Política

PANORAMA

Macri se apoya en Trump para afrontar el ajuste con represión, pero la resistencia crece

La injerencia imperialista en los planes económicos, de Seguridad, Defensa y Justicia. Para el cuarto saqueo Cambiemos refuerza la agenda represiva, mientras los trabajadores vuelven a mostrar su fuerza en el último paro general.

Rosa D'Alesio

@rosaquiara

Sábado 29 de septiembre de 2018 | Edición del día

En el último año el Gobierno de Cambiemos viene reforzando una política en Seguridad y Defensa acordada con el Departamento de Estado de los Estados Unidos.

  •  En febrero de este año cuando los ministros de Seguridad y Defensa viajaron a Estados Unidos para reunirse con los jefes de las principales agencias de seguridad. Allí Patricia Bullrich anunció la instalación de una base militar en Misiones, donde además firmó un acuerdo de cooperación con el FBI para capacitar a los agentes de la Policía Federal; y Oscar Aguad acordó con el jefe del Comando Sur la creación de una Fuerza de Despliegue Rápido, compuesta por miembros del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea, para que cooperen con las fuerzas de seguridad interior.

    Durante la gira por el país del norte, Bullrich y Aguad cerraron otros acuerdos. Estados Unidos se comprometía a prestar “ayuda” en seguridad e inteligencia durante la realización de la Cumbre del G-20, a realizarse en el país a finales de año; el Comando Sur cubrirá desde asistencia técnica por parte de especialistas hasta apoyo aéreo, pasando por capacitaciones, entrenamiento con fuerzas especiales y asuntos de comunicaciones, inteligencia y equipamiento.

    Pero Estado Unidos no es el único que ofrece “colaboración”. Allí están Rusia e Israel pujando por venderle a Argentina ciberseguridad para el G-20.

    Te puede interesar: “Sí, señor Trump” (las costosas políticas en Seguridad y Defensa)

  •  Las relaciones carnales que construye Cambiemos con el amo yanqui también se expresaron en la Embajada de Estados Unidos en el tradicional cóctel del 4 de Julio. Este año el Palacio Bosch volvió a ser la sede del festejo del Día de la Independencia, donde asistieron los principales funcionarios de Cambiemos y uno de los jueces del momento, Claudio Bonadio, para que no queden dudas de con quién están alineados.

    Luego, a mediados de agosto, llegó a Buenos Aires el secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis, y se reunió con Oscar Aguad. Quince días después el jefe del Comando Sur, Kurt Tidd, visitó el país para reunirse con el ministro de Defensa. El G20 volvió a ser la excusa de estas "amigables" visitas.

  •  Las carteras de Seguridad y Defensa no son las únicas que habilita la injerencia Yanqui. El proyecto del nuevo Código Penal, redactado junto a la embajada de Estados Unidos y el Departamento de Estado. Luego, a principio de este mes, el camarista de Casación Penal, Mariano Borinsky, presidente de la Comisión de Reforma del Código viajó a Estados Unidos para presentar el borrador final. A su vuelta Borinsky destacó la “buena recepción” que tuvo el proyecto de reforma en “los Departamentos de Estado y de Justicia de Estados Unidos”. La ley antiterrorista, promulgada bajo el gobierno kirchnerista, será ampliada en el nuevo código a pedido de las Oficinas de Contraterrorismo y Narcotráfico del Departamento de Estado.

    Ciudad de Buenos Aires

    El jefe de gobierno, Horacio Rodríguez Larreta también esta actualizando la agenda represiva. Acaba de enviar un proyecto a la Legislatura para reformar el Código Procesal Penal porteño. Uno de los puntos más reaccionarios es el referido a las modificaciones de las “medidas especiales de investigación”.

    En rigor, lo que pretende el macrismo porteño es que jueces y fiscales (a través de las fuerzas de seguridad) tengan plena libertad de acción para el ingreso remoto, el registro y el almacenamiento de la información que hay en dispositivos electrónicos como teléfonos celulares y computadoras.

    El espionaje electrónico ilegal es una práctica común de parte de fuerzas como Gendarmería, Prefectura, la Policía Federal y la misma Policía de la Ciudad y otras fuerzas provinciales. El intento de Rodríguez Larreta no es otra cosa que legalizarlo y permitir que quienes lo hacen cuenten con total impunidad.

    Provincia de Buenos Aires

    En cambio la gobernadora María Eugenia Vidal volvió con una agenda vieja, pero siempre efectiva para los gobernantes.junto a la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich y su par de la Provincia, Cristian Ritondo, lanzaron el plan federal. Se trata de un programa que permitirá un nuevo despliegue de 1.500 efectivos en diversos puntos de la Provincia. Gendarmería, Policía Federal, Prefectura Naval y Policía de Seguridad Aeroportuaria se desplazarán por territorio bonaerense, en una escala superior a la que lo vienen haciendo desde hace varios años.

    Las consecuencias de cuando estas fuerzas se ponen en acción, la vivieron los vecinos de Lanús. Veinticinco familias fueron echadas este martes por la noche, durante un violento operativo en el que Policías y gendarmes dispararon balas de goma y gases lacrimógenos, contra familias con niños pequeños.

    Jornadas de diciembre

    El juez Sergio Torres se expidió sobre la situación procesal de los 69 manifestantes que fueron detenidos en las jornadas de diciembre pasado. Llama a indagatoria a once manifestantes imputados por atentados y resistencia a la autoridad, en base a informes presentados por la Policía de la Ciudad, los mismos que causaron heridas graves a manifestantes. Previamente, desde el mismo juzgado de Comodoro Py, se había ordenado la detención de Daniel Ruiz, militante del PSTU y obrero petrolero, que se había movilizado el 18 de diciembre.

    Amenazas contra diputados del PTS-FIT

    Este lunes y martes, durante la jornada de lucha y el paro nacional, los diputados Nicolás del Caño y Myriam Bregman recibieron amenazas intimidatorias, cuando se encontraban acompañando las movilizaciones y cortes en rechazo al ajuste en curso.

    No es casual que estos mensajes intimidatorios llegaran en el marco de la protesta social que repudia los acuerdos con el FMI, porque el discurso del Gobierno, que ataca la protesta social y a quienes se manifiestan, alienta a que sectores más de derecha sientan que pueden actuar de este modo. Estos sectores reaccionarios amenazaron a la docente de Moreno Corina de Bonnis. Aun no se conoce quiénes fueron sus atacantes, pero si se sabe que el discurso contra la lucha docente de María Eugenia Vidal, genera un clima reaccionario. Lo que le ocurrió a Corina fue repudiado ampliamente. Mientras que desde el gobierno hasta ahora no hicieron nada para averiguar quiénes fueron los responsables.

    Los referentes del FIT, Nicolás del Caño y Myriam Bregman, también recibieron una enorme muestra de solidaridad por parte de diversos sectores políticos, sindicales, sociales y de organismos de derechos humanos. Sin embargo nadie del Gobierno se pronunció por esto, lo que contrasta con la celeridad con la que actuó el Ministerio de Seguridad cuando un joven tuitero “amenazó” a Macri. El adolescente fue detenido y su madre tuvo que luchar por su libertad.

    En este contexto Macri, a la vuelta de su viaje donde acordó con la titular del FMI mayor ajuste, promovió un spot con una pareja de jóvenes pizzeros de la localidad de Escobar, donde impulsó el ‘sí se puede’. Tan falso resultó la puesta en escena, que los jóvenes recibieron criticas y burlas en sus cuenta de Twitter. Macri respondió estás criticas apelando a frases de Hitler para cerrar filas con su núcleo duro. El presidente dijo que existe “agresión y persecución”, pidió “aislar a las personas envilecidas” y habló de “veneno social”. Un mensaje que alienta el odio y contrasta con su silencio ante las amenazas a opositores y el ataque a la docente de Moreno. El odio presidencial esta dirigido a imponer una relación de fuerza a su favor, que aún no logra conquistar.

    Desde La Izquierda Diario venimos denunciando que los acuerdos con el FMI no cierran sin represión, porque estos son enfrentados en las calles y en los lugares de trabajo y casas de estudios. Así lo están demostrando los y las trabajadoras del Astillero Río Santiago, del Hospital Posadas, de Télam, los docentes y estudiantes, entre tantos otros. Hay fuerza para parar el ataque, así lo demostró el último paro general, las centrales sindicales son responsables de que esa fuerza no se organice para impedir el cuarto saqueo.







    Temas relacionados

    María Eugenia Vidal   /    Oscar Aguad   /    Patricia Bullrich   /    Mauricio Macri   /    Horacio Rodriguez Larreta   /    Ajuste   /    FMI   /    Libertades Democráticas   /    Política

  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO