Internacional

TURQUIA ATENTADOS

Más de 80 muertos en un atentado contra manifestación por la paz en Turquía

Dos explosiones, atribuidas a un atentado suicida, produjeron más de 80 muertos hoy en una marcha en Turquía. La manifestación “por la paz” había sido convocada por sindicatos, partidos pro kurdos y de izquierda. El número de muertos avanza con las horas, porque hay cientos de heridos.

Sábado 10 de octubre de 2015 | Edición del día

Foto: EFE/ EPA /STR

Este video muestra el momento de una de las explosiones:

El atentado de Ankara, perpetrado hoy contra una manifestación por la paz, ha dejado al menos a 86 muertos, aparte de 186 heridos, entre ellos 28 graves.

Miles de personas, jóvenes, estudiantes, trabajadores, médicos y periodistas, se estaban congregando ante la estación de trenes de la capital turca, el lugar habitual para iniciar manifestaciones en esta ciudad.

La manifestación estaba convocada como una marcha “la paz, el trabajo y la democracia” y contra las políticas del gobierno de Erdogan, su ofensiva contra los kurdos y las medidas de censura y represión a la oposición, la prensa y las organizaciones sindicales y políticas.
En el video se puede ver a un grupo de manifestantes cantando y preparándose para avanzar, en la mañana del sábado en Ankara, cuando dos potentes explosiones sucesivas causaron pánico.

Según informa Dogan Tiliç, corresponsal de la agencia EFE, las detonaciones fueron tan fuertes que hicieron estallar las gruesas ventanas del edificio ferroviario y, en segundos, cientos de personas, entre ellos el corresponsal, quedaban salpicadas por una lluvia de restos de cuerpos humanos.

El pánico se apoderó de la muchedumbre en cuestión de segundos, aunque muchos participantes en la marcha intentaban calmar la situación para evitar una estampida, que hubiera causado aún más víctimas, aseguró el periodista.

Una de las bombas fue detonada cerca del punto donde se concentraba el HDP, el partido de la izquierda kurda, y varias agrupaciones de izquierda, con mucha presencia juvenil.

La marcha había sido convocada por el Colegio de Ingenieros, el Colegio de Arquitectos, el sindicato de funcionarios KESK y el sindicato izquierdista DISK.
La marcha contaba también con el apoyo las asociaciones de prensa, que la respaldaban en protesta por recientes detenciones de periodistas y la creciente censura de parte del gobierno turco.

Varias fuentes aseguran que antes del momento de las explosiones no se había observado presencia policial ni medidas de seguridad en el lugar, algo poco habitual en manifestaciones de este tipo en la capital turca.

Tras la detonación, algunos manifestantes furiosos se lanzaron a patadas contra un coche de la policía. La respuesta policial, en medio de la conmoción, fue lanzar gases lacrimógenos y disparos intimidatorios, aumentando la furia entre los presentes.
Con el correr de las horas, el número de muertos seguramente irá en aumento, ya que hay cientos de heridos de gravedad.

El 20 de julio pasado murieron 32 militantes de la Federación de Organizaciones Juveniles Socialistas (SGDF) en la ciudad kurda de Suruç tras otro atentado con bomba, que dejó también cientos de heridos. Organizaciones de izquierda y pro kurdas denunciaron entonces la muy posible complicidad del gobierno y el servicio secreto turco con los atentados, atribuidos al Estado Islámico. Ese atentado nunca fue esclarecido.

La ofensiva guerrerista del gobierno turco de Erdogan contra los kurdos del PKK, así como persecución hacia organizaciones de izquierda, sindicales y pro kurdas, en gran parte presentes en la manifestación de hoy, habilitan especulaciones sobre la responsabilidad del gobierno, por lo menos dejando la “vía libre” para ejecución de los atentados.

El próximo 1 de noviembre se realizarán elecciones anticipadas en Turquía, después de que Erdogan perdiera su mayoría absoluta, por primera vez en años, en las elecciones del 7 de junio pasado, y no lograra formar un gobierno de coalición. Esto abrió una importante crisis política.

Desde entonces la tensión política y social ha ido en aumento, con atentados derechistas contra los grupos kurdos y la oposición política, con la detención de periodistas y represión.







Temas relacionados

Atentado    /    PKK   /    Turquía   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO