Juventud

PARO UNIVERSITARIO

La Matanza: ¿cómo tenemos que organizarnos los estudiantes?

Con la crisis educativa abierta y frente a la organización de cientos de miles de estudiantes en todo el país, a días de la marcha nacional del jueves 30, es urgente hacer un debate sobre la organización en el terciario 82

Micaela Olivera

Estudiante Filosofía | ISFD N° 82

Bahiana De Toma

Estudiante de filosofía ISFD N° 82

Martes 28 de agosto de 2018 | Edición del día

Estamos a días de la marcha del jueves 30, convocada por estudiantes y docentes universitarios y a la que el conjunto de la comunidad educativa en todo el país ya se está sumando activamente, como lo hacen en las asambleas de las escuelas que tienen sus clases suspendidas, o como se votó en la última asamblea de Suteba Matanza.

La movilización del próximo jueves se fue gestando en asambleas multitudinarias en las universidades de todo el país, con la Universidad Nacional de Córdoba a la cabeza, con asambleas de miles de estudiantes que enfrentan incluso los intentos represivos del gobierno de Schiaretti. En nuestro distrito, son cientas las escuelas con clases suspendidas.

Te puede interesar: Conocé el mapa de la crisis edilicia en las escuelas públicas de La Matanza

En muchas, fueron asambleas de docentes, estudiantes y padres las que definieron esta y otras medidas de lucha como lo vemos cotidianamente. En la UNLaM se está dando un proceso histórico: los estudiantes de la carrera de Trabajo Social, hartos de las maniobras de la agrupación peronista “Liga Federal Universitaria” que dirige el Centro de Estudiantes con métodos feudales, convocaron a una asamblea a la que llaman a todos los estudiantes de la universidad.

Más información: UNLaM: más de 250 estudiantes de Trabajo Social convocan a asamblea abierta a todos los estudiantes

En nuestro profesorado, el cuatrimestre pasado se realizaron asambleas de cientos de estudiantes en las que debatimos abiertamente y votamos acciones que, a medida que se desarrollaba la pelea por nuestro edificio, fue convocando a otros terciarios de la zona en lo que terminó siendo un ejemplo de organización y coordinación en la exigencia de que la plata que se va en el pago de la deuda externa, vaya para la educación pública.

La “Rodolfo Walsh”, conducción de nuestro Centro de Estudiantes, en lugar de poner todas sus herramientas a disposición para sumar a más compañeros y potenciar la organización del conjunto de los estudiantes del profesorado, desarticuló las asambleas reemplazándolas por rutinarias reuniones de delegados, las cuales son abiertas pero en las que sólo los delegados tienen derecho a votar, es decir, a decidir por sobre el conjunto de los estudiantes.

Lo mismo los vemos hacer ahora, llamando a una reunión de delegados sin temario, dándoles la espalda a decenas de cursos enteros que votaron la exigencia de que el Centro convoque a una asamblea para que entre todos decidamos cómo sumarnos a la lucha por la defensa de la educación pública el próximo jueves, en lo que es un nuevo saqueo de parte de los organismos financieros internacionales y sus títeres, el Gobierno Nacional y sus amigos, gobernadores y dirigentes sindicales de la “oposición”.

Y no fue un error ni algo inocente: la “Walsh” en nuestro profesorado, como la mayoría de las conducciones de los Centros de Estudiantes de los terciarios de La Matanza, la “Liga Federal Universitaria” en la UNLaM o Baradel en el Suteba, para nombrar sólo algunos ejemplos, responden políticamente al peronismo, fuerza de “oposición” que lo único que nos dice es que “hay 2019”.

Se juegan a desgastar a Cambiemos de cara a las próximas elecciones, pero impiden que la enorme fuerza de trabajadores y estudiantes se exprese en las calles para pararle la mano verdaderamente al gobierno en este 2018 de ataques y resistencia de los trabajadores, como los del Astillero Río Santiago, de millones de mujeres peleando por arrancarle al senado el derecho a no morir por abortos clandestinos.

Si no enfrentan ahora al gobierno y su avance sobre nuestra calidad de vida con los tarifazos, los despidos y la pérdida del salario, ¿por qué tenemos que creer que en el 2019 van a desconocer el acuerdo con el FMI y que no van a tirar ni un peso más en el pago a la fraudulenta deuda externa para destinarlo a salud y educación? Son ellos o nosotros. Es pagar la deuda externa o nuestra educación.

Para quienes conformamos “El Cordobazo” (Juventud del PTS e independientes) no podemos esperar ni un minuto más para ponernos de pie y organizarnos junto a nuestros docentes y estudiantes de todos los niveles, en defensa de nuestra educación. Nosotros: estudiantes, mujeres y trabajadores, no tenemos nada que esperar en el 2019 porque la pelea contra los que nos quieren hacer pagar una crisis que no generamos es hoy.

El crimen social de Sandra y Rubén son el más claro y enfurecedor ejemplo de que no podemos dejar nuestra educación en manos de ninguna variante política patronal que nos quiera venir a hablar de que “hay 2019”. Pero para poder pararle la mano al gobierno, tenemos que ser cientos los que les exijamos a las conducciones de nuestros propios centros de organización (centros de estudiantes y sindicatos) que convoquen a asambleas para que nadie decida por nosotros cómo enfrentar al gobierno, en el camino de recuperar esos centros, arrebatándoselos a los partidos políticos que gobiernan para los empresarios a costa de nuestras vidas.

Ya no queremos que decidan por nosotros. Eso se vio el pasado 8A, cuando una cámara de senadores papales le dio la espalda a las millones de mujeres y varones que estábamos exigiendo el derecho al aborto legal, seguro y gratuito, y la enorme marea verde, en lugar de esperar al 2019, lanzó la campaña por la separación de la Iglesia del estado, para que la plata que falta en educación y salud no vaya más a los curas y obispos que reciben el triple de lo que gana un docente.

Las mismas que ese día nos bancamos la lluvia y el frío, contra un puñado de senadores que decidieron por todas las mujeres, somos las que hoy nos organizamos por nuestra educación, junto a los docentes y a los trabajadores en lucha como los del Astillero. ¡Porque no queremos que castas privilegiadas como la iglesia y los funcionarios decidan sobre el pueblo trabajador, exigimos que la plata de la deuda vaya a educación y separación ya de la iglesia del estado, y porque no queremos que agrupaciones que responden a partidos patronales y papales decidan por sobre nosotros, exigimos asamblea!







Temas relacionados

#ParoUniversitario   /    Estudiantes   /    Peronismo   /    La Matanza   /    Docentes   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO