Internacional

EGIPTO

Mubarak condenado por las masas, absuelto por la justicia

El mandatario egipcio Hosni Mubarak fue absuelto el sábado de los cargos por la muerte de más de 800 manifestantes durante las revueltas que acabaron son su mandato en 2011. Dos personas murieron y trece resultaron heridas por la represión policial a las protestas que tuvieron lugar, ese mimo día, en el centro de El Cairo en contra del fallo favorable a Mubarak.

Diego Sacchi

@sac_diego

Martes 2 de diciembre de 2014 | Edición del día

1 / 1

Fotografía: Reuters

"No he hecho nada malo", dijo Mubarak tras conocerse el fallo judicial que lo absolvió y antes de volver al hospital militar donde se encuentra ingresado y desde donde saludó a sus simpatizantes. El tribunal también declaró no culpable, al ex mandatario egipcio, de corrupción por la exportación de crudo a Israel a precios inferiores a los del mercado. En su extenso fallo el juez, además de absolver a Mubarak, no se limitó a reducir las víctimas mortales de la represión de más de 850 a 238, sino que abonó el argumento de la defensa, es decir, que fueron miembros de los Hermanos Musulmanes quienes abrieron fuego contra la multitud.

Las repercusiones no se hicieron esperar y un grupo de manifestantes se dirigió a la plaza de Tahrir, epicentro de la revuelta que derrocó a Mubarak el 11 de febrero de 2011. La plaza se encontraba sellada con tanques y alambradas, los manifestantes fueron dispersados brutalmente por la policía, por la represión dos personas murieron y trece resultaron heridas de gravedad.

El actual gobierno apoyado por las principales potencias como Estados Unidos o Francia, surgido de unas elecciones custodiadas por las armas del Ejército, ha impuesto una vuelta al pasado, al antiguo régimen en su versión más brutal. Con leyes anti protestas, proscripción a partidos o grupos políticos y represión bajo el lema del “combate contra terrorismo” ha impuesto el orden barriendo el proceso que abrió la primavera árabe en el país.

La absolución de Mubarak es un símbolo de la actual situación en Egipto impuesta a sangre y fuego por el golpe contra revolucionario cívico militar, encabezado por Al Sisi, que sacó al ex presidente Morsi. La rehabilitación de la imagen pública del ex dictador contrasta con la persecución y criminalización de los jóvenes activistas que protagonizaron la "primavera egipcia".







Temas relacionados

Primavera Árabe   /    Hosni Mubarak   /    África   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO