Mundo Obrero

JORNADA DE LUCHA

Lear: después de la represión, la solidaridad

Organizaciones sindicales, centros de estudiantes, organismos de derechos humanos y diputados de las más variadas filiaciones políticas repudiaron la represión de Gendarmería y se solidarizaron con los heridos y detenidos. Ayer se hizo una importante conferencia de prensa en el BAUEN. “Con esta solidaridad, si hace falta lucharemos 150 días más”, dijeron.

Lucho Aguilar

@lukoaguilar

Sábado 25 de octubre de 2014 | Edición del día

Recién se habían disipado los estampidos y los gases, y el repudio y la solidaridad con los despedidos de Lear y los trabajadores y militantes heridos ya empezaban a circular por las redes sociales, a convertirse en llamados de preocupación y aliento a quienes todos habían visto recibir una feroz represión de parte de la Gendarmería, ordenada por Sergio Berni y Cristina Kirchner. Todo para proteger los negocios de una multinacional norteamericana.

Organizaciones sindicales, centros de estudiantes, organismos de derechos humanos, y diputados de las más variadas filiaciones políticas, querían saber sobre los heridos y detenidos, y repudiaban la represión.
La campaña democrática que iniciaron los trabajadores de Lear, los abogados del CeProDH y Nicolás del Caño (diputado nacional del PTS-FIT herido), tuvo la mayor amplitud posible. Se trataba de defender el legítimo derecho a la protesta y rechazar la saña criminal con que habían baleado y golpeado a trabajadores y estudiantes, con el saldo de más de 50 heridos, 13 hospitalizados y 2 detenidos.

Así se vio la 12 jornada de lucha por Lear en los medios

De todo el arco político

Las respuestas llegaron desde todo el arco político. Desde “presidenciables” de la oposición como el senador nacional Julio Cobos (UCR-Mendoza), hasta organismos de derechos humanos como el CELS. El centro presidido por Horacio Verbitsky señaló que “efectivos dispararon con balas de goma hacia el cuerpo de los manifestantes. Este accionar, prohibido por las normativas del Ministerio de Seguridad de la Nación, ocasionó alrededor de cincuenta heridos, algunos de ellos permanecen internados con heridas graves”.

Entre los diputados opositores que repudiaron la represión, y en particular a Nicolás del Caño, estuvieron además Alcira Argumedo (Proyecto Sur), Manuel Garrido y Hernán Rossi (UCR), Claudia Najul y Gisela Scaglia (PRO), Omar Duclos (FA-UNEN) y Facundo Moyano (aliado del Frente Renovador), Margarita Stolbizer (GEN/FAP), José Luis Riccardo (UCR) y Luis Pastori (UCR). Pero también la campaña tuvo eco entre sectores ligados al oficialismo, como los diputados Omar Plaini FPV), Fernando “Chino” Navarro y Leonardo Grosso (FPV- Movimiento Evita). Otros referentes kirchneristas, como el legislador Pablo Ferreyra y María José Lubertino, rechazaron el accionar de las fuerzas represivas.
También se pronunciaron los diputados del Frente de Izquierda Pablo Lopez y Néstor Pitrola (PO) y Juan Carlos Giordano (Izquierda Socialista) y las referentes de izquierda Vilma Ripoll (MST), Luis Zamora (AyL) y Patricia Walsh.

Para continuar con la campaña, Nicolás del Caño envió al Congreso de la Nación una carta donde convoca a que “esta Cámara y todos sus miembros se pronuncien en forma contundente en repudio a este accionar ilegal y contra toda criminalización de las legítimas protestas de los trabajadores y el pueblo argentinos”.

Además se solidarizaron organismos de derechos humanos. Madres de Plazo (Cristina Cabib y Elia Espen), la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos, y una amplia cantidad de organismos que vienen denunciando la criminalización de la protesta.

En la prensa

El salvaje desalojo había sido transmitido casi “en cadena nacional”, por lo que la gente lo pudo seguir en los bares, y también en las redacciones periodísticas. Los hechos fueron transmitidos por la mayoría de los grandes medios, tanto oficialistas como opositores.

Por las redes sociales se conocieron los rechazos de periodistas de Página 12 (Raul Kollman, Darío Aranda, Adriana Meyer, Werner Pertot y Adrián Pérez), de Diario Popular (Edgardo Solano y Natalia Sands), de Rock & Pop y BAE (Alejandro Bercovich), de la Revista Barcelona (Ingrid Beck) y la TV Pública (Agustín Lecchi). Muchos periodistas y trabajadores de prensa, después de tantas coberturas en la Panamericana, se han visto conmovidos con los indomables obreros de Lear y las organizaciones que pelean junto a ellos.

Fotografía: Enfoque Rojo

Del movimiento obrero

Amplios sectores del movimiento obrero se vieron impactados por los hechos. La Junta Ejecutiva de CTERA-CTA emitió un comunicado donde “repudia la brutal represión ejercida por la Gendarmería Nacional a trabajadores de LEAR S.A”. Lo mismo hizo la conducción del SUTEBA-CTA provincia, que manifestó “su total repudio a la brutal represión realizada en el día de hoy a trabajadores que se encontraban manifestando”. También hizo llegar la solidaridad de la “CTA de los Argentinos”, su Secretario Adjunto Marcelo Frondizi. Recordemos que ambos gremios y la central de Hugo Yasky están alineados con el gobierno nacional.
Del lado de la “CTA Autónoma”, opositora al gobierno, llegaron declaraciones de su Secretario General Pablo Michelli, e integrantes del consejo directivo de la central y de ATE Nacional, algunos de los cuales participaron de la conferencia de prensa realizada el viernes en el Hotel Bauen. También hizo llegar su adhesión y participaría luego de la reunión la directiva de ATE Capital, cuyos dirigentes hicieron hincapié entre los heridos en “el histórico dirigente de ATE Ensenada y el Astillero, y el diputado nacional Nicolás del Caño”. El Secretario General de ATE Provincia señaló “el más profundo repudio de ATE y de nuestra Central a la represión de la protesta social por parte del gobierno”.

Los SUTEBA opositores a la conducción de Baradel dieron un contundente apoyo a los compañeros y compañeras atacados.

Dirigentes de la CGT opositora como Facundo Moyano (Peajes) y Omar Plaini (Canillitas), ya se habían solidarizado.

Del sindicalismo combativo y de izquierda llegaron todo tipo de pronunciamientos solidarios, desde importantes fábricas de la Zona Norte, pero también desde los más lejanos rincones del país. Los municipales de Río Turbio en huelga enviaron una foto con carteles contra la represión, y en la otra punta del país municipales jujeños fueron parte de una radio abierta de denuncia. Los trabajadores de Lear y Donnelley, así como los militantes heridos, hace años que pelean junto a ellos codo a codo, por lo que miles de militantes obreros sintieron la agresión como propia.

Fotografía: Enfoque Rojo

Importante conferencia de prensa en el Bauen

Los trabajadores de Lear hicieron lo que han hecho todos estos meses. De la jornada de lucha que había terminado en represión, salieron con más fuerzas a denunciar la actitud del gobierno y rodear su lucha de solidaridad. En pocas horas se organizó una conferencia de prensa en el Hotel Bauen, donde se convocó ampliamente a organizaciones de izquierda, sindicatos y organizaciones obreras y democráticas. En la convocatoria denunciaron no sólo el ataque de Gendarmería, sino también la patoteada que recibieron en la carpa el día miércoles, y el intento del SMATA de echar a los legítimos delegados de Lear del gremio, en un congreso burocrático a realizarse el 19 de noviembre.

La convocatoria, a pesar del poco tiempo para organizarla, fue muy importante. Estaban presentes, entre otros: Elia Espen (Madre de Plaza de Mayo), Leonor Nuñez (APDH), Carla Lacorte, Alejandrina Barry y Victoria Moyano (CeProDH); directivos de ATE y CTA como Carlos Chile, Julio Macera, Héctor Carnica y Carina Maloberti; directivos de UTE-CTERA como Mariano De Negri, Eduardo López y Ariel Sánchez; de Ademys como Alicia Navarro Palacios; la Secretaria Adjunta del SUTEBA Tigre Gabriela MAcauda y la Secretaria de Derechos Humanos del SUTEBA La Matanza Nathalia Gonzáez Seligra, reprimida en la jornada de ayer; también delegados de distintas juntas internas estatales. Además había personalidades como el periodista Herman Schiller, y delegados del SMATA de los años 70, como Pedro Troiani (Ford), Eduardo Fachal y Hugo Crosato (Mercedes Benz). Estaban presentes delegados aeronáuticos, de la alimentación, ferroviarios, del subte, y otros gremios. Por la izquierda, se hicieron presentes Vanina Biassi (PO), Juan Carlos Giordano y Rubén “Pollo” Sobrero (IS) y los diputados Christian Castillo y Nicolás del Caño (ambos del PTS-FIT).
La mesa de la conferencia, que se transformó en una importante reunión de solidaridad y organización, estaba presidida por los obreros de Lear y de Donnelley, su abogado Edgardo Moyano (CeProDH) y obrero del Astillero Río Santiago y dirigente del PTS reprimido en el día de ayer, José Montes.
Moyano leyó la gran cantidad de adhesiones y muestras de que habían recibido en las últimas 24 horas, y las organizaciones y personalidades que no habían podido estar presentes pero se ponían a disposición.

La Izquierda Diario entrevistó a varios de los presentes.

“Seguiremos luchando, si hace falta 150 días más”

Luego tomaron la palabra los trabajadores. Rubén Matu resumió estos 150 días de lucha, denunciando “la represión de ayer de la Gendarmería, y a la Policía Bonaerense que liberó la zona para el ataque de una patota el miércoles, justo cuando se cumplían 4 años de crimen de Mariano Ferreyra”. Matu criticó que el SMATA, “en vez de convocar un Congreso para ver cómo enfrentar los despidos y suspensiones, tenga como primer objetivo expulsar a los delegados combativos”. El delegado contó además que “se han bajado dos compañeros de la comisión interna, en mi caso no lo comparto, los compañeros nos han dado su confianza para representarlos, y nos debemos a ellos”. Matú relató que estas semanas habían querido comprarlos y amedrentarlos durante estas semanas. “No nos vamos a dejar chantajear ni amenazar, porque tenemos convicciones”. “. “Dentro de la fábrica la mayoría de los trabajadores repudian el accionar del SMATA, la empresa y el gobierno, aunque lo hacen pasivamente. Con ese repudio, los compañeros que ya reincorporamos y las fuerzas que ustedes nos dan, tenemos el objetivo de recuperar la interna para los trabajadores”.
Otros compañeros dejaron claro, con sus palabras, por qué los llaman “los indomables”. Ezequiel y otros compañeros fueron tomando la palabra. “Cada represión nos hace más fuertes. No entienden que vamos a luchar hasta que entre el último de los despedidos, que no vamos a agachar la cabeza”. “No nos desmoralizamos, tenemos clara que nuestra lucha es justa, somos 40 personas que quieren volver a su puesto de trabajo. No nos van a doblegar, así tengamos que seguir 150 días más”. Marley, otro de los delegados, dijo que “es un orgullo estar con gente tan luchadora, tenemos que poner por delante las cosas que nos unen”. Damián dijo que “tenemos una voluntad de hierro. Tenemos que fortalecer el fondo de lucha para seguir la pelea. La de Lear va camino a ser una huelga histórica. Y es un orgullo tener junto a nosotros a los compañeros de Donnelley, que ayer pusieron el cuerpo, son nuestros hermanos…”

El aplauso de todos los presentes era sincero, de admiración. Como dijeron Eduardo Fachal y Pedro Troiani, militantes mecánicos perseguidos en la dictadura, les dijeron “ustedes son un ejemplo, no bajen los brazos”, y propusieron una volanteada en todas las fábricas automotrices antes del Congreso del SMATA.

Los trabajadores anunciaron que ya está circulando una declaración frente al congreso burocrático que busca sancionar a los delegados independientes. Bajo el título “Defendemos a los delegados de Lear. Basta de persecuciones. No a las expulsiones”, el documento ya fue firmado por decenas de organizaciones obreras, políticas, diputados, organismos de derechos humanos y delegados de base de un centenar de gremios.

Fotografía: Enfoque Rojo

Hermanos

Después fue el turno de Jorge “Loco” Medina, delegado de Donnelley, que tomó el guante que le habían tirado los de Lear: “somos hermanos, sí”. Luego de contar la experiencia de control obrero que están haciendo en MadyGraf, “llamó a apoyar el fondo de lucha y coordinar las luchas que están en curso. Los obreros de Lear no están dispuestos a abandonar la lucha”.

Elia Espen leyó una emotiva carta, donde denunció que “el gobierno no nos respeta, no se banca que pensemos distinto, no queremos otro Mariano Ferreyra”.

El Secretario de Derechos Humanos de ATE Nacional Néstor Carrica se mostró “conmovido por el ejemplo de resistencia que nos están dando a todos”, y comprometió el apoyo de su organización para el fondo de huelga y próximas acciones.

También hicieron uso de la palabra dirigentes de izquierda. Vanina Biassi comprometió el apoyo del Partido Obrero en las próximas acciones, y propuso una campaña para desacreditar el Congreso del SMATA. Juan Carlos Giordano, de Izquierda Socialista, denunció que la escalada represiva incluye a municipales jujeños, ferroviarios del Sarmiento, y obreros de la Zona Norte. Christian Castillo, del PTS, destacó la dimensión histórica que ha tomado la lucha de Lear. El diputado bonaerense denunció que, junto a Nicolás del Caño, habían sido reprimidos por la gendarmería de Berni en la Panamericana, e iban a pedir un repudio en el Congreso Nacional y la Legislatura Bonaerense, contra el ataque del gobierno al derecho a ejercer sus funciones y apoyar los reclamos. Tras haber contado ayer gran cantidad de militantes heridos y los dos detenidos, la Dirección Nacional del Partido de Trabajadores Socialistas (PTS) solicitó una audiencia a la Dra. Maria Romilda Servini de Cubría. Como explicó a los medios Nicolás del Caño, “hay una escalada represiva contra los diputados de nuestra fuerza y tenemos una importante cantidad de militantes procesados y heridos”.

Castillo propuso realizar, la semana que viene, una marcha unitaria al Ministerio de Trabajo, para seguir reclamando las reincorporaciones.

Los trabajadores de Lear retomaron la palabra antes de finalizar la reunión. Anunciaron que la asamblea había votado un bloque de los portones de Lear, para próxima semana. Además, se realizará una reunión de abogados para preparar una impugnación al congreso burocrático en el que el SMATA intentará expulsar a los delegados de Lear.

El aplauso final y los abrazos en el Hotel Bauen, con los cuidados necesarios para evitar las heridas del día anterior, mostraba que los obreros de Lear siguen firmes: van en busca del más amplio apoyo para enfrentar la represión del gobierno, y seguir peleando por la reincorporación. Como dijo uno de los despedidos: “Así tengamos que seguir peleando 150 días más”.

La 12 jornada de lucha por Lear en nuestros medios







Temas relacionados

FpV   /    Lear   /    Suteba Tigre   /    Horacio Verbitsky   /    FIT   /    ATE   /    Prensa   /    CGT   /    Hotel BAUEN   /    Nicolás del Caño   /    PRO   /    Suteba La Matanza   /    Represión   /    Suteba La Plata   /    UCR   /    Frente Renovador   /    Sergio Berni   /    Cristina Fernández de Kirchner   /    Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS)   /    Gendarmería   /    Mundo Obrero   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO