Géneros y Sexualidades

México

VIOLENCIA

México: un lugar muy peligroso para ser mujer

Cientos de mujeres participaron en la “Marcha por la Paz y por los Derechos de las Mujeres de Guanajuato y contra los Feminicidios” realizada simultáneamente en siete municipios del estado, para exigir que el gobierno estatal declare la de Alerta de Violencia de Género. Según las asistentes, en 2013 se registraron 41 feminicidios en Guanajuato y 73 en 2014.

Jueves 25 de septiembre de 2014 | Edición del día

FOTO: La protesta, Zona Franca

El 21 de septiembre se realizó una marcha simultánea en los municipios de León, Irapuato, Celaya, Guanajuato, Acámbaro, San Miguel Allende y Dolores Hidalgo del estado de Guanajuato, con la participación de cientos de mujeres, organizaciones feministas, de derechos humanos, artistas y población civil. Las asistentes protestaron contra los asesinatos de mujeres y exigieron al gobierno estatal, acate las recomendaciones de la Declaratoria de Alerta de Violencia de Género para garantizar el respeto a los derechos de las mujeres.

Vestidas de morado y portando cruces rosas, las asistentes gritaron los nombres de quienes han fallecido por violencia feminicida, así como el abuso y hostigamiento sexual, y la reciente agresión en contra de la periodista Karla Janeth Silva Guerrero, quien fue golpeada por tres sujetos dentro de la redacción del diario El Heraldo de León.

Cifras de los feminicidios en México

En los últimos años la violencia contra las mujeres ha aumentado de manera alarmante: más de 6 mujeres son asesinadas a diario en México. A la par, las redes de trata y prostitución se han fortalecido bajo el amparo de la militarización del país y la impunidad.
Este aumento de la violencia no se explica sin la degradación de las condiciones de vida: el aumento de la pobreza, el desempleo y la precarización son situaciones que cada vez más orillan a las mujeres hacia la miseria y violencia.

Dicha situación se profundizó con la implementación de las reformas estructurales, aprobadas con el visto bueno de todos los partidos del Congreso y por mandato del imperialismo estadounidense.

Según cálculos del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF) entre 2012 y 2013 se cometieron aproximadamente 2 mil 299 casos de feminicidios en el país. Sin embargo, hasta ahora sólo tienen registro de 572 casos, es decir, que sólo 24% están siendo investigados como feminicidios y no sólo como homicidios, en 11 de las 32 entidades del país. Entre 1985 y 2009 fueron asesinadas 34.000 mujeres en México, además de que 80% de las mexicanas han sufrido violencia laboral, familiar o institucional.

¿Cómo funciona la alerta de violencia de género?

Ante este panorama diversas organizaciones feministas ha propuesto la Alerta de Violencia de Género, un mecanismo interinstitucional contemplado en la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia (LGAMVLV).

Dicha alerta se pone en marcha para enfrentar y erradicar la violencia feminicida en un territorio determinado, siendo la Secretaría de Gobernación la institución encargada de declararla, mientras que el Sistema Nacional para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (SNPASEVM) se encarga de resolver si procede o no iniciar la investigación.

Sin embargo y según denuncias de grupos feministas, los integrantes de dicho organismo han fungido como juez y parte en la discusión de una alerta dirigida a sus estados, lo cual ha provocado la polarización de dicho mecanismo.

La alerta por violencia de género tiene contemplado ante una situación de violencia feminicida, la intervención activa de ejército y la declaración de toque de queda para la población.

Como antecedente, en 2007 se implementó el programa “Todos somos Juárez” en el estado fronterizo de Chihuahua, cuya estrategia fue diseñada por el ex-presidente de México Felipe Calderón Hinojosa.

Basado en el envío masivo de tropas del ejército y la policía federal, dicho programa tuvo consecuencias funestas para la población juarense y principalmente, para las mujeres, niños y jóvenes de los sectores populares y trabajadores.

Entre 2008 y 2012 en Ciudad Juárez hubo más de 10 mil asesinatos y el fenómeno del feminicidio lejos de disminuir, se disparó a niveles aterradores. En ese mismo periodo, hubo registro de múltiples casos de detenciones arbitrarias, casos de tortura, desapariciones forzadas y denuncias por violaciones a los derechos humanos.

Los límites de la alerta de género

Según integrantes de la agrupación de mujeres Pan y Rosas México “los intentos por reformar a las instituciones ven sus límites al momento de orientar sus esfuerzos a las mismas leyes que operan en el marco de la impunidad y la injusticia, además de criminalizar la diversidad sexual, a las mujeres que abortan y a las que se organizan contra la represión”.

Por último, convocaron a todas las organizaciones estudiantiles, juveniles, sindicales, sociales, artísticas, civiles, de derechos humanos y feministas a conformar Comisiones Independientes integradas por familiares de las víctimas y activistas contra el Feminicidio y defensores de los Derechos Humanos, para luchar por la aparición con vida de todas las secuestradas por las redes de trata y por justicia para las víctimas y sus familiares.
En ese marco, hicieron también un llamado a la unidad de todos los sectores y movimientos sociales en lucha para enfrentar la ofensiva del gobierno y la patronal, puesto que son las y los trabajadores junto al pueblo pobre los que cargan en sus espaldas las consecuencias de las reformas estructurales y la crisis, cuyos efectos ya se están dejando sentir en el alza de los precios, el aumento la precarización laboral y el desempleo, así como la violencia, militarización y la criminalización de la protesta social.







Temas relacionados

Femicidios   /    Violencia hacia las mujeres   /    Violencia   /    Femicidio   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO