Política

CHILE

La Reforma Laboral de Bachelet

Durante la última semana, se viene desarrollando en Chile un intenso debate en torno a la aprobación de una serie de reformas laborales, impresas en el papel del programa de Michelle Bachelet. Después de varios dimes y diretes, el gobierno finalmente estableció que pese a la presión ejercida por los empresarios, la reforma laboral se aprobará este año. ¿Por qué? Porque los trabajadores en paro de la gran Minera Escondida, así como anteriores conflictos como el de Correos de Chile, portuarios, basureros, entre otros, marcan la emergencia de fenómenos de la lucha de clases.

Dolores Mujica

Directora Museo Obrero Luis Emilio Recabarren

Martes 30 de septiembre de 2014 | Edición del día

Se aprobó además la moción que establece el cierre del comercio los días domingos a las 17:00 hs., que se pague un recargo de un 100% o 75% por trabajar un domingo o un festivo. Y aún quedan pendientes la aprobación de la Ley de las trabajadoras particulares, el Convenio 189, la Ley de manipuladores de alimentos, la Ley de accidentes de trabajo y el seguro de cesantía (desempleo).

Además, la ministra del Trabajo, Javiera Blanco, junto a Ximena Rincón y a otros ministros como el de Hacienda, Alberto Arenas, confirmaron que la reforma laboral se aprobará antes de fin de año, abordándola en el Parlamento, con el mundo sindical y empresarial, en una política de diálogo con las diferentes organizaciones empresariales y sindicales como la CPC, la CUT, la CAT, etc.

Durante la última semana, se viene desarrollando en Chile un intenso debate en torno a la aprobación de una serie de reformas laborales, impresas en el papel del programa de Michelle Bachelet. Después de varios dimes y diretes, el gobierno finalmente estableció que pese a la presión ejercida por los empresarios, la reforma laboral se aprobará este año. ¿Por qué? Porque los trabajadores en paro de la gran Minera Escondida, así como anteriores conflictos como el de Correos de Chile, portuarios, basureros, entre otros, marcan la emergencia de fenómenos de la lucha de clases.

El diálogo va mucho más allá. También el Partido Socialista (PS), parte de la oficialista coalición Nueva Mayoría, y Renovación Nacional (RN), de la derecha, buscan tener una agenda laboral conjunta. Nicolás Monckeberg (RN) dijo que “no es verdad que todo lo que huele a sindicalismo es una amenaza y tampoco que todo lo que se refiera a flexibilidad laboral es una precariedad.” Osvaldo Andrade (PS) por su parte, dijo que la reforma laboral es necesaria para “emparejar la cancha de la negociación colectiva”.

Todos buscan un acuerdo en materia laboral. Pero los empresarios no están contentos. El Presidente de la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa) Hermann von Mühlenbrock volvió a decir que la reforma laboral debería pensarse recién para cuando la economía retome el ritmo de crecimiento de 4% o 5%, ya que el Banco Central augura una expansión de la economía en solo un 1,75% y 2,25% para el 2014. El Presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CNC) Ricardo Mewes, dijo que “no es el momento más adecuado para hablar de reformas laborales”. Y la presidenta de Supermercados de Chile, Susana Carey, planteó que es necesaria una agenda laboral potente, pero para que “aumente la productividad de nuestros trabajadores”.

Los empresarios no quieren reforma laboral. Pero el gobierno de Bachelet se ve obligado a discutirla y buscar su aprobación lo más rápidamente posible, ante las tensiones que vienen generando los trabajadores, con paros como el de Minera Escondida, considerado “ilegal” por la patronal, marchas como la del 4 de Septiembre, huelgas largas como la de Correos de Chile, o los trabajadores de la basura, que llegaron incluso a cuestionar a sus direcciones sindicales y a formar un Comité de Delegados.

La Presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa, del partido Comunista, quien se ha alineado abiertamente con el gobierno de Bachelet, espera el cumplimiento de los compromisos, pues de lo contrario dice, se vaticinarían graves conflictos sociales en las calles para el 2015.







Temas relacionados

Reforma laboral   /    Michelle Bachelet   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO