Mundo Obrero

ADP-CTERA

Lejos de las bases, Argañaraz quiere volver al sindicato docente del que huyó en medio de la lucha

Luego de la traición de ADP a la lucha docente, firmando un acuerdo a espaldas de las bases, y tras vencerse su licencia médica el viernes se conoció que tramitó en la justicia la acción de tutela sindical para volver a ser secretaria general. Por su parte, la conducción del sindicato el lunes hizo correr la suspensión al cargo por 45 días.

Miércoles 27 de marzo | Edición del día

La actual ex secretaria general de ADP había sido sancionada por la Comisión Directiva del sindicato de base de CTERA, en el marco de una interna de la burocracia y en una reunión a puertas cerradas, lejos de las 15 mil afiliadas y afiliados, el viernes 22 de febrero del corriente. Ese mismo día, Argañaraz había presentado al gremio una licencia médica de dudosa procedencia, justificando su inasistencia a la reunión y alejándola de sus responsabilidades sindicales por un mes.

Esto ocurrió una semana después del allanamiento a la sede de la Agremiación Docente Provincial (ADP), autorizado por el juez de Garantías Ignacio Colombo, en lo que implica una intromisión de la justicia en la vida interna del sindicato.

Argañaraz pretendió así sortear la sanción que sólo se aplicaría una vez reintegrada al cargo. Al tiempo que el 26 de febrero tramitó en el juzgado de Primera Instancia del Trabajo 6 la acción de tutela sindical para ser preservada en el cargo de secretaria general según señalan la Constitución Nacional y la Ley de Asociaciones Profesionales, algo que se conoció recién la semana pasada. Pero en el medio se desarrollaron 11 días de lucha docente que incluyeron movilizaciones, asambleas, cortes de ruta, acampe y 8 días de paro, y que lograron torcerle el brazo al gobierno de Juan Manuel Urtubey.

Además, fue ADP al igual que CTERA en todo el país, el sindicato que se borró de la lucha no llamando a realizar asambleas. Y su dirección burocrática la que negoció en mesa chica con la Ministra de Educación Analía Berruezo, lo que implica una traición abierta.

Miles de docentes que hicieron explotar el Delmi el sábado 16 de marzo votando a mano alzada el destino de la lucha, ya se pronunciaron cuestionando a las direcciones burocráticas vendidas de los sindicatos y por la necesidad de resolver todo en asambleas de base. Por eso, la instancia de paro y organización de 11 días dejó en claro que quien representa a la docencia no es la burocracia sindical al frente de los sindicatos sino la propia fuerza docente organizada en asambleas.

Cerca de la Justicia, lejos de las bases

Argañaraz una vez más recurrió a la justicia, muy lejos de la calle, las escuelas y las asambleas, y a espaldas de las y los 15 mil afiliados que tiene ADP en una provincia con 33 mil docentes.

Pero no es la primera vez que la justicia se entromete en asuntos del sindicato docente. En febrero también, Cynthia Vuistaz -quien supo ser parte de la Comisión Directiva del sindicato docente hasta hace unos años- había presentado una denuncia en Delitos Económicos Complejos contra Argañaraz por “enriquecimiento ilícito". Esta se sumó a las denuncias penales de Raúl Argañaraz, hermano de Patricia, las del ex delegado de Embarcación, Julio Barrios, y de la agrupación Tribuna Docente. En este caso fue Carmen Venencia quien se presentó ante la Fiscalía Penal II en diciembre último para denunciar irregularidades en el proceso de designaciones docentes “y que la Secretaria General recibía los primeros 3 o 4 sueldos a cambio de las designaciones ilegales realizadas por influencia en la Junta de Clasificación y entre los funcionarios del Ministerio de Educación”, entre otras cosas.

Ante esto, cabe preguntarse si es el camino judicial el que tienen que abrazar las y los docentes para transformar sus organizaciones de base.

Asambleas para decidir

Desde la 9 de abril, corriente nacional docente referenciada en el PTS-FIT, afirmaron que “en ADP hay un disputa entre dos sectores de la burocracia sindical que se rajó en medio de la lucha, Argarañaz ahora quiere volver utilizando resquicios legales, pero nunca poniendo a discusión de la base a quién quieren al frente de ADP. Por eso, exigimos que la justicia saque las manos del sindicato y que sea una asamblea docente la que ponga en claro lo que haya sucedido con esta burócrata”. Las y los propios trabajadores de la educación en asambleas tienen que tener plenos derechos para resolver los problemas de los sindicatos, “asambleas periódicas y en horarios accesibles y no como las caricaturas que hace ADP en enero y a las 6 am, a espaldas de las bases”.

Luego de la lucha que mostró a todo el país que la fuerza de miles en las calles es la que puede conquistar derechos e ir por más, es necesario continuar organizadas en cuerpo de delegados por escuela y comenzar a plantearse recuperar el sindicato, pensando otra forma de organización que sea democrática y desde las bases.

Siguiendo el ejemplo de democracia sindical en el funcionamiento del Sindicato de Obreros y Empleados Ceramistas de Zanón (SOECN), en la provincia de Neuquén, desde la corriente 9 de abril propusieron que cuando las y los dirigentes no cumplan con su mandato, puedan ser revocados en una asamblea de base. Como la casta burocrática que se expresa en las Argañaraz o Marita Cerezo, referente de la oposición a aquella y tesorera de ADP, que viven como millonarias lejos de la situación en la que estamos 33 mil docentes en toda la provincia y más de un millón en todo el país. Y atornilladas a los sillones hace años.

También, señalaron que las y los integrantes de la Comisión Directiva no deben ejercer más de dos mandatos seguidos, cobrando lo mismo que en su cargo de base, y que terminado ese plazo deban volver a trabajar en las escuelas.







Temas relacionados

Salta   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO