Política

AJUSTE

La Corte avaló el tarifazo de luz: el 16 todos a las calles contra el ajuste

El tribunal que el pueblo no votó avaló el aumento de luz en provincia. El macrismo apura reuniones en Casa Rosada buscando consenso para el aumento de gas. La izquierda convoca a movilizarse el 16.

Fernando Scolnik

@FernandoScolnik

Miércoles 7 de septiembre de 2016 | Edición del día

Fotografía: Paco Urondo

El aumento en las tarifas eléctricas de la Provincia de Buenos Aires se hallaba suspendido debido a que la Sala II de la Cámara Federal de Apelaciones de La Plata había hecho lugar a una medida cautelar contra el incremento.

Sin embargo, ayer la Corte Suprema de Justicia de la Nación revocó esa medida cautelar, y de ese modo dio luz verde al aumento en este servicio público en la principal provincia del país, con incrementos superiores al 500 %. Una mala noticia para el pueblo trabajador, en un contexto recesivo e inflacionario.

Como denunció al conocerse el fallo la diputada nacional del Frente de Izquierda, Myriam Bregman, esta resolución volvió “a mostrar el poder de decisión que tienen cinco jueces elegidos a dedo sobre la vida de millones”, que ahora verán afectados nuevamente sus ya deteriorados ingresos. Se trata de magistrados privilegiados que, por otro lado, ayer rechazaron dar a conocer sus declaraciones juradas patrimoniales. Algo tendrán que esconder.

La Corte Suprema es un tribunal que no vota el pueblo, sino nombrado por el presidente con acuerdo del Senado. Sus últimos miembros fueron aprobados hace pocos meses atrás en esta Cámara por Cambiemos, la mayor parte del Frente para la Victoria, el Frente Renovador y otros bloques.

La resolución de ayer de la Corte Suprema desmiente a quienes quisieron ver en el anterior freno al tarifazo de gas algo que hablaba bien del tribunal. Como se denunció oportunamente desde la izquierda, aquel dictamen representaba una derrota política para el macrismo, que expresaba el descontento popular y daba cuenta de la crisis existente, pero a la vez habilitaba al gobierno nacional a avanzar con el aumento tras la audiencia pública, que el macrismo convocó rápidamente para el 16 de septiembre.

Sin embargo, la Corte no es el único elemento del régimen que en este momento sostiene los tarifazos del gobierno. Con la mirada puesta en la audiencia pública por el tarifazo de gas, desde el macrismo buscan por estos días conseguir “consenso” para la implementación de un nuevo cuadro tarifario.

Si ya desde hace muchas semanas cuentan con el apoyo de gobernadores de todo el arco político para llevar adelante los incrementos, ayer en Casa Rosada la vicepresidenta Gabriela Michetti, el vicejefe de Gabinete Gustavo Lopetegui y los ministros Rogelio Frigerio y Juan José Aranguren se reunieron con legisladores de distintos sectores políticos para presentarles el nuevo esquema tarifario según el cual “la factura promedio será de $ 260”. Buscan aliados para continuar con el ajuste.

Por Casa de Gobierno pasaron ayer, entre otros, Federico Pinedo de Cambiemos, Miguel Ángel Pichetto, jefe del bloque FpV en el Senado, Omar Perotti, Juan Abal Medina, Rodolfo Urtubey, Liliana Negre de Alonso (Peronismo Federal), Fernando “Pino” Solanas (Proyecto Sur), Jaime Linares (GEN), Magdalena Odarda (CC-ARI), y Guillermo Pereyra (Movimiento Popular Neuquino). Las reuniones con distintos sectores continuarán durante la semana.

Según la vicepresidenta Gabriela Michetti, la recepción ayer de la propuesta de tarifazo fue “buena”. El conjunto del arco del régimen político capitalista sostiene, a lo sumo con algunas críticas, lo que buscan presentar como un tarifazo “razonable”. Esto incluye a los sectores que hacen un doble juego al hablar de resistencia pero solo piensan en aprovechar el descontento popular para las elecciones de 2017.

Mientras tanto, el presidente Macri insiste con que no es “razonable” la reapertura de paritarias, a pesar de que la inflación viene ganándole la carrera a los salarios.

Los ganadores, los traidores, y un llamado para el 16

Quienes festejaron ayer son las empresas de energía, cuyas acciones tuvieron una fuerte subida de la bolsa porteña. Las mismas que en la década pasada, sin invertir, amasaron fortunas gracias a los subsidios millonarios que les dio el kirchnerismo, hoy celebran también con los tarifazos de Macri. Por una vía u otra siempre ganan, mientras pierde el pueblo trabajador y el país afronta una crisis energética.

Todo esto no inquieta mucho a los dirigentes de la CGT unificada. Este lunes Juan Carlos Schmid, uno de los miembros del triunvirato, había declarado que una medida de lucha implicaría “una protesta generalizada con paralización de tareas. Por eso hay que ser prudentes con todo esto. Esto implica pérdidas, implica también una medida de alta connotación política”. En el mismo sentido, Schmid recomendó "quemar todas las etapas para que propios y extraños comprendan que hemos recorrido todos los pasos previos antes de llegar a la protesta".

Si algo le queda claro al pueblo trabajador, es que la CGT, a cambio de los fondos millonarios de las obras sociales, más que hacer “todos los pasos previos”, en estos meses dejó pasar cerca de 200.000 despidos y una escalada inflacionaria sin realizar una sola medida de fuerza. “Prudencia” debe ser la palabra más escuchada de boca de estos dirigentes.

Ahora los funcionarios endulzan también los oídos de las cúpulas sindicales con la promesa de una modificación en el mal llamado impuesto a las ganancias que se aplica sobre el salario. Buscan con una concesión sobre ese injusto impuesto, que afecta a sólo una parte minoritaria de los trabajadores, acallar el reclamo por el salario y el trabajo de todos.

Estos cómplices del ajuste ahora patearon una vez más la decisión para la reunión del Comité Central Confederal de la CGT, que se reunirá el 23 de septiembre. Se trata de una nueva burla para el pueblo trabajador: esa fecha es posterior al 16 de septiembre, día de la audiencia pública por el tarifazo de gas.

Por su parte, el ex candidato presidencial de la izquierda, Nicolás del Caño, afirmó ayer que “el viernes 16 de septiembre debemos ser cientos de miles en las calles para acabar de una buena vez con los tarifazos del Gobierno nacional, los Gobiernos provinciales y los jueces de la Corte”. El referente de la izquierda agregó también que “la dirigencia sindical tiene que terminar con la pasividad. Es necesario que las centrales sindicales convoquen ya mismo a un paro nacional activo, para que miles puedan manifestarse este 16 de septiembre contra los tarifazos y para que la crisis la paguen los que la provocaron".







Temas relacionados

Miguel Ángel Pichetto   /    Tarifazo   /    Juan José Aranguren   /    Mauricio Macri   /    Gabriela Michetti   /    Myriam Bregman   /    Nicolás del Caño   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO