Internacional

FRANCIA PROTESTAS

Los sindicatos son autorizados finalmente a manifestarse este jueves en París

Los sindicatos que se oponen a la reforma laboral del Gobierno francés fueron finalmente autorizados a manifestarse este jueves en París.

Miércoles 22 de junio de 2016 | 09:21

Foto: EFE/Jeremy Lempin

La prefectura de policía de París había anunciado en la mañana del miércoles que prohibía la manifestación con el argumento de evitar "perturbaciones del orden público", una acción que se enmarca de una escalada represiva del gobierno de Hollande contra el derecho a manifestación.

En un comunicado, la prefectura justificó la prohibición del primer itinerario de desfile que habían propuesto las seis organizaciones convocantes, pero también los alternativos que dieron esos mismos sindicatos cuando el Ejecutivo advirtió que se planteaba impedirlo alegando "razones de seguridad".

La prefectura justificó su medida diciendo que el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, había dado como alternativa el pasado lunes una concentración, señalando que "así no hubieran hecho falta tantos efectivos policiales".

Una alternativa que las centrales sindicales rechazaron al indicar que una concentración "no suponía un riesgo inferior de incidentes violentos", y también porque consideran que "el derecho de manifestación es básico en democracia".

El pulso que mantienen por el proyecto de ley los sindicatos con el Ejecutivo, y en particular con su primer ministro, Manuel Valls, tuvo esta mañana varias horas de tensión álgida, a las que Cazeneuve dio salida con un nuevo itinerario.

Los secretarios generales de la Confederación General del Trabajo (CGT), Philippe Martínez, y de Fuerza Obrera (FO), Jean-Claude Mailly, se encargaron de anunciar a la prensa el compromiso alcanzado, que les autorizó a desfilar desde la plaza de la Bastilla por el canal del Arsenal, en dirección al Sena, y de vuelta a Bastilla.

Tres horas y media antes, la Policía había dicho que prohibía la manifestación inicialmente propuesta por las centrales, que se habían negado a aceptar una simple concentración como quería Interior alegando la necesidad de evitar altercados como los registrados en anteriores manifestaciones, y en particular el pasado día 14.

La prohibición generó un aluvión de reacciones en contra, procedentes en particular de todo el arco sindical (incluida la CFDT, que apoya la reforma laboral), de la izquierda, e incluso de una parte de la derecha y del ultraderechista Frente Nacional.

Martínez insistió en que las organizaciones convocantes siempre habían pretendido manifestarse "pacíficamente", que su servicio de orden "reforzado" se ocuparía como siempre de los que están dentro del cortejo, y que los violentos que pueden actuar al margen de este son competencia de la policía y de Interior.

Pero más allá de la polémica sobre la conveniencia de la protesta fuera en forma de desfile o de concentración, el líder de la CGT subrayó que no piensan desviarse del que es para ellos "el centro del problema", el proyecto de ley, que afirmó que tiene en contra a la mayoría de la opinión pública y favorece "el dumping social".

Martínez también se quejó de que el presidente francés, el socialista François Hollande, no haya "respondido todavía" a la carta que las siete organizaciones le enviaron el 20 de mayo.

Y dijo que "no tiene otra solución más que reunir a las organizaciones sindicales y juveniles" para discutir del proyecto, en el que quieren cambiar los principales artículos, que entre otras cosas dan primacía a los acuerdos de empresa sobre los sectoriales.

Tanto Martínez como Mailly, que habían previsto asistir este jueves a desfiles en otras ciudades de Francia y no en París, indicaron que finalmente estarán presentes en la de la capital.

El intento de prohibición de la manifestación en París eleva el clima de tensión y la escalada represiva del gobierno, atacando el derecho de manifestación. Esta semana se ha conocido un informe del ministerio el interior que reconoce oficialmente que desde el comienzo del movimiento contra la reforma laboral han sido detenidas 1800 personas, y cientos han sido juzgados, algo que se profundizará en las próximas semanas.

Previsiblemente, la jornada de movilización de este jueves en París se vivirá con extrema tensión.







Temas relacionados

Reforma Laboral Francia   /    Represión en Francia   /    Francois Hollande   /    Francia   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO