Política

PATEANDO EL TABLERO

La intervención federal y la Justicia de los dueños de Jujuy

El gobierno de Gerardo Morales reeditando la polarización con Milagro Sala parecería ir a contramano del mensaje de moderación del Presidente. Sin embargo, se trata de un doble juego. Por qué los socialistas rechazamos la intervención de la Justicia y exigimos medidas para una verdadera democratización de los tribunales.

Gastón Remy

Economista, docente en la Facultad Cs. Económicas UNJu.

Miércoles 4 de marzo | 16:53

  • En tiempos de relato del fin de la grieta y cercos mediáticos varios, como por ejemplo el operativo "normalidad en el inicio de clases", cuando en la mitad del país hubo paros y grandes movilizaciones docentes; hoy comenzamos un nuevo ciclo de Pateando el Tablero como parte del proyecto de La Izquierda Diario Multimedios; no sólo con la misma convicción de siempre, sino también como una evidente necesidad para que las voces y las luchas de los trabajadores, las mujeres y la juventud, que son ocultadas por medios oficialistas y opositores, tengan un canal de expresión.
  • No es esta editorial la que se proponga reflexionar sobre el amplio mensaje presidencial en el inicio de sesiones legislativas, en el que se volvió a insistir con un discurso de moderación que apela a un clásico del personal de Estado, cada vez que se pretende descargar la crisis sobre las mayorías trabajadoras: la unidad nacional. Las crisis se socializan, las ganancias se privatizan.
  • ¿Cómo entra en este marco el pedido de intervención federal a la justicia jujeña?
    El Gobernador juega una partida doble: no sacar los pies del plato del operativo "desagrietar" como respuesta de unidad nacional para que la crisis la paguen los trabajadores, por lo que muestra varios gestos de simpatía con el Presidente como desvincularlo del pedido de intervención. Por otro lado, Morales y su tropa, han salido al cruce de esta medida que considera que tiene como fin la liberación de Milagro Sala, armando su propia grieta local, a la vez que mete el dedo en las heridas internas que no cierran en el PJ jujeño.
  • Luego de la caída de Macri, no abunda la zozobra en el gobierno de Jujuy. Por eso, apela a la táctica de polarización con Sala buscando algo que enamore al menos a su propia base social. Pero nada más, lo cierto es que la intervención no está orientada a la liberación de la dirigente social. En el caso del Presidente ya se pronunció que será la Justicia –que a nivel Federal ya condenó a Sala- la encargada de decidir sobre su detención. Por el lado del senador, Guillermo Snopek, en su proyecto de intervención no existe mención alguna a la dirigente social detenida por protestar en Plaza Belgrano en enero de 2016. Por el contrario, Snopek menciona en calidad de “apretados” políticos, a ex funcionarios del gobierno del PJ que se pasaron a las filas del oficialismo por temor a las investigaciones judiciales de sus mandatos.
  • Pero este conducta de clase del Senador Snopek y del propio PJ jujeño que salió a último momento a apoyar el pedido de intervención, ¿Es algo nuevo? Para nada. En la historia de las intervenciones a las provincias, el Estado Nacional, a través del Poder Ejecutivo dirimió internas entre caudillos de los partidos oligárquicos hacia principios del siglo XX, siendo dos presidentes radicales, Yrigoyen y Alvear, los abanderados de las intervenciones; luego lo hicieron y continuaron en las pujas dentro del Partido Justicialista. Los gobiernos militares también hicieron uso y abuso de esta facultad. Desde 1983 hasta ahora las intervenciones estuvieron más bien dirigidas a conservar el poder de las oligarquías provinciales ante levantamientos sociales como en Catamarca, Santiago del Estero o Corrientes.
  • A la luz de la historia y del presente la intervención federal es un mecanismo completamente antidemocrático que impone desde el Estado Nacional su impronta sobre las provincias, por eso, los socialistas lo rechazamos. Pero también rechazamos la actual Justicia que el Gobernador pretende conservar con jueces como Pablo Baca quien hoy atraviesa un juicio político y denuncias escandalosas. Una Justicia armada en 24 horas ampliando el número de jueces y ubicando a diputados de la UCR en los sillones que deberían impartir justicia. Una Justicia que se transformó en un brazo de persecución contra la oposición. Así vuelve a expresarse en el juicio contravencional que hoy recae sobre sindicatos, organizaciones y los partidos del Frente de Izquierda por manifestar reclamos ante el gobierno.
  • Frente a esta suerte de disputa entre los partidos tradicionales en torno a la intervención, es un momento adecuado para preguntamos, ¿Por qué la elección de jueces tiene que estar a cargo del Gobernador?¿Por qué no permiten que a los jueces se los elija mediante el sufragio universal y sean revocables por el voto directo? ¿Por qué un juez tiene todo tipo de beneficios económicos asegurados de por vida? ¿No deberían ganar como una maestra? ¿Los juicios tienen que ser comandados por estos mismos jueces? ¿No deberían estar a cargo de jurados populares?
  • Estas preguntas seguramente no encuentren respuestas en los jueces y funcionarios del bipartidismo que gobierna históricamente para los dueños del país. Seguramente tampoco en la movilización convocada por el oficialismo el día de hoy para oponerse a la intervención federal y en defensa de una "justicia" manejada desde el gobierno. Por el contrario, solo pueden tener eco en una fuerza política independiente de los trabajadores. Por eso, vale la pena aportar energías a su desarrollo y fortalecer cada pelea contra el régimen policíaco montado en Jujuy, el desafío también está en desarrollar la red de medios de La Izquierda Diario con tu apoyo, porque de lo que se trata es de patear el tablero.






Temas relacionados

Jujuy   /    Intervención   /    Gerardo Morales   /    Persecución   /    PJ   /    Justicia   /    Audios / Radio   /    Jujuy   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO