Mundo Obrero

MUNDO OBRERO

Newsan despide a casi 200 trabajadores de sus plantas de Atma y Siam

La empresa icono del "modelo" dejó a casi 200 familias en la calle. Una historia de tercerización, trabajo en negro, contratos precarios, convenios con cláusulas flexibles, y enfermedades laborales que solo son atendidas por la ART cuando son irreversibles. Nada de épica hay en este relato donde la juventud y los trabajadores somos la variable de ajuste.

Martes 8 de diciembre de 2015 | 15:09

1 / 3

Newsan es la empresa de electrónica líder de Argentina. Fabrica las conocidas marcas Sanyo, Philco, Atma, Siam, Noblex, Compaq, Pioneer, JVC, Braun, Microlab, y cuenta con varias plantas en el país. El dueño de la firma, Rubén Cherñajovsky, es parte de la mesa chica de los empresarios amigos de Scioli. Uno de los exitosos empresarios que se beneficiaron con el “modelo”, embolsando sumas millonarias gracias a que recibieron promociones, subsidios y beneficios impositivos.
Un ícono del modelo kirchnerista que esta semana ha despedido a casi 200 trabajadores que se encontraban bajo contrato, amparados por las leyes de flexibilidad laboral de los 90, que el gobierno de CFK se dedicó a mantener durante estos años.

Esta empresa dejó a casi 200 familias en la calle en base a excusas absurdas, como que los contratados tenían “mala conducta”, mientras -hasta el momento- ni siquiera les ha pagado las horas trabajadas. Luego de tres meses de contrato, los trabajadores tuvieron que pagar derecho de piso, bancándose los altísimos ritmos de producción y la persecución de los líderes, con la esperanza de que llegaría la efectivización.

La empresa contó con el aval de Scioli y todo el kirchnerismo, que hicieron campaña para que "no se vuelva a los 90", para que "no perdamos derechos". Pero si Newsan hoy tiene el aval para dejar 200 familias en la calle, es porque todas las conquistas que tuvieron los empresarios en la década de los 90 para aumentar sus ganancias, el kichnerismo las mantuvo durante estos 12 años: la tercerización, el trabajo en negro, los contratos precarios y convenios con cláusulas flexibles. Estos empresarios actúan impunemente, pagando salarios muy por debajo de la canasta básica familiar e imponiendo altísimos ritmos de producción, que generan graves problemas de salud. La mayoría de los trabajadores se enferman de tendinitis en los dedos, manos, codos, hombros, o lumbalgias, que tienen que soportar en la línea de producción para no ser descartados, además de estar expuestos a accidentes laborales que son cotidianos. La ART sólo interviene cuando el estado de salud de los trabajadores es casi irreversible.

Dos fotos quedan en la retina de los trabajadores: una de la empresa y el sindicato haciendo campaña por Scioli, la otra con decenas compañeros en la calle con el silencio de la UOM y de fondo el cartel de Macri Presidente, hace apenas 2 semanas. Nada de épica hay en este relato donde la juventud y los trabajadores somos la variable de ajuste.

Somos todos trabajadores: contratados, efectivos, tercerizados. Debemos unirnos para frenar los despidos. Los trabajadores despedidos de Metalsa, Hutchinson, Coca-Cola, Shell, Cesta Roja, Madygraf, y decenas de trabajadores que vienen enfrentando estos ajustes, convocan a un encuentro obrero este 12 de diciembre para unificar la lucha por la defensa de nuestros derechos y poner en común plan de lucha, para mostrarle a Macri que no seremos los trabajadores lo que pagaremos el ajuste. ¡Familias en la calle, nunca más!







Temas relacionados

Atma   /    Avellaneda   /    Precarización laboral   /    Flexibilidad   /    Mauricio Macri   /    Cristina Fernández de Kirchner   /    Daniel Scioli   /    Despidos   /    Provincia de Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO