Mundo Obrero

MUNDO OBRERO

Masivo paro docente en la Ciudad de Buenos Aires

Con una adhesión cercana al 90% la docencia porteña salió a enfrentar el ajuste. Las conducciones sindicales dieron la espalda al reclamo por un acto unitario.

Marilina Arias

Docente CABA Miembro del Consejo Directivo de Ademys

Hernán Cortiñas

Congresal Unión de Trabajadores de la Educación (UTE)

Jueves 25 de agosto de 2016 | 08:47

El paro en la Ciudad de Buenos Aires fue contundente. Sobraban las razones para adherir a la medida nacional. Los reclamos incluyeron cuestiones muy sentidas que van desde el salario que no alcanza, los problemas de infraestructura y los fuertes tarifazos; hasta la pésima comida de los comedores, las evaluaciones externas y los despidos en educación. La bronca se está sintiendo muy fuerte en cada escuela, por eso proponen medidas para continuar y no dejarlo como una medida aislada.
Miles de docentes se movilizaron al mediodía del miércoles, pero divididos. La Corriente docente 9 de Abril, como parte de la conducción de Ademys y con congresales opositores en UTE, dio la pelea para que movilizar en unidad al Ministerio de Educación porteño por el conjunto de sus demandas. Sin embargo, primó el divisionismo.

Te puede interesar: Por un plan de lucha unificado de toda la docencia porteña

La conducción de UTE convocó a movilizar desde el ministerio a la legislatura junto a otros tres sindicatos porteños de los 17 que hay. No quiso jugarse a movilizar al conjunto de la docencia que vio la necesidad de parar. Es que para construir un verdadero plan de lucha no basta con un plenario de delegados y unos cuantos afiches, es necesario que se impulsen asambleas en las escuelas, hacer sujeto a cada docente, y mostrar una perspectiva de plan de lucha para vencer. Algo que no está en el horizonte de la celeste que está más preocupada en meter la interna peronista en el sindicato que en organizar a la base para frenar el ajuste y que hoy movilizó algo más que el 1% de la docencia de la capital. Una actitud a la medida de sus poquísimas ganas de pelear contra Larreta.

Por otro lado, el sector mayoritario de la conducción Multicolor de Ademys, en vez de proponerse disputar la marcha con un bloque político de oposición a la conducción de UTE -como propusimos en disidencia reiteradas veces desde la 9 de Abril, como parte de la conducción de Ademys - terminó marchando solo como sindicato al Ministerio, una vez que la UTE ya se había retirado. Un error político ya que se hace imprescindible disputar la continuidad del plan de lucha junto con todos los docentes.

Bullrich y Larreta contra la docencia

Ante el paro, el ministro de Educación de la Nación, Esteban Bullrich, fue directo al cruce de la docencia que sale a luchar, alegando que “le hacen daño a la educación estatal”. También agregó que “no habrá apertura de paritarias” porque "los aumentos otorgados han sido significativos".

Te puede interesar: El ministtro Bullrich sobre el paro docente

Larreta, a su vez, amenazó con descontar los días de huelga. Además, dispuso la realización de violentas visitas de auditores a las escuelas, pidiendo a los directivos los listados de los docentes que salieron a luchar por la educación pública. Estas listas negras están por fuera de la vía administrativa para informar ausentes, lo que devela su clara intención de persecución y amedrentamiento. Toda una declaración de guerra cuando la inflación es cercana al 50% y los tarifazos llegan al 400%.

Un plan de lucha nacional unitario de todos los trabajadores

La conducción “celeste” de la Ctera -Sonia Alesso, Roberto Baradel y Eduardo López- convocó a un paro con la intención de descomprimir la bronca que hay en las escuelas. Intentan mejorar la imagen de una central sindical que no pasó la prueba a principios de año, cuando dejó a la docencia de decenas de provincias luchando sola. Iban a llamar a un nuevo paro nacional para el 2 de septiembre, pero lo retiraron a cambio de medidas provinciales mostrando la gran debilidad de su propia conducción, que no puede unificar las provincias. Además, la convocatoria a la marcha federal se hace sin dar a conocer las consignas ni la política.

Para frenar el ajuste y el brutal tarifazo es necesario que la conducción de CTERA transforme la jornada del 2 de septiembre en un nuevo paro nacional, convocando a asambleas por escuela, zona y jurisdicción para construir desde abajo un plan de lucha nacional unificado. Además, es imprescindible exigir a todas las centrales sindicales, la convocatoria a un paro general y movilización el 16 de septiembre, día que se convoca a las audiencias públicas. Sólo con decenas de miles en las calles se podrá tirar abajo la suba de las tarifas de los servicios y el ajuste en curso. Con esta perspectiva dio su saludo a la movilización y participó del acto de los docentes en Capital, el Legislador porteño Patricio del Corro, por el PTS FIT.

Te puede interesar: Por un paro y movilización masiva el 16 de septiembre para derrotar el tarifazo

Más allá de las diferencias que existen entre las conducciones sindicales, la unidad en la acción es un reclamo legítimo que atraviesa todas las escuelas. Además, con un paro aislado no alcanza. Por eso, desde la corriente 9 de Abril convocan a toda la docencia porteña que salió a las calles a participar este viernes 26 de una gran asamblea abierta a las 18h en el colegio Normal 4 (Rivadavia 4950). Una instancia de decisión para los afiliados a cualquier sindicato y no afiliados a ninguno, para discutir cómo seguir con un plan de lucha unificado frente a los ataques del macrismo. Sólo superando la división sindical y las maniobras de la burocracia, se podrá vencer.







Temas relacionados

UTE   /    Ctera   /    Docentes   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO