Mundo Obrero

MUNDO OBRERO

La CGT negocia contrataciones para las empresas y sigue olvidándose de los trabajadores

Ayer la central sindical se reunió con Emilio Monzó y negociaron un aumento en la participación de los empresarios nacionales en licitaciones público privadas.

Hernán Pary

@hernanpary - Lic. en Comunicación Social

Jueves 3 de noviembre de 2016 | Edición del día

Foto Ámbito.com

El triunvirato de la CGT dirigido por Héctor Daer, Carlos Acuña y Juan Carlos Schmid (junto a otros dirigentes gremiales) se reunió ayer con Emilio Monzó, presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, para pedir una mayor participación (de 25 % a 33 %) del empresariado nacional en licitaciones para obras de infraestructura.

Mientras los trabajadores perdieron en el año, según diversas estimaciones, un promedio de entre el 7 y el 8 % de su salario por el ajuste de Cambiemos, la CGT presionó al gobierno para generarle mayores beneficios a los empresarios. Ayer el triunvirato de la burocracia sindical cerró un acuerdo con el titular de la Cámara Baja en donde buscan garantizar un 8 % de aumento en la participación de licitaciones público-privadas para sus aliados: los empresarios nacionales.

Te puede interesar ¿Cuándo perdió el salario y cuál debería ser el monto del bono de fin de año

“Los dirigentes de la CGT vinieron a plantearnos su preocupación por la participación nacional en los contratos de participación pública privada y acordamos elevar de 25 a 33 por ciento la participación del empresario nacional”, declaró Monzó.

En la reunión también se hicieron presentes Nicolás Massot, jefe del bloque del PRO, y Luciano Laspina, presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda. El proyecto que trata los contratos de Participación Público-Privada volvió a comisiones la semana pasada por lo que se volvió a tratar el día de ayer, en donde se aprobó este beneficio patronal.

Mientras el oficialismo busca atraer inversiones extranjeras, la CGT se preocupa por los empresarios nacionales y se olvidó de las medidas de fuerza a favor de los trabajadores, a lo que buscan conformarlos con un bono de $ 2.000, que encima no será pagado por más de la mitad de las empresas.

Una vez más, la dirigencia sindical deja en claro de qué lado está. Nada que sorprenda pero sí mucho que vuelve a indignar.

Te puede interesar La CGT promete un diciembre sin mayores problemas







Temas relacionados

Proyecto de participación pública privada   /    Emilio Monzó   /    CGT   /    Salarios   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO