Política

AMIA

Laura Ginsberg: “La investigación del atentado no puede quedar en manos del Estado”

La dirigente de Apemia denunció el encubrimiento de todos los gobiernos desde 1994 a la fecha y exige la apertura de los archivos secretos para que se sepa la verdad.

Martes 19 de julio de 2016 | Edición del día

En el marco de cumplirse 22 años del brutal atentado a la mutual judía, ayer la Asociación Por el Esclarecimiento de la Masacre Impune de la AMIA (Apemia) realizó una mesa debate en la Asociación de Abogados de Buenos Aires.

Bajo el título “Terrorismo de Estado y archivos secretos: el caso AMIA”, su referente Laura Ginsberg disertó sobre la relación entre los servicios de inteligencia y la criminalidad, tomando el atentado a la mutual judía como un caso testigo en el que todos los poderes del Estado y sus organismos de inteligencia actuaron en pos de encubrir a los responsables y perpetuar la impunidad.

Desde Apemia dijeron a La Izquierda Diario que este nuevo aniversario del atentado encuentra a los familiares de las víctimas en la misma situación que los años anteriores, con ningún avance en el esclarecimiento y con una mayor impunidad producto de la acción decidida de los funcionarios de todos los gobiernos que se sucedieron en las dos últimas décadas y del Poder Judicial.

La aparición de Macri junto a su gabinete en el acto oficial de ayer fue criticada duramente por la organización de familiares de las víctimas. Ginsberg dijo que esa presencia “en el acto oficial de la dirección judía no sorprende. De hecho el primer gesto de Macri cuando asumió fue la derogación del memorando con Irán para satisfacer la presión de la dirección de la comunidad local y del Estado de Israel. Después de eso no pasó nada”.

La voz de Ginsberg apareció en diversos medios cuestionando no solamente la demagogia de Macri sino denunciándolo por “su negativa a abrir los archivos referidos al atentado a la AMIA”. “Ése sigue siendo el corazón del problema”, afirmó al tiempo de reiterar su exigencia “al gobierno para que abra los archivos secretos y que los entregue a una comisión investigadora”.

“Han pasado 22 años y hemos vivido con esta impunidad. Pero los hechos hablan por sí solos. El Poder Judicial ha hecho todas las tropelías habidas y por haber. El Parlamento acompañó el accionar delictivo de los jueces federales. Hubo prácticamente diez gobiernos que han mantenido una línea de continuidad en el encubrimiento. Entonces esto ya no puede quedar en manos de las instituciones del Estado”, manifestó la referente de Apemia.

“Nosotros ya sabemos una parte de la verdad”, sentenció la referente de Apemia. “Esa parte de la verdad es que este atentado fue de manufactura local, pergeñado, instrumentado y encubierto por los servicios de inteligencia de nuestro país. Que pudo haber algún elemento de participación extranjera, puede ser, pero hasta ahora no se pudo demostrar”, afirmó.

Por eso desde su organización tienen “la convicción de que esos archivos no los abren porque allí se encuentra toda la trama y todos los vínculos de los funcionarios de entonces, con elementos o estados extranjeros, que permitieron que este crimen se cometiera y se encubriera durante todos estos años”.

Ayer Apemia también denunció el destino de impunidad que tiene el juicio oral que se está desarrollando desde hace un año en los Tribunales Federales de Comodoro Py por las irregularidades y delitos cometidos en la investigación del atentado por parte del exjuez Juan José Galeano. En este juicio son juzgados también el expresidente Carlos Menem, el extitular de la DAIA Rubén Beraja, el excomisario Jorge “Fino” Palacios, los exfiscales Eamon Mullen y José Barbaccia y otros siete imputados.

Desde la organización de familiares dijeron a este diario que en el juicio hay muchas irregularidades. Por caso, la recurrente apelación por parte del tribunal a mantener en secreto las declaraciones de testigos, prohibiendo incluso el acceso a la sala por parte del público.







Temas relacionados

Apertura archivos   /    Laura Ginsberg   /    AMIA   /    Libertades Democráticas   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO