Sociedad

Impunidad empresarial, complicidad estatal

Klaukol, el “Chernobyl” de La Matanza que Magario y Vidal ocultan

Un fuerte testimonio de los vecinos de Virrey del Pino, que denuncian la cantidad de muertos y enfermos de cáncer que producen los desechos de la empresa. Algo que el Estado municipal y provincial saben perfectamente. Pero Magario y Vidal eligen la ganancia empresaria a la vida de los vecinos.

Martes 17 de septiembre | 00:05

Los vecinos del barrio Las Mercedes acampan frente a Klaukol esperando ser escuchados

La empresa continúa en actividad pese a las denuncias efectuadas por vecinos del barrio Mercedes desde hace más de diez años. Más de cien casos de cáncer, artrosis y enfermedades digestivas producto de la toxicidad causada por el sílice que despiden las chimeneas de la fábrica.

Los propios organismos estatales de la provincia – como la Organización Provincial para el Desarrollo Sustentable de la Provincia de Buenos Aires (OPDS) y la Autoridad de la Cuenca Matanza Riachuelo (Acumar) - luego de las pericias realizadas las han catalogado dentro de la categoría “contaminante nivel 3”. Es decir, que por los residuos que genera no podría funcionar ni en un parque industrial, debería estar alejada de toda población y en una zona rural.

Te puede interesar: "Klaukol factura, los funcionarios miran para otro lado, nosotros morimos"

Pero está a sólo una angosta calle de distancia del barrio Las Mercedes, regándo con sílice las casas de los vecinos. Ellos, organizados hace tiempo, han realizado acampes, huelga de hambre, denuncias en todos los organismos, juzgados y fiscalías existentes por las enfermedades graves relacionadas a la actividad de Klaukol. Pero la impunidad por ahora tiene más fuerza.

Susana Aranda, una de las referente de vecinos autoconvocados y de las primeras en denunciar la contaminación, ante la falta de respuestas llegó al límite de la desesperación declarando que se va a realizar su propia eutanasia para no morir cuando el gobierno o klaukol lo dispongan encerrada en su casa. Cómo último intento porque su voz se escuche.

Desde La Izquierda Diario realizamos un extenso informe con testimonios de algunos vecinos, que relatan crudamente la gravedad de la situación exponiendo la complicidad de los gobiernos de turno para con la empresa que ponen en riesgo la salud de miles de habitantes de Virrey del Pino y trabajadores de la zona.
"Nos han condenado a muerte. Una muerte lenta y dolorosa" fueron algunas de las declaraciones de Susana ante la ausencia de soluciones concretas de parte de la Intendencia y la Gobernación de la provincia. Parex Klaukol (ahora vendida al grupo Sika) es una multinacional que ha triplicado la producción y por ende sus ganancias a costa de la salud de los matanceros.

El daño ambiental causado hace que hoy por hoy no alcance con cerrar la fábrica y mudarla a una zona rural, ya que recién en 60 años podría recuperarse el medio ambiente de los daños padecidos. Sin embargo, mientras las chimeneas sigan despidiendo sílice, el aire respirable estará totalmente contaminado a riesgo de que el viento pueda transportarlo a varios kilómetros más, propagando el radio de la zona de peligro.

Te puede interesar:Klaukol persigue a periodista que difundió denuncias de contaminación

¿Las ganancias de una empresa son más importantes que la vida, la salud y el medio ambiente? Magario y Vidal con su complicidad responden claramente que sí. Tanto ellas como los jueces y fiscales que han tomado la causa siempre le dan la misma respuesta a los vecinos: “tengan paciencia que ya Klaukol se va a reconvertir”. Mientras tanto los vecinos siguen muriendo. Pero cuando los vecinos protestan, el Estado no espera y enseguida manda a la policía a desalojarlos.

Es precisamente frente a casos como este que muestran la brutalidad e impunidad del sistema capitalista, cuando desde el Frente de Izquierda – Unidad se sostiene que es urgente “invertir las prioridades” y que “nuestras vidas valen más que sus ganancias”. Desde La Izquierda Diario seguiremos junto a los vecinos realizando estas denuncias, para terminar con la barbarie de estos empresarios y su gobiernos cómplices.







Temas relacionados

María Eugenia Vidal   /    Klaukol   /    Verónica Magario   /    Contaminación   /    Impunidad   /    La Matanza   /    Ecología y medioambiente   /    Zona Oeste del Gran Buenos Aires   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO