Cultura

TEATRO

Nadie está a salvo de la locura

El loco y la camisa es aquella obra que sobresale del teatro off argentino, de esas que te incomodan, que te interrogan, que te movilizan y te hacen reflexionar.

Miércoles 13 de abril de 2016 | Edición del día

Esta obra naturalista a cargo de las excelentes actuaciones de la compañía Banfield Teatro Ensamble, pone la lupa en una casa de clase media de Zona Sur; una familia disfuncional integrada por la figura de un padre violento y autoritario, una madre sumisa, una hija que quiere ocultar su contexto y realidad social, y la presencia de un hijo loco que viene a alterar el orden que pretende mantener el resto de los integrantes.

El loco y la camisa aborda el tema de una familia que no cuestiona la realidad en la que vive sino que la acepta tal cual es, ya sea por comodidad, o conveniencia. Esta hipocresía es quebrada por la figura de el loco, ese ser social aislado, marginado y que intentan hacer callar, y que sin embargo es el único capaz de no aplicar filtros a sus pensamientos y opiniones, de no querer aparentar otra cosa a la que es, ni de aceptar las injusticias sin cuestionarlas.

Asimismo, se pone el acento en la crítica de la familia como institución patriarcal, donde el rol del padre y su poder son indiscutidos y la madre es puesta en el lugar del ser pasivo y oprimido que intenta justificar cada acto de su marido, incluso la violencia.

La obra se pasea por una montaña rusa de sentimientos: risas, carcajadas, complicidad, bronca e incomodidad. Esta metamorfosis se logra ya que se desarrolla en tiempo real, lo que permite al público lograr empatía con los sentimientos que muestran los personajes e ir modificándolos a la par.

Entonces, abre el interrogante sobre qué podría suceder si cada uno de nosotros dejara de usar esa máscara social para sobrevivir a la rutina diaria sin generar conflictos, ocultando opiniones para no confrontar y aceptando lo dado como natural. De este modo, se valora la figura del otro, la del marginado, “la del loco” que desenmascara las realidades que intentan ocultarse y es quien está a salvo del conformismo y la hipocresía social que usa trajes y camisas.

¿Quién dice que es normal y que no? ¿Es normal aceptar todo lo que nos dicen: las mentiras, los engaños, y no reaccionar para no generar conflictos? ¿O es normal cuestionar lo dado, y que la opinión genere conflictos y debates?
Locura es callar. Locura es mentir. Locura es aparentar lo que uno no es.

El loco y la camisa se presenta en su sexta temporada los lunes en El Teatro Picadero, Pasaje Santos Discepolo 1857, a las 21 hs.

Hay 2x1 con Club La Nación y PlateaNet, además de promociones a través de su página oficial de Facebook www.facebook.com/Ellocoylacamisaoficial/

Ficha técnica:

Autoría y dirección: Nelson Valente
Elenco: Soledad Bautista, Ricardo Larrama, Julián Paz Figueiras, José Pablo Suárez y Lide Uranga.
Diseño escenográfico: Luciano Stechina
Asistente de dirección: Diego Mourdad
Diseño gráfico / Fotografía: Mariana Fossatti y Clara de Olano







Temas relacionados

familia   /    Locura   /    Teatro   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO