Mundo Obrero

TESTIMONIO

Luchar no es jugar… es jugársela

Experiencias y reflexiones de un obrero de Zanon ante una nueva etapa de lucha.

Miércoles 29 de junio de 2016 | Edición del día

El sol se esconde por detrás de la fábrica. Ya se presta a salir de los portones el colectivo que recorrerá 1.200 kilómetros hasta llegar a la gran ciudad de Buenos Aires, y no será para jugar una final de fútbol en un gran estadio. Es una delegación de las obreras y los obreros ceramistas de la provincia de Neuquén que se la vienen jugando desde hace varios años por su fuente de trabajo. Cerámica Neuquén, hace dos años. Cerámica Stefani de Cutral Co, hace seis y Cerámica Zanon hace 15 años; las tres bajo administración obrera, y esto ¿por deporte ? ¡No! Estas experiencias se han gestado ante crisis económicas, que los gobiernos han generado o ante el abandono de las patronales aduciendo que no son rentables. Siempre quieren resolver el problema cargando las crisis sobre los trabajadores, dejando a la mayoría de ellos en la calle, y los que han dado respuestas a estas crisis en este caso fueron los trabajadores, se quedaron, las pusieron a producir y así mantuvieron los puestos de trabajo.

A partir de diciembre del 2001, las fábricas ocupadas fueron ejemplos de cómo sostener los puestos de trabajo mientras el país se caía a pedazos, se movilizaba, y había muertos. Mientras, los camiones de caudales se iban con rumbo a los aeropuertos para llevarse la plata del país. Innumerables batallas hemos dado a lo largo de estos años desde que se ocupó la fábrica resistiendo órdenes de desalojo que venían en manos de la justicia y avalados por el gobierno provincial, represiones, la más brutal cuando le quemamos los telegramas de despido, en casa de gobierno rechazando los mismos, y no abandonamos. Sólo algunas de las cosas que hemos vivido estos años.

A nivel país, miles de trabajadores día a día abren sus ojos sabiendo que el día que comienza les espera una realidad a la que no le podrán bajar los brazos, que salen a su trabajo sabiendo que este día tampoco les alcanzará el dinero, que estarán al filo de una suspensión o despido y no pueden abandonar la vida de trabajadora/or. Todo lo contrario no tenemos tiempo de pensar en bajar los brazos.

Sostener la fábrica Zanon (FA.SIN.PAT) y las demás gestiones obreras todos estos años no ha sido fácil. Innumerables embates han tenido que dar los trabajadores para sostener día tras días las fábricas y ante cada dificultad no se bajaron los brazos, como en este viaje se va en busca de la soluciones como la del gas para las fábricas y buscar el PTA (programa de trabajo autogestionado). Será en coordinación con otras fábricas ocupadas, muchas que viene del 2001 otras surgidas durante el gobierno llamado “nacional y popular”. Por los tiempos que corren y desde hace varios años por más que se decía que la Argentina estaba blindada y que había un buen piloto, cada cosa que se consiguió fue con lucha, de distintas intensidades y las de más intensas las jugamos como si fuera una final, y sabiendo que de esa final dependía nuestro trabajo y el bienestar de nuestras familias. Ya hace unos años que la gestión obrera está en una situación económica complicada. Se le suma la antigüedad de la maquinaria que ya no tiene los mismos ritmos.

De maquinaria, ni hablemos o mejor sí, por qué no hablar de ciertas cosas, durante más de dos años se presentó un proyecto de renovación tecnológica papel tras papel, al cual nos dijeron que no, y todos los meses anunciaban millones y millones para las grandes empresas la mayoría amigas del gobierno nacional, y a la gestión obrera le negaron hasta lo que ellos mismos propusieron, mientras su ministro de Economía se hacía el pulcro explicando cómo poder generarnos un crédito, sus amigos se la juntaban en pala (no por nada Don Báez tenía tanta máquinas viales. sic) hoy están empachados de tantos sapos que se comieron varios, pero bueno eso tampoco nos ha hecho bajar los brazos o abandonar, transcurrido más de medio semestre el gobierno actual le ha dado a la empresa Cresta Roja seguramente un par de millones para que reactive, no todos entraron. Pero Alcoyana-Alcoyana como dijera un reconocido conductor, coincidencia tiene premio, pero no para los trabajadores, el gobierno anterior también le dio millones y no una vez sino varias, y dejo trabajadores en la calle y esta vez también le dieron unos millones y dejando miles de trabajadores en la calle.

Minutos antes de emprender el viaje a Buenos Aires, una delegación de trabajadores de Molarsa, una papelera de aquí, del Parque Industrial de Neuquén, se hizo presente para entregar un fondo de huelga para colaborar con el viaje. ¡¿Cómo bajar los brazos con gestos como estos, o cuando la comunidad nos donaba un alimento y nos decía que no bajemos los brazos!?

Cada partido que le jugamos a la realidad, día a día lo jugamos como una final sin bajarle los brazos, y si nos toca definir por penales según los gustos puede ser, fuerte, al medio, a colocar y si no tenés calidad, de puntín como en el barrio como para asegurar.

Este viaje no será ir a jugar una final, pero ni antes, ni durante, ni después de cada partido bajamos los brazos.







Temas relacionados

Zanon   /    Neuquén   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO