Economía

NACIONAL

Millonario acuerdo con los fondos buitres

Ayer el ministro de Hacienda afirmó que hay un principio de acuerdo, brindó los detalles de la oferta y señaló que ahora tiene que definir el Congreso.

Martes 1ro de marzo de 2016 | Edición del día

Fotografía: DYN

En el último día que fijó Griesa para aceptar la oferta del gobierno a los holdouts, Prat Gay confirmó un principio de acuerdo. Los reclamos judiciales que estaban en la mesa del mediador Dan Pollack alcanzaban los 9.000 millones de dólares, de ese monto se anunció el acuerdo del 85% de esos reclamos. Los cuatro fondos buitre más grandes recibirán una suma de 4.653 millones de dólares. Aún quedan por resolver el 15% restante de sentencias, fondos “me too” y bonistas minoristas. Los buitres estarán haciendo ganancias que podrían alcanzar el 1200% por unos bonos comprados por centavos.

El total de deuda en default considerando a los bonistas que litigan en el juzgado de Griesa y a otros que eligieron otras vías, alcanzaba los u$s20.000 millones de dólares, que con la quita significará pagos en efectivo de u$s 15.000 millones de dólares. Los pagos a los buitres significan 18,5 veces el presupuesto del salario docente.

Ayer por la mañana el mediador Pollack dio a conocer el acuerdo con los buitres más duros NML, de Elliot Management, Aurelius Capital, Dadivon Kempner y Bracebridge Capital. La jugosa suma es de 4.653 millones de dólares aproximadamente para que se resuelvan todas las disputas, tanto en el tribunal del juez neoyorkino como así también, en el resto del mundo. La nueva cifra significa una mejora en la oferta de 55,1% a los buitres con respecto a los 3.000 millones de dólares que se le adeudaba según un documento presentado por el fondo NML de Paul Singer a la Justicia de EEUU el año pasado.

Oferta sideral para los buitres más grandes

El comunicado del mediador Pollack afirma que “tengo el gran placer de anunciar que la batalla de 15 años entre la República argentina y Elliot Management, liderado por Paul Singer, está en camino de ser resuelta. Ambas partes firmaron un acuerdo de principios luego de tres meses de intensas negociaciones contra reloj bajo mi supervisión” y que “el acuerdo de principios le dará a Elliot, Aurelius Capital, Davidson Kempner y Bracebridge Capital el 75% de lo que reclamaban, incluyendo capital e intereses, más un pago para arreglar los juicios fuera del Distrito Sur de Nueva York".

La mega oferta que hizo el Gobierno al fondo de Paul Singer, el millonario que emprendió la batalla legal contra la Argentina y causó el "default técnico" a mediados de 2014, es superior a la que obtuvieron otros bonistas ya que la quita sobre la sentencia es inferior, del 25% versus el 30 o 27,5% que se consideraba en la propuesta original hecha por la Argentina.

No sólo la oferta es superior sino que además a los usureros que compraron estos mismos bonos por migajas se les pagará los gastos legales. La suma incluye el capital e intereses (con una quita del 25% sobre la sentencia), y se le suma costos legales por 235 millones de dólares bajo el concepto honorarios y gastos de representación, entre otras cuestiones. El beneficio de pagar gastos legales no fue mencionado en acuerdos anteriores.

Elliot Management declaró "estar complacido por haber alcanzado un acuerdo con la Argentina. Estamos esperanzados que las negociaciones terminadas bajo la tutela del mediador Dan Pollack han clarificado el camino para que otros demandantes también alcancen resoluciones satisfactorias". Como se publicó en La Izquierda Diario, el accionar de los fondos como NML no es nueva y en países como Congo y Perú tuvieron una estrategia similar donde lograron embolsar millonarias sumas cuando compraron deuda a muy bajo valor. En Argentina, con este acuerdo, también lograron su objetivo y obtendrán millonarias ganancias.

El acuerdo tiene una fecha límite explicó el mediador en una conferencia de prensa en Nueva York. La Argentina tiene tiempo para pagar hasta el mediodía del jueves 14 de abril por un "acuerdo entre las partes", y si hay algún inconveniente deberá acudir al juez Thomas Griesa.

Pollack señaló que "ahora el país deberá conseguir el capital", es decir emitir bonos y endeudarse nuevamente para pagarle a los fondos y además aclaró que "el pago es en dólares verdes". Además, recordó que “este es un paso gigante en el largo litigio, pero no el paso final” ya que el acuerdo de principios está sujeto a la aprobación del Congreso Nacional de la ley Cerrojo y la de Pago Soberano.

Por su parte el ministro de Hacienda y Finanzas, sostuvo que "esta semana enviarán un proyecto de ley que le permita concretar los acuerdos con los holdouts y luego se pagará a los acreedores".

Por ahora, la UCR, el Frente Renovador, el bloque Justicialista y el bloque de Darío Giustozzi (Juntos por Argentina) votarían la derogación de las leyes junto al PRO. El presidente del bloque del Senado del Frente para la Victoria, Miguel Angel Pichetto, apoyaría el arreglo con los buitres ya que destacó que “la Argentina tiene que entrar en el mercado financiero y de capitales”.

Otros bonistas protestan

Los bonistas conocidos por el nombre “Pablo Varela” que ganaron el caso del pari passu contra el Estado en 2014 y poseen un millón de dólares en bonos rechazaron el acuerdo que celebró ayer el Gobierno con los fondos buitre y anticiparon que le solicitarán hoy a Thomas Griesa, que no levante la medida cautelar que le impedía al país pagar la deuda reestructurada. El motivo del enojo es que alegan que fueron discriminados por Pollack y que el acuerdo sólo beneficia a los grandes fondos que compraron sus bonos a “30 centavos”. El directivo de la Asociación de Damnificados por el Default y la Devaluación (Adapd), Horacio Vázquez, declaró que "el Gobierno no tuvo en cuenta a quienes compramos bonos antes del default". El grupo “Varela” es representado por el abogado Marc Spencer, quien dijo que tiene como clientes a bonistas con unos 832 millones de dólares.

Prat Gay, más endeudamiento y ajuste

Alfonso Prat-Gay explicó en la conferencia de prensa, que "el acuerdo no implicará el uso de reservas del Banco Central, porque el pago en efectivo se hará con la colocación de uno o dos bonos por USD 15.000 millones".

También el ministro destacó que "con este acuerdo que se anunció, que fue posible porque la Argentina pudo avanzar con los bancos para volver rápidamente al mercado de deuda, para poder pagar el 14 de abril a los 4 fondos de inversión, posibilitará reactivar los programas de inversión en obras de infraestructura que estaban demorados porque no tenían asegurado el financiamiento.

Eso es lo que se destrabó hoy" y que " este arreglo marca el paso fundamental hacia la normalización de la relación de la Argentina con el mercado de capitales, la cual permitirá acceder al financiamiento externo de largo plazo para financiar obras de infraestructura y comenzar a acercarnos a la meta de reducción del desempleo y pobreza cero que desde el primer día se propuso el presidente Mauricio Macri para su gestión de cuatro años".

El ministro de Hacienda, justificó la toma de créditos por parte del Estado nacional para "evitarle a los argentinos el ajuste" que representaría una reducción del déficit a costa de un mayor recorte del gasto. Prat Gay señaló que "nos proponemos recuperar el crédito para evitarle a los argentinos el ajuste que nos dejó de manera embrionaria el gobierno anterior".

El gobierno macrista anuncia un acuerdo millonario para pagarle a los grandes especuladores de la deuda argentina chantajeando que así se evitará el ajuste y prometiendo el descenso del desempleo y la pobreza cero. El ministro debería explicar cómo lograrán obtener financiamiento externo cuando la situación internacional es adversa. La jugosa oferta a los buitres se da a conocer el mismo día en que miles de docentes y trabajadores estatales marcharon en todo el país para rechazar los despidos y los techos salariales provinciales que ya comenzaron a aplicar desde el Gobierno.

El ajuste, a diferencia de lo que dice el ministro, ya empezó con la batería de medidas que aplicaron como la devaluación, los tarifazos, la quita de retenciones, los despidos y la creciente inflación. Lo que pretenden con el acuerdo con los buitres y el nuevo endeudamiento es tratar de “graduar” su ajuste para evitar más medidas de shock.

La Argentina conoce como termina la receta de emitir deuda para pagar, se realizó una y otra vez bajo el ciclo de ganancias local e íntimamente relacionada a los designios imperialistas que terminan en crisis para el país y exigen mayor explotación sobre los trabajadores como sucedió en la dictadura, con el menemismo y De la Rua. Con el kirchnerismo, hoy, se demuestran los límites de ser pagadores seriales, el cambio de legislación que habilitó el gobierno anterior es lo que le abrió la puerta a los buitres para iniciar las demandas contra la Argentina.

Ante el nuevo ajuste que están descargando sobre los trabajadores hay que rechazar el acuerdo con los buitres, no destinar un peso a pagar la deuda externa, nacionalizar la banca y el comercio exterior, sin indemnización y bajo administración y control de trabajadores.







Temas relacionados

Alfonso Prat Gay   /    Mauricio Macri   /    Buitres   /    Fondos Buitre   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO