Géneros y Sexualidades

La golpeó hasta desfigurarla

Hace ya nueve días que Andrea fue brutalmente golpeada por su expareja en las calles de Nuñez, luego de haberse reunido con él en un restaurante de Palermo. El mismo día se hizo la denuncia, pero Mazzitteli, quien la atacó, sigue impune.

Tatiana Mindis

Estudiante Ciencias Económicas UBA

Jueves 2 de octubre de 2014 | Edición del día

En medio de la conmoción de las últimas semanas por los femicidios que se dieron a conocer, un nuevo caso de violencia de género tuvo especial tratamiento en las noticias.

Fue el caso de Andrea Franco, una mujer de 41 años, modelo, con una hija de 15 años, quien fue ferozmente golpeada por su expareja, Gustavo Mazzitteli. Ella había accedido a ir a la cita en Palermo “porque el temor a que se enojara pudo más”, según declaraciones hechas al diario Clarín.

Se encontraron en Lugones y Dorrego, donde cada uno llegó con su moto. Andrea recién volvía de un viaje a Nueva York, el sueño de su hija. Los insultos no se hicieron esperar, ni el llanto de ella lo pudo frenar.

Se fueron cada uno en su moto, en direcciones opuestas. Sin embargo, al llegar a Udaondo, Andrea vio que estaba detrás de ella. Le cruzó la moto y, con su experiencia de practicante de kick boxing, la golpeó a través de la apertura del casco y huyó.

Gustavo Mazzitteli la dejó con tres dientes fisurados, desplazamiento de mandíbula y tabique nasal y cuatro puntos de sutura en un labio, una imagen estremecedora. Andrea se fue de ahí a la comisaría 51 donde radicó la denuncia y luego declaró en la Oficina de Violencia Doméstica. La causa la llevan el Juzgado Civil 88 y el Correccional N° 7, pero Mazzitteli no fue siquiera llamado a declarar.

“La fiscalía debe recibir la denuncia para notificar al agresor y citarlo. Eso aún no sucedió porque han pedido una serie de documentación que todavía no han enviado”, explicó Rosana Aliprandi, abogada de la víctima. “Acá si no llegás en una bolsa, no meten preso a nadie. No sé... ¿Tengo que aparecer quemada, como en el caso (de Wanda) Taddei?”, fueron las palabras de Andrea para los medios.

Es que resulta incomprensible que nueve días después del ataque, de que saliera en todos los medios gráficos y audiovisuales, el hombre de 41 años siga en libertad e impune. Hay miles de casos de violencia de género en la Argentina que aún están sin resolverse, y un estudio de 2013 reveló que cada 30 horas hay un femicidio.

“Parece como si nada fuera la suficientemente grave para que lo detengan. Yo estoy encerrada, él está libre. Yo estoy con asistencia psicológica, él puede fugarse en cualquier momento”, las palabras de Andrea expresan la bronca de esas mujeres que sufren la violencia machista día a día y no encuentran ninguna respuesta.

Fuentes: Clarín, DyN, Minutouno







Temas relacionados

Andrea Franco   /    Femicidios   /    Violencia hacia las mujeres   /    Violencia   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO