Mundo Obrero

LA DEUDA ES CON LA EDUCACIÓN

Mendoza: ¿sacarle a la educación para pagar la deuda?

¿Qué hay detrás del intento del gobernador Suárez de eliminar la cláusula gatillo? Al igual que Cornejo, la gestión de Suárez profundiza el ajuste en la educación mientras crece lo destinado al pago de la deuda pública

Miércoles 4 de marzo | 10:39

Miles de trabajadores y trabajadoras de la educación, al igual que el resto de los estatales, están a la espera del comienzo de las paritarias para discutir el salario que tendrán este año. La primer reunión será el próximo 12 y desde el gobierno provincial, no solo aplazaron esta discusión para marzo (con las clases comenzadas y tres meses de inflación acumulada a cuestas) si no que adelantó que buscará eliminar la cláusula gatillo.

La indexación mensual de salarios, de acuerdo al Índice de Precios al Consumidor medido por la Deie provincial, fue la herramienta que les permitió a las y los trabajadores de la educación que su salario no sea la variable de ajuste a través de la pérdida de poder adquisitivo. Como explicamos en esta nota, de no haber estado la cláusula gatillo, docentes y celadores podrían haber perdido más de la mitad del aumento que recibieron en 2019.

Mientras funcionarios del gobierno provincial hablan de un “presupuesto equilibrado” y “aumentos de acuerdo a los ingresos del Estado” para justificar un ajuste en el salario de todos los estatales, el motivo de este ataque al bolsillo trabajador está claro: como explicó Mario López, secretario de finanzas del Sute, en esta entrevista, Mendoza viene de años de una transferencia de recursos desde la educación hacia el pago de una deuda impagable.

Te puede interesar: Comienzan las paritarias en Mendoza: defendamos la cláusula gatillo y nuestro salario

Se llama ajuste

Lo presupuestado para educación en el presupuesto 2020 contempla un aumento del 32,2% con respecto a lo invertido durante 2019. Sin embargo, si se toma el presupuesto total, las erogaciones del Estado en 2020 aumentarán 46,9% con respecto al año anterior. Es decir que el plan de Suárez no es ni más ni menos que reducir lo destinado a educación en el presupuesto total de la provincia.

Según un informe del Centro de Investigaciones en Economía Crítica, “del 25,3% que representó la inversión educativa en 2015, para el año que viene se pretende reducir a 21,1%”. Esta es una tendencia que se mantiene desde el gobierno de Paco Perez. Como se ve en el siguiente gráfico, la participación de la inversión educativa en el total del presupuesto cayó sistemáticamente del 26 % en 2013 al 21.1 % de este año. Según un cálculo del Sute, son 11 mil millones de pesos que se dejaron de invertir en la educación de la provincia en estos años.

La ley Nº 6970 de Educación Pública Provincial de Mendoza determina que el 35 % de las erogaciones provinciales deben ser destinadas a educación. Según el informe del CIEC, este requisito “no sólo se proyecta incumplir el año que viene, sino que se viene infringiendo sistemáticamente por el gobierno provincial. Para cumplir con lo establecido por la Ley de Educación, el presupuesto de 2020 debería aumentar la partida educativa en un 66%”.

Este ajuste sistemático impacta directamente en la situación edilicia de las escuelas. El mismo día que comenzaron las clases, una asamblea de madres, padres, docentes y celadoras decidió no comenzar las clases en la Escuela Carlos Berdasco por las pésimas condiciones edilicias en la que se encuentra. Lejos de ser un caso aislado, desde el Sute denuncian que 8 de cada 10 escuelas tiene una o más de las problemáticas relevadas.

En Mendoza, 4 de cada 10 escuelas no posee todos los servicios públicos: el 36 % no posee gas natural y el 13 % no posee agua corriente.

El ajuste permanente no solo deja a las escuelas en malas condiciones edilicias, sino que también impacta en el bolsillo de los trabajadores y trabajadoras de la educación. Si bien la cláusula gatillo conquistada por el Sute permitió que la inflación se comiera el salario docente, entre 2016 y 2018 (cuando Cornejo cerró las paritarias por decreto), los aumentos de salario estuvieron 33 puntos pode debajo de la inflación acumulada. “Hoy, el salario de un cargo de maestra con 10 años de antigüedad cubre un poco más de la mitad de una Canasta Básica Total más un alquiler. El de una celadora, con 10 años, un 42% de la misma Canasta. El de una profesora con 18hs., 10 años de antigüedad, cubre un 46% de esa Canasta”, denuncian desde el Sute.

También podes leer: ¿Qué opinan las trabajadoras de la educación de Mendoza sobre las paritarias?

Para pagar la deuda

En paralelo al ajuste en el presupuesto educativo, el gobierno de Cornejo, y ahora Suárez, amplió fuertemente el porcentaje destinado al pago de deuda. Mientras que en 2015 el 1.9 % del presupuesto era para el pago de la deuda, en este último presupuesto será del 3.9 %.

Del mismo informe citado se desprende que, además del crecimiento porcentual, lo destinado a la deuda ha sido sistemáticamente sobre ejecutado, mientras que el presupuesto destinado a la infraestructura escolar, sub ejecutado. Es decir, mientras que para la deuda se terminó gastando más que lo presupuestado, en la educación menos aún que el presupuesto ajustado.

Por ejemplo, en 2019 se ejecutaron solo 580 millones de pesos de los 660 millones presupuestados, es decir que se ejecutó solo el 87.8 % del presupuesto. Mientas que en el mismo año, se había presupuestado para el pago de deuda $7.500 millones y se terminaron pagando $ 9.400 millones, es decir, una sobre ejecución del 25%.

Mendoza es la quinta provincia más endeudada del país, producto de la política de Cornejo, acompañada del PJ que en la Legislatura habilitó cada uno de los pedidos de deuda del ex gobernador.

Producto de esa política de endeudamiento pactada entre el PJ y la UCR, hoy la deuda pública de Mendoza supera los 35 mil millones de pesos, de los cuales el 60 % está en dólares, por lo cual una corrida cambiaria o devaluación haría crecer fuertemente la deuda inmediatamente.

La deuda es con la educación

Como vimos, hay una política sistemática de ajustar el presupuesto educativo en favor del pago de una deuda que no contrajeron las familias trabajadoras mendocinas. Una política orquestada por Cornejo, continuada por Suárez y avalada por un PJ que avaló no solo cada uno de los pedidos de deuda del gobierno, sino cada uno de los presupuestos que fueron ajustando a la educación.

Por estos motivos, los trabajadores y trabajadoras de la educación, luego de la carpa instalada en la Legislatura, se movilizarán este sábado en el marco de los festejos de la Vendimia y el domingo 8, por los derechos de las mujeres trabajadoras de la provincia.







Temas relacionados

Cláusula gatillo   /    SUTE   /    Corriente Nacional 9 de Abril   /    Paritarias   /    Deuda pública   /    Mendoza   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO