Juventud

CÓRDOBA

La denuncia de los familiares y la solidaridad de la banca del FIT de Córdoba

Los familiares denunciaron a la policía y la legisladora del PTS-FIT de Córdoba viajó hasta Río Tercero, junto a abogados del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos y familiares de víctimas del gatillo fácil.

Sábado 31 de enero de 2015 | Edición del día

El cuerpo del joven, de solo 24 años, apareció flotando en el Embalse de Río Tercero el día jueves, después de 4 días de estar desaparecido.

Su novia denuncia que, en la mañana siguiente al recital, recorrió las comisarías de la zona y le informaban cosas ambiguas pero negándole, en definitiva, que estuviera detenido en alguna de ellas.

El hermano denunció que los médicos que vieron el cuerpo, luego de ser extraído del lago, dijeron que “no hacía falta hacer la autopsia para darse cuenta que estaba golpeado” y varios asistentes al recital le contaron que existía un plan por parte de la policía de liberar la zona de personas que no tuvieran entrada, también informó que no existió ninguna comunicación oficial de la policía hacia la familia. Se torna evidente que la muerte da Ismael es un caso de violencia y encubrimiento policial.

En Radio Nacional, la tía del joven señaló, entre otras cosas, que solicitaron a la fiscalía la protección de los testigos y denunció el total abandono por parte de las autoridades provinciales hacia la familia. Reafirmó las versiones de testigos que señalan que el joven fue retirado del recital por personal policial.

Laura Vilches, legisladora provincial del PTS en el Frente de Izquierda, se hizo presente en la fiscalía en Río Tercero junto a miembros del Ceprodh y de familiares de víctimas del gatillo fácil. Vilches afirmó “es indispensable la movilización independiente para poder lograr el juicio y castigo de los asesinos de Ismael Sosa, se torna imprescindible ligar esta pelea a la anulación del Código de Faltas que le da un enorme poder de fuego a la policía, la cual lo utiliza contra la juventud y los trabajadores”.

Además explicó: "el jefe de Policía y su responsable político, el gobernador De la Sota, deben dar respuesta por el accionar policial del pasado sábado. En ese marco presentaremos un pedido de informe en la Legislatura".

Esta acción de la policía de la provincia no sorprende ya que en el último año se contabilizan más de 13 muertos por el llamado gatillo fácil. Los medios están intentando normalizar el hecho como un accidente, pero la gran cantidad de testigos que señalan abrumadoramente los ataques de la policía en esa jornada obligan a plantear la posibilidad de un nuevo Walter Bulacio.

Se están convocando vía redes sociales a distintas movilizaciones para reclamar por justicia para Ismael Sosa. La juventud, lamentablemente, inscribe en sus banderas un nuevo nombre en su pelea por el derecho a la diversión y el esparcimiento y para que este deje de ser un negocio para unos pocos empresarios.







Temas relacionados

Ismael Sosa   /    Juventud   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO