Política

ESPIONAJE

Los gobiernos pasan, el espionaje queda

Frente a la decisión del gobierno de utilizar la base de datos de la ANSES para revelar cierta información de la gente se reabrió un debate de larga data acerca del control del Estado sobre la información personal.

Miércoles 27 de julio de 2016 | 17:55

Según la resolución publicada en el Boletín Oficial, el ente que regula el sistema previsional estará autorizado a revelar "nombre y apellido, DNI, domicilio, teléfonos, correo electrónico, fecha de nacimiento, estado civil y estudios" de la población a la Secretaría de Comunicación del gobierno.

Esta nueva medida que toma la CEOcracia no es nueva y se pueden encontrar varios antecedentes. Quizás el más conocido, durante el mandato del PRO en CABA, fueron las escuchas ilegales a cargo del jefe de la Metropolitana “Fino Palacios”, amigo de confianza del presidente.

También durante estos meses salió a la luz la intervención del estado en la vida privada con las denuncias que desde los SUTEBA se le hizo a Vidal luego de los millones que destinó al espionaje a través de las redes sociales de los docentes bonaerenses.

En estos ocho meses de gobierno ya se empezó a mostrar el rechazo de la población hacia las medidas del gobierno, como se vio este mes en el #Ruidazo y que en las encuestas se expresa en una caída del 15 al 20 por ciento de la imagen de Macri.

No sorprende que desde el gobierno vean la necesidad de mantener un seguimiento constante sobre la información privada de la gente para contraponer este descontento con declaraciones demagógicas y la ayuda constante de sus amigos mediáticos.

Frente a esta medida el debate ha crecido y Cristina Kirchner arremetió desde su cuenta de Twitter planteando que el gobierno “No solo va a saber todo lo que haces. Te van a vigilar y controlar. Estado policial”.
Sin duda está en lo correcto, eso es lo que busca el macrismo con esta medida. Pero olvida algo fundamental: el espionaje, la persecución y judicialización a los que luchan no es obra de Cambiemos, es la verdadera “herencia recibida” del gobierno K.

No solo en el 2006 los petroleros de Las Heras sufrieron la percusión estatal sino también fueron los trabajadores de Kraft junto al CeProDH los que destaparon los expedientes del Proyecto X, que mantenía los datos de los luchadores que enfrentaban a la patronal y tanto revuelo causaba en la legitimidad del “modelo”.
Esta práctica se volvió a expresar incontables veces desde el gobierno anterior, infiltrando ex militares en las luchas de los trabajadores como en Lear y fue en ese sentido que Nicolás del Caño llamo a hacer memoria a la ex mandataria.

Todas estas medidas que toma Cambiemos tienen base en lo que dejó el anterior gobierno que fue el que asentó la Ley Antiterrorista instalando la persecución a los que luchan como política de Estado. Esto hoy se suma a la crisis del kirchnerismo de conjunto con el caso López, que derrumba el “relato” progresista y sin duda abre un debate hacia todos los que confiaron en ese proyecto.







Temas relacionados

AFI   /    Mauricio Macri   /    Espionaje   /    Provincia de Buenos Aires   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO