Sociedad

PATEANDO EL TABLERO

“Los Blaquier hacen lo que quieren en dictadura o democracia”

Entrevista a Ricardo Arédez, militante de derechos humanos, en el aniversario de la desaparición de su padre, Luis Arédez, el 13 de mayo de 1977, quien fuera intendente de Libertador Gral. San Martín. El cobro de impuestos a Blaquier, la intervención a la intendencia en 1974. La Triple A en Jujuy. La pelea por memoria, verdad y justicia continúa.

Jueves 14 de mayo | 19:19

Ricardo Arédez es hijo de Luis Arédez quien fuera intendente en 1973 hasta 1974 en la localidad de Libertador Gral. San Martín, su mandato finaliza a partir de la intervención del gobernador Carlos Snopek. Su madre, Olga Márquez, fue una de las pioneras de atarse el pañuelo blanco en el cuello e iniciar las rondas en la plaza de Lib. Gral. San Martín exigiendo la aparición de su marido y obreros del ingenio Ledesma desaparecidos en 1976.

¿En qué fecha detienen a tu padre? ¿Quiénes lo hicieron?

Ese día era un viernes, mi mamá y yo estábamos en Tucumán y mi padre se había quedado solo en Libertador para ir a trabajar como médico pediatra del hospital Pablo Soria de Fraile Pintado. Había conservado su puesto después de estar un año preso en Jujuy y La Plata. Fue a trabajar en el auto y a la vuelta, al mediodía en el cruce de la vías de palo blanco lo desaparecen, y su auto cinco meses después aparece en inmediaciones del jardín botánico de la ciudad de Buenos Aires, sin tener ningún antecedente de paso de los controles militares y policiales que había en los dos mil kilómetros que separan la Capital Federal de la provincia de Jujuy. Y después aparece el auto a instancias de una abogada de familia de Jujuy que vive en Buenos Aires, y después lo seguimos buscando hasta el día de hoy como a todos nuestros desaparecidos y queremos, supongo, porque es el deseo de cada hijo, de cada hermano de familiares poder encontrarlos, localizarlo, identificarlos y sepultarlos como seres humanos y terminar este duelo que es diario y para poder tener más o menos una vida más normal.

En este sentido y, para recordar también, ¿Quiénes detuvieron a tu padre? ¿Por qué lo hicieron? ¿Qué nos podes recordar?

Nosotros siempre pensamos que la desaparición de mi papá ha sido a consecuencia del ingenio Ledesma, claramente cuando fue intendente desde ahí en el 73´, le obligó a la empresa a pagar los impuestos, es fue el choque más grande que hubo -de otras peleas que venían del año 58´- cuando mi padre como médico de los obreros del ingenio, se especializó en salvar la vida de los chicos de los zafreros que en esa época en plena zafra morían 17 chicos diariamente debido a las condiciones de vida de esas familias. A la empresa solo le interesaba producir, esas eran las palabras textuales del entonces administrador del Ingenio Ledesma de esa época.

¿Te acordás de los motivos de la intervención de la intendencia cuando tu papá ocupaba el cargo de intendente?

Eso fue después de la muerte de Perón, vinieron varias intervenciones, fue el caso del Dr. Ragone gobernador en Salta –un peronismo muy de avanzada-, del gobernador de Córdoba, en La Plata. La JP-RA lo sacaron a punta de pistola a mi padre de la intendencia, lo único que pudo sacar fue sus carpetas y proyectos que era lo que quería para Libertador, una ciudad con derechos. Ahí lo acompaña el movimiento obrero villero, mi padre no lo podía creer, y luego tuvo que renunciar formalmente al cargo de intendente ante el Gobernador entonces, ingeniero (Carlos) Snopek, y el vice (Alfredo) Benítez. Ahí empezó todo el candombe de violaciones, detenciones, torturas a todo aquél que les convenía a la Triple A y, ahí en Jujuy, hicieron un desastre en el 74´y 75´. El tema es que hay que tener mucha memoria y permanentemente decir la historia tal cual fue, porque hay gente que no le gusta la historia, o repetir la historia o hablar de estos temas que pasaron y trajeron mucho dolor a la gente.

En Libertador la persona que queda a cargo de la intervención al municipio, ¿estaba vinculada a la Triple A?

No sé si estaba vinculado a la Triple A, estaba vinculado al peronismo de derecha, de apellido Avellaneda, era un empleado de un negocio de Libertador y lo ponen en reemplazo de mi padre. Era una figura de un peronismo ortodoxo. No sé si en la provincia hubo Triple A, si estaba (José Humberto) Martiarena, que tenía mucho que ver con ese grupo y eso siempre lo relataba mi madre. Es ahí donde luego del pago de impuestos de Ledesma al municipio, mi padre es denunciado en Buenos Aires por medio de Martiarena, quien decía que mi padre era un infiltrado marxista en el peronismo, nos cuenta mi madre. Cuando en realidad fueron ellos (PJ) a buscarlo a mi padre a Tilcara para que aceptase ser intendente y después lo dejaron solo cuando todo se fue a la derecha, lo mismo pasó en Salta con Ragone, electo democráticamente, que era de filas peronistas, mi padre no, en cambio era radical pero con un vínculo social extraordinario con las villas de emergencia donde había logrado tener la confianza con los que menos tenían y un vínculo increíble. Me acuerdo que los sábados mi padre nos llevaba a las villas, él iba con su maleta, mi mamá con su instrumental de odontóloga, y ahí teníamos que estar horas y horas, no nos gustaba estar ahí porque éramos chicos, nos invitaban una comida que era tan rica y nuestros padres querían que veamos y sintiéramos lo que era no tener derechos por lo tan explotados por Ledesma.

Como te comentaba Ricardo, los concejales del PTS en el Frente de Izquierda en Libertador, Miguel López y Luis Guerra, presentaron semanas atrás un pedido al archivo del Concejo solicitando la ordenanza de tu padre por la cual se extendía el ejido urbano hacia tierras donde se emplaza la planta del ingenio Ledesma, la respuesta oral (finalmente corroborada por escrito) es que no hay información desde 1973 hasta 1984. ¿Se puede decir que la dictadura en Libertador comenzó antes y terminó después que en el resto del país?

Puede decirte cuando empezaron los problemas para el resto de la gente que empezó a ser perseguida en el 74 y 75’ detenida y todo, y en la dictadura con los militares que entran allí con el Mayor, Donato Arenas, que creo, él fue uno de los responsables en hacer desaparecer las cosas de mi padre ahí en la municipalidad. Y esa ordenanza que fue tan soñada, tan trabajada con expertos que vinieron a ayudarlo a mi padre, abogados laboristas, por una cuestión de derechos sobre todo porque el pueblo tuviera y que no esperara el envío de fondos de la provincia, si no que pudiera hacer de Libertador Gral. San Martín que está al lado de la mayor empresa de Latinoamérica que no se note tanto la diferencia como es ahora. Era un hombre que pensaba en la gente, algo que no se lo perdonó la vieja política, ni el poder económico y los militares que siempre fueron serviles al poder económico. Pero el vínculo con la gente que tuvo mi papá, con los más humildes, eso no se borró nunca. Cuando voy a las marchas los hijos de aquellos trabajadores me cuentan cosas, agradecen. Por qué ellos, el poder económico, escriben diariamente la historia en Ledesma. Pero también hay otra historia que la escribimos nosotros los sobrevivientes, y me parece que entre esas dos historias tiene que quedar algo para que la gente pueda ver, quién tiene razón y por qué ocurrieron las cosas.

Te puede interesar: La dictadura también desapareció ordenanzas de impuestos municipales a Blaquier

En esta búsqueda de la verdad y también de la justicia porque sino una no hay la otra voz me comentaba también que habías hablado una vez con un intendente respecto de las ordenanzas de la época de tu padre en la Intendencia.

Si con un intendente de Libertador qué hizo un desastre después de corrupción. Nos recibe a mi hermano y a mí y, efectivamente, nos dice que no hay antecedentes de mi padre como intendente. Me llamó la atención porque nos recibió en su oficina que está en el primer piso, y cuando estaba mi padre era en la planta baja la oficina del intendente. En forma muy amable nos confirma eso, una pena como digo la historia la escribe el poder económico, y están acostumbrados a hacer lo que quieren en dictadura, con la democracia, hacen lo que quieren. Hay una larga serie de experiencias demostrable del condicionamiento que vive el pueblo de la empresa Ledesma. Como siempre digo, Ledesma, donde me he criado, sus tierras están regadas de sangre. De aquel hombre o mujer valiente, contestatario, el que no quería vivir con tanta injusticia, los pueblos originarios, con tantos grandes luchadores. Etnias indígenas que eran peladores de caña que se enfrentaban al famoso “familiar”, una historia tremenda. Después la época del 70´ que fue increíble y muy determinante en mi vida de ver tanta lucha y tanta historia, tanto compromiso, también de parte de los maestros. En una de las grandes huelgas que hubo en el 74´o 75´ no me acuerdo bien, que acompañó la huelga de los obreros, la Secretaria de Adep, en aquella época, Marina Leticia Vilte, que desde los balcones del sindicato dijo un discurso imponente, era la primera vez que los maestros acompañaban a los obreros, eso terminó en una tremenda represión. Me acuerdo perfectamente las sirenas que pasaban por la Av. Libertad a retirar los heridos, la gendarmería obviamente reprimiendo por orden de Ledesma porque no iban a permitir nunca una cosa así, que se organizará la gente por más derechos.

La falta de información sobre las ordenanzas en la intendencia de Libertador a esta altura muestra un desinterés en el partido radical y justicialista, habiendo pasado tanto tiempo, ¿no crees?

Fíjate que te voy a corregir, en el 84´hubo mucho movimiento en Jujuy por investigar que había pasado, y participaron del Movimiento Popular Jujeño, el Partido Justicialista, los radicales con Hugo Casaldi, Pilar Bermúdez del PJ, hicieron una visita al campo de concentración de Guerrero como parte de la comisión bicameral. Nosotros como parte de las Madres acompañamos en la Legislatura de Jujuy la presentación de ese informe, después fue desmenuzado y no sé si aún existe. Pero como siempre, la Justicia argentina es tan injusta que nunca avanzó en esos temas no.

Como te comentaba Ricardo, los concejales del PTS en el Frente de Izquierda en Libertador, Miguel López y Luis Guerra, presentaron semanas atrás un pedido al archivo del Concejo solicitando la ordenanza de tu padre por la cual se extendía el ejido urbano hacia tierras donde se emplaza la planta del ingenio Ledesma, la respuesta oral (finalmente corroborada por escrito) es que no hay información desde 1973 hasta 1984. ¿Se puede decir que la dictadura en Libertador comenzó antes y terminó después que en el resto del país?

Creo que no se trata de exigir que los Blaquier, los nuevos que están el directorio -que son los hijos-, paguen impuestos; sino que es algo que se aprobó en tiempos democráticos y que tienen que hacerlo. Se trata de rescatar la ordenanza que costó mucho, sangre, detenciones y así es una forma de rescatar la historia, y hacer algo, lo que sería una gran reivindicación por lo que todos lucharon. Tener así ese dinero para hace muchas cosas, empezando porque Libertador es un pueblo aislado y apretado por todos los cañaverales de Ledesma, y la gente tiene otros derechos, tierra, vivienda y mejor trabajo. Y estamos ahí, como decía mi padre, eso también es Argentina, Ledesma, no es un lugar exclusivo aunque también pertenece a la familia Blaquier, pero también tiene que haber leyes y derechos que protejan a la gente en democracia.

Con respecto a impuestos a las grandes fortunas, en el caso Ledesma, que me llega de cerca por obvias razones, ellos están acostumbrados a hacer lo que quieren durante décadas y décadas, en dictadura y democracia, así que no se si va a ser viable, porque el poder económico pesa y mucho. Ud. saben lo que es el poder económico, se hace hasta donde se puede, se concientiza a la gente hasta donde se puede, por eso siguen existiendo los feudos como esos.

El reclamo de Justicia de todos y todas quienes no convalidamos la impunidad cívico militar de quienes detuvieron y desaparecieron a 30 mil compañeras y compañeros sigue más vivo que nunca, ¿Vos cómo ves este reclamo frente al accionar de la Corte Suprema que mantiene congelado la apelación de los familiares para que continúe el juicio a Blaquier? ¿Crees que el gobierno nacional y provincial está interesado en que se haga Justicia?

Lo que tiene que haber es un cambio de los miembros de la Corte (Suprema), donde las deudas internas que heredan los gobiernos queden saldadas, en el caso de los desaparecidos y perseguidos por la dictadura militar, tiene que haber verdad y justicia. Mientras no se cambie la Corte, es un trabajo que tienen que hacer en conjunto los congresos, el Senado y los gobiernos que deben solucionar estos temas. Las madres se están muriendo y no se puede seguir construyendo una democracia si no se resuelve lo que ha pasado en la historia reciente.
Bueno te mandamos un fuerte abrazo Ricardo y esperamos poder verte aquí en Jujuy, cuando se pueda viajar, esperamos volver a tenerte también en la radio. Muchas gracias, saludos a Uds.







Temas relacionados

Dictadura   /    Olga Márquez de Arédez   /    Carlos Pedro Blaquier   /    Triple A   /    PJ   /    Ingenio Ledesma   /    Libertades Democráticas   /    Jujuy   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO