Juventud

MOVIMIENTO ESTUDIANTIL

Estudiantes del Instituto Nacional por el fin de Aula Segura y Admisión Justa

Estudiantes del Instituto Nacional levantan petitorio que será votado este miércoles 22, integrando demandas desde la educación no sexista hasta el rechazo a la represión y el TPP-11 ¿Se puede abrir un nuevo flanco para el gobierno?

Exequiel Trujillo

Estudiante de Sociología en la Universidad de Chile

Martes 21 de mayo | 07:15

Las tretas del alcalde

El alcalde de Santiago, el derechista Felipe Alessandri (RN) esta llevando un plan llamado “10 medidas urgentes para devolver el Instituto Nacional a sus alumnos”. Entre estos puntos se encuentran la intromisión no solo de FF.EE. en el establecimiento, sino que también de la PDI, además de pedir mayor resolución desde la dirección del establecimiento, y con el apoyo de los sectores más a derecha de apoderados y ex-estudiantes, la revisión de las mochilas de estudiantes por parte de apoderados y personal municipal, despolitizar el liceo, entre otros.

Básicamente, lo que pretende Alessandri se puede resumir en aumentar las facultades represivas, disminuir la capacidad de defensa de estudiantes frente al ingreso de FFEE, aumentar los medios punitivos para enfrentar los problemas y atacar a la izquierda, especialmente a los sectores que más se dispongan a enfrentar las reformas y ataques del gobierno de derecha y de la misma alcaldía (lo que Alessandri llama "despolitizar" el liceo).

Sin embargo, hay una de las "10 medidas urgentes" que pareciera a simple vista ser un tanto contradictorio con lo anterior. El séptimo punto refiere a pedir un petitorio a los estudiantes del Instituto Nacional, el cuál ya está publicado y pasará a votarse este miércoles 22. Pecando de ingenuidad, esta medida sería un llamado al diálogo, un llamado a escuchar al estudiantado.

Te puede interesar: Sigue la Guerra contra los estudiantes del Nacional: Alessandri quiere revisar todas las mochilas

¿Qué es lo que pretende realmente el alcalde?

La verdad es que Alessandri debe enfrentar el problema de reprimir ganando el apoyo de un sector de la comunidad educativa. Para esto juega estas tretas, estrechando una mano para recoger un petitorio, mientras que con la otra le abre las puertas del Instituto Nacional a la PDI, a parte de su personal municipal y le entrega mayores facultades a FF.EE.

Dice que sus medidas son para "devolver el Instituto Nacional a sus alumnos", cuando en realidad lo que busca es destruír los cuestionamientos por izquierda y hacer del Instituto Nacional una especie de panóptico donde el Instituto Nacional se entregue no a sus estudiantes, sino que a apoderados de derecha, a la dirección autoritaria y a FFEE. Los estudiantes del IN y quienes estudiamos en la Universidad de Chile ya conocemos hace muchos años el diálogo de lacrimógena, palos, balines y montajes que proviene de Fuerzas Especiales y la Policía de Investigaciones.

Estudiantes del Instituto Nacional en la mira

¿Pero por qué el alcalde ha puesto el ojo sobre el Instituto Nacional? Los medios hegemonicos saldrán a decir que es por la violencia, por mólotovs, o hasta porque "los estudiantes querían incendiar el establecimiento". Lo que ocultan son los gritos del estudiantado, el por qué FF.EE. llega a ingresar al establecimiento a realizar detenciones arbitrarias, a golpear estudiantes y a inhundar las inmediaciones con gases lacrimógenos.

El Instituto Nacional ha estado en la escena nacional hace decenas de años, pero últimamente en un marco de debilidad del gobierno y debilitamiento de la organización estudiantil a nivel federativo ha resaltado por conformarse como una vanguardia de las luchas estudiantiles, aunque de manera muy aislada.

Este petitorio se encuentra dividido en interno/externo y además posee subdivisiones de tiempos (demandas de corto, medio y largo plazo). Entre las internas se encuentran varias cuestiones ligadas a educación sexual y no discriminación por género, fomentar la relación interestamental, protocolos contra violencia de género y contra la persecución política, así como un protocolo de movilizaciones principalmente para reponer el horario protegido y para evitar problemas académicos a la hora de haber movilizaciones. También un protocolo en caso de plagas, frente a una actual plaga de ratones que es un potencial problema de salubridad.

En cuanto al "petitorio externo" se encuentra la derogación de la Ley de Aula Segura, desmunicipalización efectiva y fin al sistema de financiamiento por voucher, rechazo al proyecto de ley Admisión Justa, rechazo al proyecto de ley de Control preventivo de identidad a menores, implementación de opción vegana junaeb a nivel nacional y el rechazo al TPP-11.

¿Hacia dónde va el Instituto Nacional?

Este miércoles 22 será votado este petitorio y luego será llevado en una marcha hasta la municipalidad de Santiago. Lo más probable (basándonos en las experiencias a lo largo de los años) es que Alessandri tome el petitorio para satisfacer algunas de las propuestas, a la vez que reafirma la necesidad de entrar con mayor fuerza al aparato represivo y de atacar a la izquierda. Es decir, el petitorio, que es un programa de los estudiantes organizados del IN, para ser conquistado necesita demostrar una gran fuerza, y necesita por sobretodo rechazar todo intento de Alessandri y del gobierno por inmiscuirse aún más en la organización estudiantil, a la vez que pasar de ser un ejemplo a buscar la coordinación con otres estudiantes.

El petitorio externo expresa de lo más avanzado que hemos visto los últimos meses dentro del movimiento estudiantil: el rechazo al TPP-11 y el rechazo a las medidas de la derecha para reprimir, perseguir políticamente y segregar a estudiantes. La asamblea de este miércoles puede ser un punto de inflexión si es que pasa más allá de ser un petitorio de respuesta a una de las medidas de Alessandri, si pasa a ser una instancia articuladora de mínima del movimiento estudiantil secundario.

La forma de que este petitorio tenga sentido es que, por una parte sea efectivamente la expresión de lo que quiere conquistar el estudiantado del IN, y por otra que pase a ser una guía de objetivos a conquistar por medio de la acción. Los estudiantes del Instituto Nacional pueden convocar a un encuentro de estudiantes secundarios para echar abajo Aula Segura, el proyecto de Control Preventivo de Identidad a Menores y el de Admisión Justa, porque es la lucha de eses cientos de estudiantes que respiran los gases tóxicos de la policía, que sufren montajes en sus propios lugares de estudio y que se les persigue por hacer política en decenas de colegios, liceos e institutos a lo largo de todo el país. Esto sería un importantísimo punto de apoyo para enfrentar al TPP-11.

A modo de cierre: El alcalde quiere jugar al diálogo y los estudiantes del IN pueden quitarle esa mascara. De fondo la propuesta de petitorio puede ser tomada fácilmente por la alcaldía para entregar pequeñas cuestiones, y un par de promesas.

La verdadera victoria llegará cuando vean que la lucha no se detendrá con pequeñas concesiones, que tras las invitaciones de diálogo se encuentra un régimen heredado de la dictadura que estaremos dispuestes a derribar.






Temas relacionados

Felipe Alessandri   /   Instituto Nacional   /   Criminalización de la juventud   /   Santiago de Chile   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO