Juventud

GATILLO FÁCIL

Rosario: “Justicia por Dante Fiori”

Se realizó la tercera marcha en reclamo por el joven asesinado hace 15 días en la esquina de Esmeralda y La Paz, en barrio la sexta. Su familia niega la versión oficial del intento de robo y culpan al oficial Sigulin por el asesinato.

Jazmín Levi

Periodista. Miembro del CeProDH

Viernes 1ro de mayo de 2015 | Edición del día

Caminando por la paz, en barrio la sexta se ven las pintadas a lo largo de dos cuadras: “Justicia por Dante”, “Basta de gatillo fácil”, “Sigulin asesino”. Pasando Chacabuco se encuentra un descampado donde niños juegan al futbol, en el fondo vive una familia desgarrada de dolor y llena de impotencia. Allí se encuentra Noemí, madre de tres hijos y uno que ya no está, sentada y paciente, con una mirada triste y los ojos cansados. En la tarde de ayer familiares y amigos se preparaban para una nueva jornada de pedido de justicia, porque ya no tienen a Dante Fiori. El joven de 25 años fue asesinado hace 15 días, en la esquina de La Paz y Esmeralda por un policía de investigación llamado Luciano Carlos Sigulin.

Dante era un joven carnicero y panadero de oficio, trabajaba en un supermercado chino, tenía un hijo de seis años que hoy pregunta: “¿Que colectivo me tengo que tomar para ir al cielo a visitar a mi papá?”. Dante había estado detenido en la comisaría 18 por resistencia a la autoridad, cinco días después de su salida, una madrugada recibió cuatro tiros que terminaron con su vida. Un policía que según cuentan los familiares del joven, no es del barrio pero frecuentaba un departamento cercano a la escena del crimen, lo baleó sin motivos. Dante no estaba cometiendo ningún delito, aunque la versión oficial diga que fue en un intento de robo, personas presentes en el momento de los hechos niegan esta posibilidad. Algunos vecinos hicieron circular la información de que Dante solía robar en la zona, sin embargo la familia lo desmintió. Aseguraron que era un joven callado, que siempre compartía todo, le gustaba mucho juntarse con su familia y amigos. “Trabajaba y todos los domingos traía el asado”, agregó su mamá, Noemí.

“Dante vino a casa con sus hermanas a buscar una campera, volvió a salir y a los pocos minutos escuché los tiros, salimos y se veía gente amontonada pero no veíamos mucho. Nos acercamos y ya estaba la policía impidiendo el paso, había un hombre en el suelo pero no veíamos si era mi hijo, preguntamos y nos dieron descripciones diferentes a las de Dante. Lo reconocimos porque vimos la camiseta de Argentina que llevaba puesta, al rato nos dijeron que vayamos a la morgue a reconocerlo, esto ocurrió tipo cinco de la mañana, recién las ocho nos dijeron que era Dante a quien habían asesinado”, explicó la mamá del joven a La Izquierda Diario.

La familia de Dante Fiori contó a La Izquierda Diario que minutos después del asesinato un vecino les gritó: “Yo vi todo, se como fue” y los policías lo apartaron y le respondieron: “Tomatelas de acá”, con esta persona no volvieron a tener cercanía y no tienen testigos para la causa. Al respecto una de las tías declaró: “Los vecinos vieron como fue todo, pero al tratarse de un policía tienen miedo y no quieren hablar”. Personas del barrio lo vieron a Dante con las manos levantadas, sin arma y la botella que llevaba en su mano quedó tirada en el suelo.

Las balas que recibió Dante eran 9 milimetros, de un arma reglamentaria de la policía, por lo que no se puede negar que Sigurin fue quien lo asesinó, quien testificó que lo mató en un intento de robo. La autopsia estará dentro de 20 días aproximadamente. Los abogados defensores del joven son Aurelio Cuello Murba, Martin Scoco y Hernan Bonoris. “Tuvo la mala suerte de cruzarse con un asesino suelto, vamos a seguir hasta el final porque queremos justicia”, expresó una de sus hermanas.

La familia de Dante sostiene que el no llevaba ningún arma, que se la plantaron y que la policía fue cómplice en todo momento. Una de sus hermanas contó: “Hace unos días fui a visitar a familiares a barrio La Granada, hubo un tiroteo y los vecinos se acercaron a ver lo que pasaba y uno de los policías le respondió ´nosotros a los cacos tenemos orden de matarlos´, es así, esto pasa en todos los barrios, vienen a matarnos”. Continuando el relato contaron a La Izquierda Diario que en el perfil de facebook de la Asociación Profesional Policial de Santa Fe publicaron fotos del cadáver de Dante junto al mensaje “uno menos”.

En la tarde de ayer, se llevó a cabo la tercera marcha de pedido de justicia. Al grito de: “Dante presente”, alrededor de 30 personas se movilizaron y cortaron la calle para hacer escuchar su reclamo. Volanteando el texto: “Señor vecino no sea cómplice de este asesino, acerque información a los familiares de la víctima, todos podemos ser víctimas de un gatillo fácil”, rodeados por cuatro comandos con más de 20 efectivos, con llantos y bronca se hicieron presentes en la esquina de La Paz y Esmeralda. “Todos estamos preocupados por la inseguridad, pero matar pibes no es solución”, gritaba una de las tías de Dante.

Una familia que asegura conseguir justicia aunque a Dante no lo recuperen, denuncia que saben que no es un caso aislado, que en Rosario muchos jóvenes son víctimas de abuso de autoridad o de gatillo fácil y que quieren contactarse con las demás familias para luchar juntos. Aseguran conocer los mecanismos de la policía: “Acá no aparecen nunca, cuando detienen a algún pibe por robo lo mandan a robar para ellos y si no se complica todo”, expresó una de las presentes en la marcha. Un joven menos y un nuevo pedido de Justicia en Rosario.







Temas relacionados

Dante Fiori   /    Policía del gatillo facil   /    Gatillo fácil   /    Libertades Democráticas   /    Juventud   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO