Sociedad

LIBERTADOR GRAL SAN MARTÍN

Más del 50% de los casos de dengue son del Departamento de Ledesma

El Ministerio de Salud anuncio que son 399 los casos de dengue en la provincia, registrándose 204 casos en el dpto. de Ledesma y 153 en San Pedro. El gobierno responsabiliza a la comunidad, pero es negligente al mantener piletas con agua estancada, basurales a cielo abierto, espacios sin desmalezar, barrios afectados sin fumigar, falta de provisión de repelente donde más casos hay, y además oculta datos sobre la cantidad contagiados a la comunidad.

Miguel López

Concejal del PTS-FIT en Libertador Gral. San Martín-Ledesma

Martes 7 de abril | 23:52

La enfermedad infecto contagiosa del dengue es endémica en la zona de la yungas o ramal jujeño y gran parte de los valles de la provincia, y los gobiernos provinciales y municipales lejos de tomar medidas para combatirla actúan con total negligencia, poniendo casi toda la responsabilidad en la comunidad, no tomando las medidas más elementales para proteger a poblaciones más afectadas como ser la de las yungas y los valles, y además ocultando información de todos los casos que hay en localidades como Libertador Gral. San Martin.

En lo que va del año 2020 de los 399 casos positivos de dengue que acaba de anunciar el Ministerio de Salud que hay en la provincia de Jujuy, 204 infectados son del departamento Ledesma. Registrándose específicamente 188 contagios en Yuto, 11 en Fraile Pintado y 5 en Libertador Gral. San Martin. Así las cosas, según los registros del gobierno provincial más del 50% de los casos de dengue provienen del departamento de Ledesma.

En El Talar, lugar que si bien es parte del departamento Santa Bárbara, funciona una gran finca que es parte del complejo agroindustrial de Ledesma, se registran 2 casos confirmados de dengue.

A su vez, otro departamento ramaleño y azucarero que más padece la enfermedad, que transmite la picadura del mosquito aedes aegypti, es San Pedro, aquí se registraron 153 casos en la ciudad homónima y 2 casos en la localidad de La Mendieta, donde está emplazado el Ingenio Rio Grande.

Al número de contagios confirmados antes mencionados, se suman 23 casos en la zona tabacalera (17 en Monterrico, 3 en Perico y 3 en El Carmen), y 12 casos en la ciudad de San Salvador de Jujuy. En tanto que en Palpala, Lozano, Reyes y Palma Sola solo se registraron 1 caso de dengue por localidad.

2019 el ultimo antecedente del brote

Como ultimo antecedente a este nuevo brote de dengue están los casos de contagio que se registraron en Jujuy en 2019, ya que el año pasado en la provincia hubo más 500 casos confirmados de dengue y otros 1.362 con sospecha de estar contagiados de la enfermedad.

De los casos confirmados 342 fueron de pobladores del departamento de Ledesma, registrándose 156 infectados en Fraile Pintado, 154 en Libertador, 29 en Caimancito, 2 en Yuto y 1 en Calilegua.

Los demás casos de dengue en la provincia durante el 2019 se registraron en otras zonas rurales, de yungas o de bosque chaqueño, como ser en Aguas Calientes (Dpto. Santa Barbara) donde hubo 102 casos y en El Acheral (dpto. San Pedro) donde se registraron 48 casos.

En tanto que el año pasado se registraron 3 contagios respectivamente en las ciudades de San Salvador de Jujuy y San Pedro de Jujuy, y 1 caso en las localidades de Palpala, Los Alisos, Los Manantiales, Perico y Pampichuela.

La negligencia gubernamental en la salud y la higiene publica

Pese a tener conocimiento del brote de la enfermedad infecto contagiosa endémica que tuvo lugar el año pasado, los gobiernos municipales y el gobierno provincial no tomaron las medidas sanitarias necesarias para combatir al dengue, enfermedad que se propaga en zonas rurales y suburbanas, o asentamientos precarios y barrios con carencia de obras y servicios básicos que limitan con la frontera agrícola, que constantemente extienden a su favor los ingenios azucareros y empresas citrícolas como Ledesma, los terratenientes tabacaleros y finqueros, y en perjuicio de la flora y fauna nativa como de las familias pobladoras de estas zonas.

Se hace evidente la negligencia del gobierno provincial de Gerardo Morales y los gobiernos municipales como el de Oscar Jayat en Libertador Gral. San Martin, al no haber fortalecido la fumigación, desinfección, descacharrado, erradicación de basurales a cielo abierto, desmalezado, provisión de repelente a las comunidades más afectadas por las picaduras del mosquito vector del dengue, y fortalecimiento del sistema de salud pública (hospitales y puestos de salud) en la zona subtropical de la provincia donde se dan la mayor cantidad de casos y la enfermedad se torna endémica.

Por el contrario a lo que se seria velar por la salud y la vida de las poblaciones trabajadoras del ramal jujeño donde más se registran casos de dengue y otras enfermedades infecto contagiosas como el hanta virus y la leishmaniasis, el gobernador y su Ministro de Salud Gustavo Bouhid ordenaron que en los hospitales tanto de Fraile Pintado, Calilegua y Yuto del departamento de Ledesma, y La Esperanza y La Mendieta del departamento de San Pedro, se reduzcan al mínimo los servicios de sanidad en tanto especialidades como guardias nocturnas que antes se prestaban a la población de estas localidades, y todo se tienda a concentrar en solo 2 nosocomios del ramal jujeño, el Hospital Oscar Orias de Libertador Gral. San Martin (cabecera del dpto. Ledesma) y en Hospital Paterson de la localidad San Pedro de Jujuy. Ambos hospitales con problemas de arrastre, como el desabastecimiento de insumos de limpieza, elementos de bio seguridad y medicamentos del vademécum, falta de cobertura de vacantes en el área de enfermería y profesionales de especialidades, y alta precarización de las/os trabajadores de la salud.

Tan deteriorado está el sistema de salud público en el ramal jujeño, que al menos en el Hospital Oscar Orias, en estos últimos años hubo varios casos de trabajadores de la salud que se infectaron de dengue en su lugar de trabajo, por problemas de infraestructura que en muchas ocasiones denuncio el personal de la salud y médicos.

A su vez, en el Hospital Escolástico Zegada de Fraile Pintado, donde mucha población rural y suburbana se atiende, además de quedar reducida su atención a la mínima expresión por las políticas del gobierno de turno, escasean medicamentos como el paracetamol, que es el único analgésico que pueden tomar los enfermos para el tratamiento del dengue y hanta virus, ya que estas son enfermedades que tienden a producir una hemorragia interna, y los demás analgésicos tienen anti coagulante que favorece al sangrado.

Tratados como ciudadanos de segunda

Por otro lado, contradictoriamente con la prevención de lugares proclives a convertirse en depositarios de larvas del mosquito vector del dengue, en Libertador Gral. San Martin, el gobierno municipalidad de Oscar Jayat mantienen basurales a cielo abierto en la ribera del Rio San Lorenzo y las piletas del predio de la Organización Social Tupac Amaru con agua estancada con larvas de todo tipo de mosquitos, siendo estos dos lugares verdaderos focos infecciosos donde anida el mosquito vector del dengue que están a metros de barrios y asentamientos donde vive una parte de la población trabajadora precarizada de la localidad y sectores populares empobrecidos.

Ante esta realidad de total desidia gubernamental, los/as vecinos/as del barrio Tupac Amaru denuncian que se sienten tratados como ciudadanos de segunda por el intendente, porque desde el municipio no desagotan la pileta, tampoco desinfectan la zona y menos aún desmalezan. Y cuando quieren llevar acabo los vecinos esta tarea el gobierno municipal les envía la policía que les niega que realicen esta tarea argumentando que hay aislamiento obligatorio por prevención al contagio del coronavirus, cuando se pierde de vista que la población también corre riesgo de contagiarse de dengue.

Para el colmo de males, los informes médicos realizados sobre las características del desarrollo de la enfermedad en relación a la temperatura y las precipitaciones, plantean que los primeros casos confirmados surgen luego de las intensas lluvias de verano y que la enfermedad adquiere otro pico de contagios después de las lluvias de otoño, justo en el momento en que se encuentra la región, con constantes precipitaciones, crecidas de los ríos, y con desastres evitables, como derrumbes e inundaciones, que asechan sobre los barrios y asentamientos de los bordes del ejido urbano, justo la población trabajadora más precarizada y humilde del municipio.

Hacen falta medidas de emergencia, no ocultamiento de los casos

Ante esta situación de emergencia sanitaria y epidemiologia no solo por el coronavirus sino por el dengue, el gobierno provincial es poco claro u oculta información, porque por un lado, el Ministerio de Salud a través de un comunicado dice que de los 399 casos de dengue hay 5 casos confirmados en Libertador Gral. San Martin, y por otro lado, la directora del hospital Orias, dra. Manuela Cabello, dice que solo hay 2 casos confirmados. Cuando casi en simultáneo, la joven trabajadora y vecina del barrio San Francisco, Rebeca Marti, que padece la enfermedad del dengue, al afirmar que entre su manzana y la del frente hay 9 personas infectadas de dengue bajo tratamiento que fueron visitadas por personal del ministerio de salud, desmiente el informe gubernamental y las declaraciones de la funcionaria.

Al contrario del ocultamiento de datos sobre los casos de dengue confirmados en Libertador y el departamento de Ledesma, y estadísticas autocomplacientes para los gobiernos, es vital que se hagan públicos todos los informes médicos que dan cuenta de la evolución del contagio de la enfermedad en esta zona y en toda la provincia.

A su vez, se torna urgente el saneamiento de los bordes de rutas, ríos y canales, y todo lugar donde pueda contener agua estancada, el desmalezado y fumigación de los espacios verdes y lotes baldíos, la erradicación de los basurales a cielo abierto, la provisión gratuita de repelente a las familias de las zonas afectadas por el dengue, abastecimiento de insumos de prevención y desinfección en base a la declaración de utilidad pública de la producción y stock de alcohol de los ingenios como Ledesma SAAI, y el aumento del presupuesto para el sistema de salud pública, con el objetivo que los puestos de salud y hospitales puedan dar respuestas a las necesidades de la comunidad afectada por las enfermedades infecto contagiosas endémicas en la zona como a la prevención y combate a posibles brotes de coronavirus, y los trabajadores de salud lleven adelante su tarea en mejores condiciones laborales, de higiene y salubridad.







Temas relacionados

Libertador Gral. San Martín   /    Dengue   /    Jujuy   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO