Sociedad

Migrantes marcharon por sus derechos este 24 de marzo

En Córdoba y Buenos Aires se manifestaron contra las políticas xenófobas de Macri y en solidaridad con la dramática situación del pueblo peruano que sufre los fuertes aludes.

Fiore Florián

Militante de Pan y Rosas Perú

Domingo 26 de marzo de 2017 | 20:39

El DNU de Macri, que reforma la ley de migraciones estigmatizando y criminalizando a los extranjeros, sumado a las fuertes inundaciones en Perú que se transformaron en el crimen social más grande en la historia del país, vienen siendo el motor que despierta la preocupación, sensibilidad y solidaridad entre migrantes y no migrantes. Estos reclamos se expresaron en Córdoba y Buenos Aires, dos de las principales ciudades del país. Se hizo, formando parte de las columnas del Encuentro Memoria, Verdad y Justicia.

En Córdoba, donde la convocatoria fue masiva, marcharon junto a la legisladora por el PTS-FIT y referente del movimiento de mujeres Pan y Rosas Laura Vilches, y el dirigente de la Juventud del PTS Javier Musso. Además las demandas estuvieron acompañadas por los trabajadores despedidos de Coca Cola, los jaboneros de Guma, los molineros de Minetti y los inquebrantables docentes que pelean por su salario y las libertades democráticas como el derecho a huelga.
Mientras que en Buenos Aires fueron los referentes del sindicalismo combativo, que están exigiendo un paro nacional activo a la CGT y CTAs para enfrentar el ajuste del gobierno, como Javier Hermosilla de la ex KRAFT, obreros de la lista bordó planta Mondelez Victoria, docentes de los Sutebas combativos, profesionales de la salud de la lista Bordó de la ciudad de La Plata. También referentes del Frente de Izquierda como Federico Surila, Horacio Lasalle y Juan Porto acompañaron las demandas.

Durante la marcha se escuchaba "ser migrante no es ser criminal", "por el derecho a la salud pública", "rechazamos el decreto xenófobo que Macri nos quiere imponer", "basta de xenofobia".
No nos olvidemos que la dictadura de hace 41 años formó parte de un plan maestro de exterminio con el Plan Cóndor, con el que las dictaduras del continente coordinaban sus esfuerzos para acabar con la resistencia obrera y popular y sus lazos de hermandad, que hoy siguen presentes en los hermanos de clase del Cono Sur tanto en las demandas contra los decretos xenófobos del gobierno argentino como en la solidaridad con los damnificados por los fuertes aludes en el centro y norte del Perú, porque nativa o extranjera es la misma clase obrera.







Temas relacionados

Libertades Democráticas   /    La Plata, Berisso y Ensenada   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO