Internacional

ITALIA

La crisis de los refugiados se cuela en el Festival de Cine de Venecia

La voz de los inmigrantes que llegan cada día a Italia ha resonado este jueves en el Festival de Venecia, que, por primera vez, ha organizado una sección de cortos sobre los migrantes.

Jueves 8 de septiembre de 2016 | 15:26

La crisis migratoria y la trágica situación de los refugiados que atraviesa a toda Europa, está muy presente en la vida pública de Italia, un país que recibe un enorme flujo migratorio -acrecentado en verano- procedente de las costas norteafricanas, especialmente desde Libia.

Te puede interesar: Rescatan en un solo día a 6.500 inmigrantes en el Mediterráneo

Ante esta situación, el Festival de Cine de Venecia ha decidido que su septuagésimo tercera edición cuente, por primera vez en su dilatada historia, con una sección paralela en la que se muestre la realidad de "los nuevos italianos", los inmigrantes.

La sección, bautizada como "MigrArte", está conformada por dieciocho cortos con títulos tan elocuentes como "¿Puedo entrar?" o "Mare Nostrum", el Mediterráneo, en cuyas aguas han perecido miles de inmigrantes en su intento de escapar de la miseria, el hambre y la violencia que viven en sus países de origen. Situación de la que en muchos casos son responsables los propios gobiernos europeos, junto a Estados Unidos.

Las cintas proyectadas este jueves en el Palacio del Cine del Lido veneciano recorrieron diferentes aspectos de este fenómeno, desde la situación de los inmigrantes en las cárceles del país o la vida en barrios periféricos como la "barrera de Milán", en Turín (noroeste).

Una de las piezas más interesantes expuestas fue "No Borders-Un mundo de inmigrantes", dirigido por Haider Rashid y que critica la política de los países vecinos a Italia, que impiden a los inmigrantes cruzar la frontera y proseguir su viaje a Europa.

Grabado originalmente en realidad virtual, este documental muestra la crispación que se vive en Ventimiglia, ciudad del noroeste italiano que colinda con Francia y donde cientos de inmigrantes permanecen bloqueados desde el verano de 2015 a causa del aumento de los controles implantado por las autoridades galas.

Pero también pone el acento en las "ciudades de tránsito" como es el caso de Roma, donde los inmigrantes permanecen poco tiempo ya que en la inmensa mayoría de los casos su verdadera meta no es Italia sino países como Alemania o Suecia.

El documental se adentra en la labor que realizan los voluntarios y en el centro de bienvenida "Baobab" de la capital italiana, que ofrecía asistencia y alojo a los inmigrantes gracias a la caridad de los vecinos hasta que fue desmantelado por el Ayuntamiento romano.

Por otro lado, "Ghetto P.S.A", de Rosella Squillaci, habla de un joven guineano que vive en la capital turinesa desde hace dieciséis años y que alterna sus esfuerzos de grabar un disco de rap con un voluntariado en un centro de acogida de inmigrantes.

"Naufragio con espectador" ha sido dirigido por Fabio Cavalli y, lejos de lo que pueda inspirar su título, la cinta más bien se refiere al varapalo que sufren muchos inmigrantes en tierra, donde caen en manos de las mafias, los narcotraficantes o los extremistas.

El narrador es un egipcio encarcelado por contrabando que comparte sus dotes con el pincel con el resto de reos de la prisión romana de Rebibbia, a quienes advierte del peligro que suponen las "víboras" del extremismo religioso.

"Farida" es el título del corto firmado por Mohamed Zouaoui pero también el nombre de la niña siria que murió en julio de 2015 a bordo de la embarcación en la que viajaba hacia Europa al perder sus medicamentos contra la diabetes.

La obra, cargada de simbolismo, narra esta dramática historia pero al mismo tiempo muestra la otra cara de la moneda, la de los niños que concluyen sanos y salvos la travesía y consiguen integrarse en el sistema educativo italiano.

"La Viajera", de Davide Vigore, es una metáfora del abismo social que divide a dos jóvenes vecinas: mientras la italiana alcanza sus metas como actriz, la siria atiende a una anciana, sueña con bailar y viajar y espera la llamada del novio que hace cuatro años dejó entre el polvo del conflicto que aún devasta su país.

Lejos pero al mismo tiempo cerca del "glamur" del "León de Oro", la estatuilla que reconocerá el mejor corto "MigrArte" está realizada a partir de la madera de las barcazas que llegan a las costas de la isla de Lampedusa, emblema del drama migratorio.

Fuente: EFE







Temas relacionados

Cine italiano   /    Venecia   /    Crisis migratoria en Europa   /    Migrantes   /    Italia   /    Inmigrantes   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO