Política

POLÍTICA

La “tormenta” que le faltaba a Cambiemos: Carrió insiste con el juicio político a Garavano

A pesar del llamado de Macri, la líder de la Coalición Cívica difundió una carta donde confirmó que pedirá el juicio político al ministro de Justicia. El debate sobre la detención o no de Cristina Kirchner.

Jueves 4 de octubre de 2018 | 16:14

La coalición Cambiemos está atravesada por una serie de crisis, es sabido. La debacle económica no solo ha arrastrado la imagen del gobierno, sino que viene impactando políticamente en el gobierno nacional.

Como si faltara algo, en las últimas horas se ha sumado una polémica que sacude la alianza con sus socios políticos, en particular con la Coalición Cívica.

El origen del debate fue una declaración de Germán Garavano, ministro de Justicia y Derechos Humanos. En una entrevista en El Destape Radio, el funcionario aseguró que "nunca es bueno que se pida la detención o se detenga preventivamente a un expresidente" y que "no hay elementos para pensar que pueda fugarse o entorpecer la causa".

El debate en cuestión es el eventual desafuero y detención de la ex presidenta Cristina Kirchner, por causas de corrupción que se tramitan en su contra. El ministro intentaba responder a los cuestionamientos que desde distintos sectores que hacen a las causas federales contra dirigentes de la oposición tradicional, con un “festival” de prisiones preventivas.

La jefa de la Coalición Cívica no tardó en reaccionar. A pocas horas de la entrevista, por redes sociales. En un twit aseguró que “estos dichos de Garavano son una vergüenza para la República y la división de poderes. Puede estar emparentado también con la impunidad de Menem en la Cámara de Casación. Si esto es así es pasible de juicio político”.

A pesar de las “aclaraciones” de Garavano y una conversación con Mauricio Macri, hoy la diputada nacional redobló la embestida. Fue a través de una carta titulada “No volvamos al pasado, señor presidente”. Allí plantea que “La República está sumamente herida por un sector del gobierno que por conveniencia política no desean verdad, justicia y condena. Esto no es negociable. Ni la República. Ni la impunidad. El Presidente lo sabe desde enero del 2015. No volvamos al pasado Sr. Presidente”.

También confirma que "la Coalición Cívica ARI, a través de sus órganos institucionales y partidarios, ratifica el pedido de juicio político al Ministro de Justicia Garavano". Pero además adelantó que presentará una demanda “por discriminación y machismo aberrante” contra dirigentes políticos que la habría criticado por “cuestiones de carácter estético”.

En el cierre asegura que “no me guía el enojo ni la calentura sino la necesidad de que Cambiemos cambie o no cambiará la historia”.

Las repercusiones en la coalición gobernante no tardaron en llegar. Garavano siguió intentando bajar los decibeles de la polémica: “Tal vez fue una frase desafortunada, pero fue en abstracto”, se disculpó. Pero no lo logró.

Desde el PRO saben que tienen la última carga: presiden la Comisión de Juicio Político, donde además tiene mayoría. Pero sabe que un debate abierto allí sería perjudicial para la coalición de gobierno.

Más allá de cómo se resuelva la guerra Carrió-Garavano, muchos vieron detrás de las declaraciones del ministro quizás un esbozo de la posición del gobierno acerca de lo que debería ocurrir en los procesos contra la ex presidenta. ¿Prefiere a Cristina en el banquillo, desprestigiada, pero no en la cárcel desde donde podría denunciar persecución política y convertirla en eje de su campaña? ¿Es parte de las negociaciones con el peronismo para llegar al 2019 con ajuste y gobernabilidad?

Después de mostrar su apoyo total a los acuerdos con el FMI y los ajustes que lleva adelante el gobierno, Carrió volvió a patear la mesa que comparte con macristas y radicales. Esta vez eligió ubicarse a la derecha de la derecha.







Temas relacionados

Germán Garavano   /    Elisa Carrió   /    Mauricio Macri   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO