Cultura

ATAQUE A LA CULTURA

La Plata: Polémica declaración de Julio Garro tras el anuncio del cierre de Pura Vida

El intendente sostuvo que la cultura era prioridad, sin embargo cientos de clausuras a bares independientes se realizaron en seis meses de gestión. Guiño para empresarios de la noche y amigos del gobierno.

Luisa Romo

@EloMaria17

Jueves 16 de junio de 2016 | 10:44

Luego de que se anunciara el cierre definitivo del emblemático bar del under platense "Pura Vida", cientos de jóvenes, periodistas y artistas junto a diversas personalidades de la cultura impulsaron una campaña de apoyo exigiendo la apertura inmediata, organizando festivales y movilizaciones para denunciar el grave ataque a los espacios culturales, por parte del actual Municipio.

La noticia no tardó en viralizarse por las redes sociales y llegó a algunos medios de comunicación, espacio que eligió el intendente Julio Garro para hacer declaraciones más que polémicas: "No hay ninguna duda de que si hay alguien en el Municipio que quiere que el bar continúe funcionando es este Intendente", sostuvo cuando los periodistas de la Radio FM Cielo le consultaron si mantenía una política persecutoria hacia el bar.

Dicha frase no puede más que sorprender, ya que en tan sólo seis meses de gestión el gobierno de Cambiemos realizó innumerables clausuras a centros culturales y bares que promueven el arte independiente, mientras los empresarios de la noche tienen vía libre para hacer del arte un negocio. Así fue el caso de la famosa "Fiesta Clandestina", donde tras la trágica muerte de Emilia Uscamayta Curí, trascendió la denuncia de coimas al municipio y una estrecha relación entre los organizadores del evento y el PRO.

Con la misma demagogia que ya es costumbre, las declaraciones no finalizaron con ese infortunio, y en el desarrollo de la entrevista el intendente se desligó del problema argumentando que la habilitación está en manos de la Corte Suprema tras una denuncia de los vecinos, hecho que fue desmentido por el mismo dueño.

"Garro miente"

En dialogo con La Izquierda Diario, el dueño del bar Diego Cabanas, manifestó que "el amparo de los vecinos no es contra Pura Vida, sino contra la Municipalidad. El acta no habla de clausura, sino de realizar inspecciones".

"Garro miente porque la situación judicial no es la que expresó. Ellos deberían apelar el fallo que se dictaminó pero nunca lo hicieron, como tampoco se reunieron formalmente con nosotros para tratar de llegar a un acuerdo" finalizó Cabanas, quien además agregó que el municipio no se manejó con la seriedad que amerita la situación.

Desde el primer cierre, se realizaron todas las presentaciones legales correspondientes, sin embargo el espacio reconocido por no cobrar a las bandas que se presentaban, continua inhabilitado "para realizar expresiones artísticas", por lo que cada vez que se intenta desarrollar alguna de las actividades que hace más de diez años funcionan en el establecimiento, reciben la respuesta de las patrullas municipales prohibiendo su continuidad.

La Cultura que ellos quieren

En la ciudad de La Plata, cuna de grandes artistas y movimientos culturales independientes, son pocos los espacios donde diversas bandas que no cuentan con los medios económicos para poder tocar, expongan su música. Lamentablemente es natural, que en cualquier otro espacio donde una banda quiera tocar, se encuentre con las condiciones que ponen los empresarios de la noche teniendo que muchas veces pagar para obtener una fecha. El costo de las entradas no sólo impide que todo el mundo pueda acceder sino que además son ganancia millonaria para los dueños. Casualmente son estos mismos espacios que no cumplen con las mínimas medidas de seguridad, los que hoy siguen abiertos y no reciben ninguna clausura por parte del gobierno.

El grave ataque a la cultura tiene como principales víctimas a los miles de jóvenes que sienten estos espacios como propios. Mientras quienes deberían garantizar los plenos derechos para que la Juventud se divierta y tenga acceso a desarrollar libremente su creatividad, Garro responde igual que su antecesor, con censuras y hostigamiento a través del poder estatal.

Pero ante los ataques, un enorme movimiento se puso en pie para defender Pura Vida y lo que declaman como "sus espacios". Porque mientras un reducido sector fomenta el arte como sinónimo de lucro, la inmensa mayoría que forma parte del under platense propone otra alternativa: organizarse para expandir el acceso a la libre cultura.







Temas relacionados

Pura Vida   /    Julio Garro   /    La Plata   /    Censura    /    Provincia de Buenos Aires   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO