Cultura

MÚSICA // RAP

Kase.O en el Luna Park: el rap es mensaje

Javier Ibarra Ramos, mejor conocido como Kase.O, se presentó el jueves 12 de abril en el Luna Park.

Domingo 15 de abril | Edición del día

El miembro de la célebre banda de rap Violadores del Verso (Doble V) volvió al país a presentar por segunda vez El Círculo, su nuevo disco solista, en el marco de la gira internacional que está llevando a cabo. Estuvo acompañado por el DJ R de Rumba (también de Violadores) y El Momo, un joven MC que se encargó de hacer los coros. El show, que contó con la participación especial de Militantes del Clímax como banda soporte, volvió a demostrar que Kase es el Máximo Exponente del rap español.

Como el año pasado, cuando se presentó en Groove y agotó las localidades, la puesta en escena ya indicaba lo que sería esa noche: cero decorado, mucha iluminación y puro rap. Tan solo un círculo construido a base luces y una mesa con la bandeja de DJ ocupaban el escenario. Antecedido por Militantes del Clímax, una de las bandas más importantes del rap en argentina, Kase.O apareció en el escenario de la mano de la introducción El Círculo, haciendo vibrar al público, que desde ese entonces no dejó de corear los temas. El poeta demostró una energía inagotable, y rapeó con la intensidad y la frescura que lo caracterizan.

Con el sólido respaldo de R de Rumba, Ibarra diagramó un recital para esa división entre el público que estableció al comienzo: aquellos que escuchaban más a los Violadores y los que lo conocieron a partir de su etapa solista. Ningún tema del álbum fue dejado de lado, y gracias a la magia de Rumba, que demuestra estar cada vez más en sintonía con Kase, los fanáticos pudieron disfrutar de un increíble medley (N. del Ed: popurrí, cuando se mezclan varios temas que forman uno) con muchos de los grandes éxitos que Ibarra interpretó en Violadores.

En este recital, los relatos no fueron dejados de lado. Antes de comenzar con Mazas y Catapultas, la apuesta más arriesgada del disco, contó una historia sobre una novia suya a quien visitó para cantarle una serenata. A eso le siguió Mitad y Mitad, un tema erótico con el que Kase.O logró enloquecer a las mujeres. Además, como ocurrió el año pasado en Groove cuando el rapero argentino Klan se subió a rapear, Kase compartió escenario con Muphasa, uno de los ideólogos de El Quinto Escalón.

Pero también hubo tiempo para la política y el recuerdo a los olvidados de todo el mundo, a los que Ibarra envió un mensaje de paz. El antirracismo también se hizo presente, cuando Kase hizo subir al escenario a Sebastián, un niño de cuatro años cuya técnica para hacer beatboxing podría ser la envidia de cualquier rapero. Seguramente cumpliendo un sueño, el afortunado hizo la base para que el poeta pueda rapear su estrofa en la canción Rap vs. Racismo, un tema en el que colaboran 13 raperos españoles.

Uno de los momentos más intensos del recital fue cuando a Javato le cayó desde el público un pañuelo verde, con el cual cantó todo un tema y, al finalizarlo, lanzó un mensaje apoyando la lucha de las mujeres que “deben ser libres en todos los aspectos”.

Sobre el final, llegó el momento más íntimo, cuando cantó Basureta, una canción que habla sobre sus fantasmas personales. La sensibilidad dio paso al cierre con Outro, cuyo mensaje pidió repetir al público: "cuanto más amor das, mejor estás". Con más de dos horas de show y un repertorio que recorrió toda su carrera, Kase.O demostró que el rap español sigue más vigente que nunca y que el mensaje es lo importante.








Temas relacionados

Cultura    /    Rap   /    España   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO