Política

EDITORIAL IMPRESO

Macri defiende el golpe en Brasil y los despidos en Argentina

La derecha de Latinoamérica está de festejo. En Brasil lograron sacar a Dilma y el PT del gobierno.

Viernes 13 de mayo de 2016 | Edición del día

Asume su vice, Michel Temer del PMDB para aplicar un plan de ajuste que Dilma no conseguía imponer. Un plan más antiobrero y entreguista todavía. Pero el movimiento obrero y estudiantil, que no participó masivamente contra el golpe ni contra los ataques anteriores de Dilma, por la traición de sus direcciones, como la CUT y la UNE, no está dispuesto a entregar sus conquistas sin luchar. El gobierno que asume, producto de un “golpe institucional”, es un gobierno débil, cuestionado. El presidente Temer está involucrado en el caso de corrupción y coimas llamado el Lava Jato. Aunque el PT ya dijo que no pondrá palos en la rueda nada está definido en Brasil.

La crisis económica, con su secuela de recesión y despidos, y anunciados recortes de presupuestos para educación, salud y jubilación para reducir el enorme déficit fiscal hará recaer la parte más pesada del ataque sobre los trabajadores y la juventud. Se avecinan tiempos que serán probablemente tormentosos. El PTS en el FIT batalló en la calle y en el parlamento contra el golpe de la derecha en Brasil. Seguiremos estando junto a los trabajadores y estudiantes brasileros en su lucha contra el gobierno de Temer. Repudiamos el apoyo político que le acaba de dar Macri, e impulsamos acciones y pronunciamientos, desde las legislaturas hasta los sindicatos pasando por los centros de estudiantes, en repudio al golpe y al apoyo de Macri al mismo.

En nuestro país, el PRO, la UCR con el apoyo de Massa y la burguesía evitaron que se votara la ley antidespidos que había salido del Senado. Esta ley es muy limitada pero al prohibir los despidos por solo 6 meses le puso los pelos de punta a la gran patronal que se reunió con Macri y algún sindicalista traidorazo para sacar un comunicado donde repudian la ley y hacen demagogia al decir que se comprometen a no despedir. Puro verso. Rocca de Techint, que estuvo en esa reunión despidió al otro día trabajadores en SIAT-Avellaneda. La derecha en Argentina, políticos y grandes empresarios, quieren que el ajuste, con su secuela de tarifazos, inflación, despidos y suspensiones, menos presupuestos para educación y salud recaiga sobre los trabajadores.

Justamente la comunidad educativa, y en particular de las universidades, tanto docentes como estudiantes han salido a la calle a luchar. La Marcha Nacional de la Educación fue masiva este jueves 12 por las calles de Buenos Aires y también en varias ciudades del interior.

La bronca contra el gobierno empresarial, de la derecha macrista, es el motor de esta lucha. No es solo reclamo por sus reivindicaciones sino que se suma la crítica claramente política. Como en parte se vio anticipada en la gran marcha de los obreros del Astillero Río Santiago de Ensenada la semana pasada que no solo reclamaban salarios sino que la emprendieron contra el gobierno nacional. “Macri, no rompas las p……, el astillero es nuestro se mira y no se toca”.

Los médicos de Buenos Aires hicieron un paro en los 78 hospitales de la provincia. Los obreros del petróleo de Comodoro Rivadavia lograron un masivo apoyo de la población en su reclamo de defensa del trabajo en una comarca esencialmente petrolera. Los empleados estatales de Tierra del Fuego, con una gobernación kirchnerista, enfrentan el ajuste y la represión. En otra provincia también gobernada por el FpV, los docentes realizan esta semana 72 horas de huelga contra la política antiobrera de Alicia Kirchner. En el país el FpV se limita a una oposición parlamentaria, tibia, que no sirve para frenar los ataques.

El camino de los estudiantes es el que debe tomar la clase obrera. Las CGT y las CTA hicieron un acto el 29 de abril y nadie habló de lucha. Solo Micheli dijo que si se vetaba la ley antidespidos había que parar. La ley está parada, la quieren cambiar, mientras siguen los despidos en el sector privado con decenas de empresas que cierran o echan, con “retiros voluntarios” o despidos directos (ver De Buena Fuente pag. 14 y 15).

Hay que imponer a los sindicatos y a las centrales sindicales una lucha unificada en defensa del salario y contra los despidos. Porque los despidos no los parará una ley sino una movilización generalizada de los trabajadores como se vió en Comodoro. Y como dice el proyecto de ley que Myriam Bregman presentó en el Congreso nacional contra los despidos: si una empresa despide masivamente o cierra debe ser estatizada y puesta a funcionar por sus trabajadores, si aduce crisis que las horas de trabajo sean reapartidas entre las manos disponibles sin afectar el salario.

Y ante la inflación que sigue su curso, impulsada por el gobierno con tarifazos como el de la nafta, GNC y gas oil, hay que mantener el poder adquisitivo del salario. Las paritarias que cerraron solo recuperaron parte de lo perdido, pero aunque la inflación baje (como promete el gobierno para el segundo semestre) seguirá sumando recortes al salario. Pero no podemos olvidarnos que el 40% de los trabajadores están precarizados o en negro por lo tanto ellos perderán aún más. Y los alimentos, que para la mayoría asalariada son el gasto central de la canasta familiar, son de las cosas que más han aumentado, por encima de la inflación calculada. Es más que necesario un plan de lucha y paro nacional para enfrentar el ajuste de Macri, los gobernadores y la gran patronal.

La derecha sonríe. Pero la pelea aún no comenzó. El PTS y sus agrupaciones sindicales y estudiantiles se alistan en la resistencia. Aún la fuerza de los trabajadores, las mujeres y la juventud no se ha expresado en forma conjunta. Pero los estudiantes salen a la vanguardia junto con los docentes universitarios. Que vivan los estudiantes!.

Golpe en Brasil

Del Caño repudia a Macri

Sobre el reconocimiento del presidente al nuevo gobierno de Temer en Brasil que asume mediante un golpe institucional a Dilma Rouseff.

Tras la votación del Senado de Brasil, el ex candidato a presidente de la izquierda, Nicolás del Caño, declaró que “repudiamos el reconocimiento y apoyo del Gobierno argentino al golpe institucional.

Quieren hacerlo pasar como un proceso constitucional normal, pero no se basan en pruebas de corrupción, como presupone la propia Constitución brasileña que dicen defender, sino en actos administrativos del Gobierno. Los diputados y senadores que votaron el juicio político están procesados por corrupción. Michel Temer encabeza un golpe promovido por las cámaras empresariales para aplicar un ajuste más brutal que el que ya venía aplicando el PT. Los que se dicen ‘republicanos’ y enemigos de la ‘corrupción’ en Argentina, apoyan a sus compinches golpistas y corruptos al otro lado de la frontera en función de sus intereses empresariales comunes”.

“Si hacen esto contra una presidenta votada por 54 millones de brasileños, imaginen lo que pueden hacer contra un ciudadano común. Desde la izquierda movilizamos miles frente a la Embajada de Brasil en Buenos Aires y en todas las principales ciudades del país el 30 de abril: para rechazar el golpe como parte de la ofensiva de la derecha ajustadora en toda Latinoamérica”.







Temas relacionados

Mauricio Macri   /    PT   /    Brasil   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO