Cultura

CULTURA

MC5, rock con aires de revolución

A mediados de los 60, surgió en Detroit una banda que no solo cantaba contra los sectores más conservadores de la sociedad estadounidense con sus declaraciones de extrema izquierda, sino que también sentaría las bases del punk rock en unos pocos años con sus críticas anti sistema y su sonido distorsionado. Esa banda fue MC5.

Sábado 1ro de septiembre de 2018 | 12:11

A mediados de los años 1960, en el contexto de la guerra fría, la guerra de Vietnam, la descolonización del África, el mayo francés y otros acontecimientos a nivel mundial; surgió en Detroit una banda, que no solo cantaba consignas contra la pasividad del movimiento hippie, contra los sectores más conservadores de la sociedad estadounidense con sus declaraciones de extrema izquierda; sino que también sentarían las bases del punk rock en unos pocos años con sus críticas anti sistema y su sonido distorsionado. Esa banda fue MC5.

Surgida en 1964 en Lincoln Park, la banda se denominó como "Motor City 5", al ser una referencia a la gran cantidad de fabricas de automóviles que había allí. Sus componentes fueron Fred "Sonic" Smith (guitarra y voz), Dennis Thompson (batería), Michael Davis (bajo), Wayne Kramer (guitara y voz) y Rob Tyner (voz y armónica). Conocidos por sus enérgicas presentaciones en vivo en el Grande Ballroom, un auditorio de su ciudad, y por sus letras de fuerte contenido anti sistema, la banda tuvo contacto con John Siclair, un intelecual marxista y miembro de las Panteras Blancas (homologa de las Panteras Negras). Este sería el manager y figura clave en la meteórica carrera de la banda.

Ya con Sinclair como manager, la banda se metió en un estudio de grabación y editaron el single "I Can Only Give You Everything" (cover de la banda irlandesa Them), para la discográfica AMG, en 1966. No tuvieron éxito y el grupo, afincado ahora en Ann Arbor, una localidad a poco más de media hora de Detroit, tuvo que esperar hasta 1968, para que apareciese su segundo single, "Looking At You". La banda tuvo la suerte de grabar, cuando el sello Elektra los contrató para que editaran un disco con canciones grabadas en vivo en el Grande Ballroom en los dos últimos días de octubre de 1968. En febrero de 1969, salió a la banda el disco "Kick Out The Jams", considerado como uno de los mejores discos debut de la historia del rock y un paso esencial en el surgimiento del punk. El álbum alcanzó el puesto 30 en la Bilboard Charts, mientras que la canción "Kick Out the Jams", llegó al puesto número 82.

Sus letras cargadas con críticas a la guerra y el racismo, serían una influencia en los años posteriores en grupos punk, hard rock y heavy metal

Al poco tiempo de publicarse, el disco causó controversia debido a que la canción que le título al álbum, comenzaba con la frase: "And right now it’s time to... KICK OUT THE JAMS, MOTHERFUCKERS!" (Y ahora mismo es tiempo de que... SACUDAN LAS MASAS, HIJOS DE PUTA!). El sello quiso censurar la frase por "Kick out the Jams, brothers and sister", pero la banda y Sinclar se opusieron. El cantante Rob Tyner, nunca dejó vociferar en vivo la frase original.

La banda fue tapa de la revista Rolling Stone de ese mismo año. Si bien el disco fue un suceso, la crítica fue negativa, siendo especialmente la más famosa hecha por el crítico y músico Lester Bangs, quien digo que el disco era "que ridículo y pretencioso" y que "era una bola de ruido, en donde no se podía distinguir una canción de otra". Tras esto, Bangs fue despedido de la revista.

Luego de la salida del disco, John Sinclair, fue apresado y sentenciado a 10 años en cárcel por tenencia de drogas (portaba dos cigarrillos de marihuana); tras esto, la banda rompió contrato con Sinclair y con el sello Elektra y se fueron a trabajar al sello Atlantic Records, en donde editaron su siguiente álbum (el primero editado en formato estudio), titulado "Back in the U.S.A." en 1970, con un sonido más limpio y fue producido por John Landau. Las canciones más destacables son "The Human Being Lawnmower", que es una crítica la gobierno de Estados Unidos por la guerra en Vietnam y "Tutti Frutti", cover de Little Richard.

En su tercer trabajo, "High Time" de 1971, la banda se alejó de su cotenido crítico-social. Este disco contiene cortes como "Sister Anne", "Baby Won’t Ya" o "Poison".

El disco no obtuvo los resultados comerciales esperados y el grupo, con tensiones internas (tanto políticas como personales); dejó de existir al poco tiempo. El alto consumo de drogas fue un factor determinante en la disolución del conjunto. Se despidieron a fines de 1972, en el Grande Ballroom, el mítico salón donde despegaron cuatro años antes.

Con la separación de la banda, sus integrantes tomaron rumbos distintos: Rob Tyner, cantante del grupo, creó a mediados de la década de los años 1970 varios grupos, como Fireworks o la Rob Tyner Band. Luego de esto, se dedicó a producir a otros artistas. Falleció de un infarto el 18 de septiembre de 1991, a los 46 años de edad.

Fred "Sonic" Smith intentó seguir en el mundo de la música, formado grupos junto a Davis y Thompson, y la Sonic’s Rendezvous Band, pero sin éxito. En 1980, se casó con la cantautora Patti Smith. "Sonic" murió de un ataque al corazón el 4 de noviembre de 1994, a los 45 años.

Luego de la separación de la banda, Wayne Kramer estuvo varios años en prisión, al ser sorprendido vendiendo cocaína. Tras salir de la cárcel, se lanzó como solista y editó varios discos éxitosos en los años 1990. En la actualidad, compone para bandas sonoras de cine y televisión.

Michael Davis (quien también paso varios años en prisión por la misma causa que Kramer), siguió tocando hasta murió a causa de una enfermedad hepática, el 17 de febrero del año 2012.

Con el correr de los años, Kramer, Thompson y Davis intentaron reflotar la banda desde el año 2005 hasta el 2012 y recorrieron varias ciudades de Estados Unidos durante ese periodo con músicos de apoyo.

Los miembros de MC5, comulgaban con el ideario revolucionario de la contracultura de su país y Sinclair aprovechó esto para convertirse en su representante y hacer de la música de MC5, toda una revolución sonora, como sucedía con Cream, Jimi Hendrix Experience o The Beatles. Curiosamente, los miembros de MC5 no querían hacer política, solo querían hacer música. Aun con todo, sus incendiarias presentaciones en vivo, sus letras cargadas con críticas a la guerra y el racismo, serían una influencia en los años posteriores en grupos punk (principalmente), hard rock y heavy metal.







Temas relacionados

Punk   /    Rock   /    Mendoza   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO