Internacional

HONDURAS

La caída del imperio Rosenthal arrastra a miles de familias trabajadoras a la calle

Por primera vez un banco fue acusado por la Oficina de Control de Activos de Estados Unidos por lavado de dinero. La consecuencia: cese de actividades y gran riesgo de despido para 11,000 trabajadores de las empresas de Grupo Continental y otros 25,000 empleados indirectos están en riesgo.

Bárbara Funes

México D.F |

Miércoles 21 de octubre de 2015 | Edición del día

Todo inició el pasado 6 de octubre, cuando Yankel Rosenthal -exministro de finanzas del controvertido presidente de Honduras Juan Orlando Hernández- fue detenido en Miami acusado de lavado de dinero entre 2004 y septiembre de este año.

Al día siguiente, Jaime Rosenthal -presidente del Grupo Continental excandidato presidencial del Partido Liberal de Honduras- Yani Rosenthal -un ex miembro del gabinete- y Andrés Acosta García -abogado de Grupo Continental- fueron acusados de lavado de dinero.

El Grupo Continental está integrado por una fábrica de cemento, bienes raíces, una empresa de telecomunicaciones y el periódico El Tiempo. Los Rosenthal también poseen tres corporaciones en Estados Unidos y tres en las Islas Vírgenes.

Ahora la justicia estadounidense decidió juzgar al clan Rosenthal por lavado de dinero del tráfico de drogas y por sobornos en el exterior a funcionarios públicos. Pueden ser condenados hasta a 20 años de cárcel. Por órdenes de Estados Unidos, ya inicio la liquidación forzosa del Grupo Continental.

Los dueños del imperio Rosenthal, hasta hace poco de los principales magnates centroamericanos, están vinculados al gobierno de Juan Orlando Hernández (JOH). El gobierno vinculado al fraude millonario cometido contra el Instituto Hondureño del Seguro Social (IHSS). El gobierno que acaba de despedir a mil trabajadores de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) con la empresa militarizada para evitar protestas.

Golpe a los trabajadores

El imperio Rosenthal parece haber caído. Y los más castigados son las y los trabajadores del Grupo Continental, quienes ya empezaron a recibir notificaciones de despidos.

El 17 de octubre trabajadores de distintas empresas del Grupo Continental marcharon por las calles de San Pedro Sula junto al movimiento de Indignados que les expresó su solidaridad. Exigieron al gobierno el respeto a sus derechos laborales y la liberación de las cuentas del Grupo para que las empresas puedan seguir operando.

El pasado 19 de octubre la Comisión Liquidadora del Banco Continental inició los despidos. Esto se suma al congelamiento de las cuentas de los salarios de los trabajadores del Grupo Continental.

Mientras tanto, el martes 20 trabajadores de Alimentos Continental, de la sede Comayagüelas, se manifestaron exigiendo el pago de salarios. Ya se registraron 320 despidos en la empresa en La Lima, departamento de Cortés.

¿Qué salidas hay para la crisis hondureña?

En dos días, miles de despidos golpean a la clase trabajadora. A esto se suma la crisis alimentaria que afecta parte de Centroamérica, la militarización de la región –que cuenta en Honduras con un enclave militar estadounidense-, el incremento del feminicidio, los planes de desmantelamiento de los servicios sociales como la salud y el ajuste en sectores claves para la economía como el suministro de energía eléctrica.

Un escenario negro, que expulsa a miles de hondureños, hombres, mujeres y niños, a emprender el peligroso viaje vía México hacia Estados Unidos, en busca de un futuro. Deben sortear numerosos obstáculos: el crimen organizado y las fuerzas represivas en su país, luego los de México, para llegar a territorio estadounidense de alguna manera, si lograron conservar la vida, y ser perseguidos, detenidos, criminalizados, deportados. Y si logran no ser atrapados…los espera la superexplotación y la discriminación racial.

Si las y los trabajadores de Honduras no impulsan una salida a favor de sus intereses, la oligarquía hondureña, los organismos internacionales y el gobierno estadounidense impondrán la suya. Una pesadilla de hambre, violencia y miseria de la que no podrán despertar.

Hoy las y los trabajadores de Grupo Continental recibieron el apoyo de los indignados. Es un paso adelante. Pero hace falta más. Tienen que coordinarse con los trabajadores de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica que enfrentan despidos y precarización. Con los del Instituto Hondureño del Seguro Social que el año pasado tomaron las calles. Deben llamar a un paro nacional en el camino de una huelga general política que termine con los negocios de JOH y su pandilla de políticos de la oligarquía, que ponga un alto a la injerencia imperialista en el país. Que busque la coordinación con los trabajadores de los países de la región, que también sufren el saqueo y la militarización.

Los trabajadores del Grupo Continental pueden impedir los despidos: si se organizan y ocupan sus centros de trabajo. Si mantienen la producción y la planifican de acuerdo con las necesidades sociales inmediatas, y así forjarán sólidos lazos con el pueblo hondureño.

En el sur del continente, una gráfica, Madygraf, ha seguido ese camino. Retomó el ejemplo de los bravos trabajadores de Zanon, de la provincia argentina de Neuquén, que frente a la amenaza del patrón de cerrar la fábrica, la ocuparon y la pusieron a producir bajo control obrero. Otros también lo hicieron: los trabajadores de Vio.Me, una fábrica de materiales de construcción en Tesalónica, Grecia.

Son distintas las circunstancias que enfrentan las y los trabajadores del Grupo Continental. Pero no son ellos los responsables de los turbios negocios de los Rosenthal, no deben pagar los platos rotos.

Para evitar la liquidación definitiva de las empresas, deben ocuparlas y ponerlas en marcha nuevamente. Deben exigir la nacionalización sin pago y bajo control obrero de todas las empresas del Grupo Continental, y demostrar la enorme capacidad que tienen las y los trabajadores. Dar su propia salida a la crisis. Porque como dijo Raúl Godoy, trabajador de Zanon “Si los trabajadores podemos manejar una fábrica, ¿por qué no podemos gobernar un país?”

Con información de Prensa Libre, BBC Mundo y La Tribuna







Temas relacionados

Imperio Rosenthal   /    Grupo Continental   /    Honduras   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO