Política

LEGISLATURA PORTEÑA

Llega fin de año y el PRO busca ponerle quinta a los negociados

Avanza en la Legislatura porteña la entrega del Autódromo a los negocios privados por 30 años.

Jueves 19 de noviembre de 2015 | Edición del día

Esta semana se aprobó el dictamen del PRO de las comisiones de Presupuesto y Planeamiento Urbano que prevé la cesión de los terrenos del Autódromo por 30 años a un fideicomiso integrado también por la Corporación Buenos Aires Sur S.E: y empresas privados para “garantizar inversiones” a las que además de otorgarles “derechos de uso, goce y explotación” se les prometen exenciones fiscales por 10 años. Un nuevo negociado de la administración macrista.

Mientras el PRO sigue sin presentar el Presupuesto 2016, esta semana avanzó con su plan de entrega de los terrenos del Autódromo “Oscar y Juan Gálvez” a un fideicomiso durante 30 años. El proyecto no especifica ninguna de las obligaciones del mismo con la excepción de un edificio destinado a la Escuela N° 18, pero se estima que el negocio podría llegar a atraer inversiones por U$$ 50 millones.

Legisladores de la oposición han denunciado además que el mismo no cuenta con estudios de impacto ambiental ni tampoco del impacto social en la zona, dejando de manifiesto que la intención del PRO no es otra más que avanzar en un negociado con empresas ligadas a la industria automotriz, entregando el Autódromo por 30 años.

Como si fuera poco la entrega del terreno al fideicomiso, las exenciones impositivas para “atraer inversiones” alcanzan diversos incentivos tributarios relacionados con el pago a cuenta del Impuesto sobre los Ingresos Brutos, exención del Impuesto de Sellos y del pago de los Derechos de Delineación y Construcción, Derechos por Capacidad Constructiva (CCT) y Capacidad Constructiva Aplicables (CCA) y Tasa por Servicio de Verificación de Obra. Este modelo propuesto por el macrismo para la Ciudad ya ha fracasado, como quedó de manifiesto con el mal llamado “Polo Tecnológico” que no hizo que se radicaran nuevas empresas sino solo la mudanza de algunas para acogerse a los beneficios impositivos del PRO, el que a su vez aprovecharon algunas otras “no tecnológicas” como la propia Iron Mountain.

Como oposición a este proyecto que necesitará dos tercios de los votos del recinto, el diputado Bergel presentó un dictamen de minoría que modifica el Código de Planeamiento Urbano y transforma los terrenos en “Urbanización Parque” para transformarlo en un espacio recreativo. El legislador Vera presentó asimismo un dictamen para “recuperar para la Ciudad la administración y uso del Autódromo”.

Por su parte, el legislador electo Patricio del Corro, del Frente de Izquierda, denunció que “el PRO busca una vez más regalar terrenos a empresas privadas socavando el patrimonio de la Ciudad. Nuevamente aprovechan la llegada de fin de año para negociar estas estafas a espaldas del pueblo trabajador ” y agregó que “no se saben los costos fiscales de la propuesta, ni está claro qué obras que deberían realizarse, ni las inversiones, ni la generación de empleo, lo que deja en claro que este es un proyecto que busca entregar un negocio llave en mano a empresarios amigos, entregando más de 160 hectáreas de la Ciudad por 30 años”.







Temas relacionados

Autódromo   /    Legislatura porteña   /    PRO   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO