Política

RENOVACIÓN DEL PJ

Insaurralde: precarización y persecución color esmeralda en Lomas de Zamora

El intendente impulsa la renovación del peronismo, mientras mantiene con contratos precarizados y sueldos bajo la línea de indigencia al 60% de los trabajadores y las trabajadoras y persiguiendo a quienes se organizan.

Laura Magnaghi

Junta Interna ATE Hospital Alende; dirigente del PTS e integrante de la CD de ATE Sur

Miércoles 31 de agosto de 2016 | 00:00

Hace poco Martín Insaurralde conformó el Grupo Esmeralda con otros intendentes del Gran Buenos Aires como Juan Zabaleta (Hurlingham), Mariano Cascallares (Almirante Brown), Gustavo Menéndez (Merlo), Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas), Fernando Gray (Esteban Echeverría).

Este grupo es uno de los tantos agrupamientos surgidos al calor de la actual crisis del peronismo luego de la derrota electoral. Ahora intentan unirse a "nuevos" gobernadores peronistas como Gustavo Bordet (Entre Ríos), Sergio Uñac (San Juan); la represora de docentes y estatales Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Sergio Casas (La Rioja), Juan Manzur (Tucumán) y Domingo Peppo (Chaco) para enarbolar la “segunda renovación” del PJ.

Según ellos, este espacio, de conformarse, retomaría el camino de Antonio Cafiero, quien también intentó a mediados de los años 80 renovar el peronismo luego de otra derrota electoral, aquella vivida en 1983 luego de la “quema del cajón” por parte de Herminio Iglesias y que terminó con la llegada de Menem y su plan neoliberal. Al igual que los de ayer, los renovadores de hoy no tienen nada nuevo que mostrar para los trabajadores, las mujeres y la juventud. Ese es también el caso de Martín Insaurralde.

Desde el primer momento, y mientras buscan un nuevo líder del PJ, el grupo Esmeralda se ha mostrado muy predispuesto a acompañar al gobierno de Vidal, a quien le votó el presupuesto a cambio de financiamiento para la Policía Local y de pactar la suspensión de las paritarias en el ámbito municipal.

En Lomas de Zamora, la Esmeralda brilló por su ausencia

Rara oposición al PRO es la que enuncia Martín Insaurralde cuando no hace mucho declaraba en una entrevista en La Nación con el periodista Juan Miceli que “Vidal hizo lo que no hizo ningún gobernador”, o que “Vidal tiene un trato amistoso y profesional con los intendentes”.

En Lomas de Zamora, Insaurralde, al igual que el resto de los intendentes, se encuentra en la ilegalidad al no implementar la Ley de paritarias municipales N° 14.656 que fue votada meses atrás en la Legislatura Porteña, y suspendida en un acuerdo con Vidal a cambio de votarle el presupuesto que contiene uno de los endeudamientos más grandes que, como siempre, pagamos los trabajadores y el pueblo.

La suspensión de esta ley, más allá de su límites - tal como en su momento lo denunció mi compañero Christian Castillo, diputado provincial del Frente de Izquierda (MC)-, obligaba a los intendentes a que los contratados tenían que ser efectivizados a los 2 años. La ley posibilitaba mínimos cambios favorables para los trabajadores, a los que estos intendentes Esmeraldas se oponen rabiosamente.
En la actualidad, alrededor de la mitad de los trabajadores y las trabajadoras municipales son contratados y la gran mayoría ya lleva entre 5 y 10 años sufriendo la precarización laboral. Uno de esos casos es el de Paola, que denunció en La Izquierda Diario su situación, cobrando repercusión en el distrito por otros medios de comunicación que hicieron eco de su denuncia. Como si esto fuera poco, los compañeros contratados, son en un alto número mujeres, que en muchos casos son sostén de hogar y se les niega el cobro de la asignación por hijo. El “renovador” Insaurralde no solo trata a las contratadas como trabajadoras de segunda sino que también lo hace con sus hijos. Una vergüenza. Para completar la “obra de este renovador”, los trabajadores del municipio cobramos salarios alrededor de los $ 5000 cuando la canasta familiar está arriba de los $ 19.000.

El caso antes mencionado de Paola, y sus 10 años de contratada, no solo muestra la precarización sino también la persecución política que lleva adelante Insaurralde. Ella es parte de la Junta Interna del Hospital Oscar Alende de Ingeniero Budge que sigue sin ser reconocida a pesar de representar a la mayoría de los trabajadores del hospital; el intendente “renovador” es un fiel amigo de la vieja burocracia sindical y para ello llega al extremo de incumplir el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la PBA que se pronunció a favor del reconocimiento de ATE en el ámbito de los trabajadores municipales manteniéndose en la más absoluta ilegalidad.

Insaurralde un nuevo Barón del Conurbano

Martín Insaurralde, quien comenzara su militancia política en las filas del duhaldismo, surgió en el año 2011 como la renovación a los viejos Barones del conurbano. Sin embargo, rápidamente se convirtió en un nuevo "Baroncito". Similar camino hizo Darío Giustozzi en Almirante Brown.

Para muestra basta un botón. El PJ es algo irreformable y las supuestas "renovaciones" son un fraude para mantener con vida un partido que todos conocemos por aplicar ajustes y tarifazos, por ser el partido de las patotas y de la burocracia sindical, de la corrupción metida en los bolsos llenos de dólares del kirchnerista López. Un partido que es el puño de acero contra la juventud en los barrios de la mano de los punteros políticos y la mafia policial. Están enquistados hace años en el poder y por todo eso los que surgieron en 2011como “el peronismo joven” terminaron siendo lo mismo que “los viejos”.

Es necesario que los trabajadores, las mujeres y la juventud nos organicemos con un programa independiente de cualquier variante patronal y sus representantes. Esto es lo que venimos haciendo desde el PTS en el Frente de Izquierda con Myriam Bregman y Nicolás del Caño, proponiéndonos organizar la resistencia para parar el ajuste de Macri, los gobernadores y los intendentes ajustadores tanto de Cambiemos como del PJ.







Temas relacionados

Grupo Esmeralda   /    ATE Sur   /    María Eugenia Vidal   /    Hospital Alende   /    Lomas de Zamora   /    Martín Insaurralde   /    Ingeniero Budge   /    Provincia de Buenos Aires   /    Zona Sur del Gran Buenos Aires   /    Salud   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO