Política

Jujuy: finalmente intervinieron al Partido Justicialista

Luego de un dilatado proceso el Consejo Nacional Partidario dispuso la intervención del PJ jujeño. A tal fin designó al ex gobernador mendocino Celso Jaque.

Viernes 2 de diciembre de 2016 | 13:06

El día de ayer quedará marcado como una fecha a destacar por los peronistas jujeños ya que la dirección del Consejo Nacional del Partido Justicialista decidió la intervención del distrito electoral Jujuy. Para ello designó al ex gobernador de Mendoza Celso Jaque, y la decisión tomada es “ad referendum” del Congreso Nacional Justicialista que deberá ratificarla en su próxima sesión.

El interventor tendrá un plazo no mayor de 365 días para normalizar el distrito y se prevé la realización de nuevas elecciones de autoridades.

La polémica decisión fue tomada en la reunión que fuera convocada a tal fin y con el objeto de tratar la cuestionada presidencia del PJ jujeño, hasta este momento en manos del vicegobernador massista Carlos Haquim (FR) que se alzó con este cargo el 29 de marzo pasado, desplazando al derrotado Eduardo Fellner ex gobernador y ex presidente del PJ Nacional.

Como principales argumentos de tal medida estuvieron presentes la cuestionada elección partidaria que posicionó a Haquim al frente de la presidencia, los dichos de este rindiéndole incondicional lealtad a su compañero de fórmula, el ahora gobernador radical Gerardo Morales y por este motivo en el texto de la resolución adoptada por el Consejo Nacional de PJ, afirmaron “el partido se quiso poner al servicio de Cambiemos” e hicieron alusión a los aprietes que el mismo vicegobernador hizo a intendentes del PJ-FPV fellnerista durante las últimas semanas.

El cónclave pejotista fue presidido por el senador nacional y presidente actual del PJ, José Luis Gioja, contó también con la presencia de diversos consejeros nacionales entre los que se destacan el ex gobernador bonaerense Daniel Scioli, Fernando Espinoza, Lucía Corpacci, Beatriz Alperovich, Juan Manuel Abal Medina, Omar Perotti, Gildo Insfrán y Miguel Ángel Pichetto entre otros referentes nacionales.

Otro capítulo de la interna del PJ

Sin dudas el Consejo Nacional del justicialismo se tomó su tiempo para decidir sobre la situación del distrito Jujuy que es ahora considerada irregular. Según trascendidos en los medios la “demora” fue por una búsqueda de acuerdos de un sector del PJ con Sergio Massa que finalmente no prosperó.

El cambio de ritmo viene sonando con la apertura de la carrera electoral del 2017 iniciada por el mismo gobiernos de Cambiemos y los gobernadores del PJ, como también el massismo, que se sumaron a la competencia. Y en el plano de la provincia de Jujuy, mientras se alista el panorama electoral, el oficialismo de Morales-Haquim se ve incomodado por la resolución de la Comisión de Trabajo de la ONU que exige la libertad inmediata de Milagro Sala, y ahora también por declaraciones en igual sentido del titular de la OEA, Luis Almagro.

Dentro del PJ se viene dando una puja por cómo resolver sus internas de cara a la madre de todas las batallas que es la provincia de Buenos Aires. El sector que rompió este año con el FPV y armó su propio bloque de diputados liderados por el ex dirigente de La Cámpora, Diego Bossio, está en una intensa disputa con el FPV de Cristina Fernández y Máximo Kirchner; pero también con Sergio Massa que no quiere perder pisada en este distrito electoral clave y ensaya alianza con Margarita Stolbizer.

En el caso de Celso Jaque ahora devenido interventor del PJ jujeño, afirman que es uno de los creadores del PJ-Bossio, y es un hombre de la derecha peronista que en su gobernación (2007-2011) nombró en cargos de inteligencia y de seguridad a miembros de las fuerzas represivas durante la última dictadura por lo cual recibió múltiples denuncias de organismos de derechos humanos.

La intervención en Jujuy se puede ver como un guiño al sector del PJ-Bossio y al fellnerismo que alineó sus diputados nacionales (Tenor y Snopek) al sector del ex titular de la Anses, y votaron al igual que los senadores (Fellner) las principales leyes que impulsó Cambiemos como el pago a los “fondos buitres”, la Ley de Blanqueo o el Presupuesto de 2017 -esta última junto con la mayoría de las bancadas del FPV- que implica un ajuste en los fondos destinados a salud, educación y vivienda en privilegio del pago de intereses de la deuda externa.

El sector que saldría perdedor es el massismo jujeño que en su alianza con Gerardo Morales pretendía “ir por todo” y hacerse del PJ local manteniendo un pie dentro del gobierno del radical Morales alineado con Cambiemos.

De concretarse la intervención el gobierno de Morales-Haquim sumaría un obstáculo en su plan de integrar al PJ a Cambiemos anulando el histórico bipartidismo peronista-radical. Sin embargo, la posibilidad que el fellnerismo (o lo que queda de él) pueda disputar el PJ local, no significa que la conformación de un régimen de gobierno de derecha iniciado por Morales se detenga. Recordemos que fue el PJ fellenrista, el que mientras durante todo el año votó las leyes de Cambiemos dejó pasar la avanzada persecutoria a los opositores, incluso la detención de su ex socia electoral Milagro Sala; como así también los ataques a los dirigentes obreros y sus organizaciones que enfrentan el ajuste del gobierno.







Temas relacionados

Carlos Haquim   /    Intervención   /    Eduardo Fellner   /    PJ   /    Jujuy   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO