Política

FRENTE DE IZQUIERDA 2017

"¡Nico, vení que quiero darte un abrazo!"

La visita de Nicolás del Caño a Wilde y el cálido reconocimiento de los vecinos. Una muestra más de que las propuestas del Frente de Izquierda pisan fuerte en el sur del conurbano bonaerense y que la izquierda tiene que estar en el Congreso.

Martes 17 de octubre de 2017 | 12:21

Promediaba la tarde del viernes cuando un grupo de jóvenes y trabajadores militantes del PTS, comenzó a llenar de afiches una de las esquinas de Avenida Mitre y Las Flores, en la localidad de Wilde. Mientras tanto, otro grupo acomodaba prolijamente cientos de volantes y boletas del Frente de Izquierda y afirmaban los baners con la imagen de Nicolás del Caño- Al cabo de unos minutos y con toda la logística lista, comenzaron a esparcirse por el centro comercial al son de los spots de la campaña, "Nuestras vidas valen más que sus ganancias", anunciando que en minutos, llegaría el candidato.

Y así fue que, pasadas las cinco de la tarde, Nico arribó al punto de encuentro, donde rápidamente fue entrevistado para el diario digital La Calle de Avellaneda, en tanto llegaban vecinos y simpatizantes para charlar con él. Una mujer joven decía “Vine a ver Del Caño porque en casa todos lo votamos desde el 2015. Ahora me voy con boletas para repartir por el barrio porque la campaña tenemos que hacerla entre todos para que la izquierda pueda ganar diputados”.

“Estoy acá para pedirle una foto para mi hijo que está trabajando”, expresaba una señora. Entre risas y abrazos al candidato siguió: “En casa te votamos todos porque el Frente de Izquierda está siempre con los trabajadores. Yo me emocioné mucho cuando te vi en el desalojo de PepsiCo subido, con el gas pimienta en tu cara y luego arriba de la terraza con los obreros. Nunca vi a un político así”. A los pocos minutos, otra señora se sacaba una foto y le pedía unas palabras por escrito para su hija que estaba trabajando.

A medida que transcurría la tarde, la gente paraba para charlar y tomarse una #SelFit con Nico, mientras seguían los comentarios alentadores:

  •  "¡Vamos por las seis horas de trabajo!", gritaron unos jóvenes desde un camión, mientras Del Caño daba una vuelta por el centro comercial. "¡Sos el único que se planta de verdad! ¡Te bancamos, Nico!", siguieron. Una de las perlitas, las chicas del puesto de diarios que esperaban ansiosamente la llegada del candidato, tuvieron su rato con él: "¡Al fin viniste a Wilde! Te estábamos esperando hace mucho".
  •  “Venía siguiendo algunas cosas de la Izquierda en general, pero durante el conflicto de PepsiCo y la desaparición de Santiago Maldonado, me cayó la ficha de cómo son consecuentes con las luchas”, dijo Julia, una docente que se arrimó a saludar al candidato. Además, reivindicó la campaña para que todo funcionario cobre por un docente. Mientras tanto, se acercaba un trabajador de la salud para expresarle su disconformidad con el estado de la salud pública.
  •  “¡Nico, vení que quiero darte un abrazo!”, exclamó un señor canoso que había llegado junto a su esposa para charlar con el candidato, “Vos sos el único que se enfrenta a todos de verdad”. El cálido intercambio se dio mientras se miraban absortos en la conversación. Como dice Juan, en un posteo en la red social Facebook, donde la autora de esta nota publicó una imagen en la que capturó ese instante: “Esa foto dice mucho. No recuerdo haber visto una foto donde un político te habla mirándote a los ojos".

    Ese político, es Nicolás del Caño. Por eso, la izquierda tiene que entrar.

    Nicolás del Caño junto a los candidatos locales, el ferroviario y periodista Augusto Dorado, el docente Bruno Zampa, los petroleros de Shell Fernando Luna y Gustavo Michel y parte de la militancia de la zona: trabajadores de la multinacional Coca-Cola, del ferrocarril y jóvenes estudiantes de Undav, del ISFD Nº1 y del CBC de Avellaneda.







  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO