URGENTE

La Policía de Larreta vuelve a reprimir a manteros

Este martes al mediodía, en Parque Chas la Policia de La Ciudad de Buenos Aires arrestó ilegalmente a un trabajador senegales y secuestró toda la mercadería que es su unica herramienta de trabajo.

Luján Calderaro

Consejera estudiantil de Trabajo Social UBA

Martes 11 de junio | 18:53

Este martes al mediodía la Policía de Larreta arremetió una vez más, contra quienes luchan diariamente para poder subsistir.

Un joven mantero, fue detenido por la Policía de la Ciudad cuando intentaba vender sus prendas de ropa en la vía pública. Querían llevárselo detenido, querían secuestrar su mercadería.

De a poco fueron cayendo las vecinas y vecinos del barrio para impedir el arresto, pero cayeron 2 patrulleros más, y después 2 más. No importaba lo que las mujeres gritaran: “es su fuente de comida”, “está trabajando”. El brazo armado de Larreta, chorreaba impunidad. Sacarle la fuente laboral a una persona, es condenarla a la miseria.

Alina Tamburini, una de las vecinas que quiso impedir la detención, dijo: “Me acerqué porque supuse lo que era, esto pasa todos los días lamentablemente, un muchacho vendiendo ropa para poder subsistir. En este país que cada día hay menos trabajo, más desnutrición, la gente se está cagando de hambre. Intentamos resistir los que estábamos ahí”.

Este es una represión más del gobierno porteño hacia los trabajadores y los inmigrantes en particular, deja nuevamente en evidencia que no hay policías buenos o malos. Cuando tienen que reprimir, reprimen, solo defienden los intereses del gobierno y los empresarios.

La Policía de Larreta es especialista en algo: atacar a quienes menos herramientas tienen para defenderse, los inmigrantes. Es que este pibe es uno de los tantos que dejó su país, su familia, en búsqueda de otro futuro.

Huyó de los ajustes estructurales impuestos por el FMI en África. En Senegal, su país de origen, las cifras grafican el horror: el desempleo era del 25% y la pobreza llegaba al 57% de la población en el año 2018. ¿Será África el reflejo de lo que nos depara un futuro gobernado por el FMI?

Hoy, el mantero se topó con la Policia de Larreta. Policía que ayuda a pasar el ajuste reprimiendo a los trabajadoras y trabajadores. Ajuste que pasa el gobierno dictado por el FMI poniendo a millones en la línea de pobreza.

Viviana, una vecina que intentó frenarlos dijo: “evidentemente la Policía le hace honor a su génesis. Les importa cero, la condición humana con sus necesidades básicas. Ya que este muchacho fue "detenido" por una supuesta ley de marcas con la cual protegen un dibujito y dejan boyando a un ser humano que está trabajando para comer, subsistir. Defienden la propiedad privada y privan a las personas de ganarse la vida honradamente”.

La policía nos dijo que “no le iban a hacer nada”. ¿En serio? En enero del 2017 los reprimieron en el barrio de once con gases lacrimógenos y balas de goma. Los senegaleses son perseguidos en Europa, en Estados Unidos y en América Latina.

Cambian los países, pero la Policía cumple siempre el mismo rol: perseguirlos, realizar allanamientos por la madrugada apuntando sus armas; robarles el celular, los ahorros y la mercadería.

Ni en Senegal ni en Argentina, hay salida que beneficie a las mayorías bajo el mandato del FMI. Las prioridades deberían ser otras: que se reparta las horas de trabajo, porque muchos están desempleados, y tantos trabajan 12 horas o en trabajos precarios cuando hablamos de juventud o de inmigrantes.

Que se invierta en salud, para que haya insumos en los hospitales, como cantidad de trabajadores y trabajadoras de la salud que demanda la clínica u hospital. Por el Aborto legal seguro y gratuito para que dejen de morir las pibas por abortos clandestinos, para que los jubilados no tengan que hacer malabares para pagar los medicamentos; que la plata vaya para vivienda, salud y educación. Que el invierno, lo sufran ellos.







Temas relacionados

Manteros   /    Ciudad de Buenos Aires

Comentarios

DEJAR COMENTARIO