GRAN BRETAÑA

Ingresan a trabajadora de la salud con Ébola en hospital de Londres

La mujer llegó al hospital Royal Free de la capital -centro designado para el tratamiento del ébola en Gran Bretaña-, en una ambulancia acompañada por varios vehículos policiales.

Miércoles 31 de diciembre de 2014 | Edición del día

Fotografía: REUTERS-Neil Hall

El martes por la mañana, una trabajadora de la salud que fue la primera persona en ser diagnosticada con ébola en Gran Bretaña arribó a un hospital de Londres, procedente de Escocia para someterse a tratamiento, luego de contraer la enfermedad en África Occidental.

La principal ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, dijo que "La última información que tenemos sobre la condición de la paciente es que está tan bien como puede esperarse en estas circunstancias".

La cadena BBC identificó a la paciente como Pauline Cafferkey, una enfermera con 16 años de experiencia que normalmente trabajaba en un centro de salud escocés. Había trabajado en África Occidental con la organización de ayuda humanitaria Save the Children, viajó desde Sierra Leona a Glasgow el domingo por la noche en un vuelo de British Airways vía Casablanca, en Marruecos, y el aeropuerto Heathrow de Londres.

Se le diagnosticó el mortal virus el lunes tras desarrollar síntomas durante la noche y fue tratada inicialmente en el Hospital Gartnavel de Escocia. Los medios locales dicen que la enfermera tiene entre 30 y 40 años.

La "unidad de aislamiento de alto nivel" del hospital permitirá a los médicos tratar a la paciente de forma aislada, lo que limitará la posibilidad de propagación de la enfermedad, que se transmite por contacto con fluidos corporales.

El primer ministro británico, David Cameron, presidía una reunión del comité de respuesta a emergencias para discutir el caso, dijo su oficina.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo el lunes que el número de personas infectadas con ébola en los tres países de África Occidental más afectados por el brote -Sierra Leona, Liberia y Guinea- ha sobrepasado las 20.000, con más de 7.842 muertes hasta el momento.

Por su parte, las autoridades escocesas dijeron que la enfermedad de la trabajadora fue diagnosticada en una etapa temprana, lo que significa que el riesgo para otros es considerado extremadamente bajo, pero que estaban investigando todos los posibles contactos con la paciente.

Este año, el hospital Royal Free trató exitosamente a otro trabajador humanitario británico, William Pooley, quien regresó al país para recibir tratamiento luego de que se le diagnosticara ébola en Sierra Leona.

Sturgeon dijo que un segundo paciente en Escocia era sometido a análisis por el virus tras regresar de África Occidental, pero existían muy pocas probabilidades de que sufriera la enfermedad ya que no había tenido contacto con personas infectadas.

Otra persona también era sometida a análisis en Cornualles, en el sur de Inglaterra, y se encontraba en una unidad de aislamiento, según un comunicado de Salud Pública. Los resultados de los análisis podrían tomar al menos 24 horas, agregó.

Agencias: Reuters







Temas relacionados

Ébola   /    Reino Unido   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO