NACIONAL

No podemos dejar en manos de la Corte Suprema el destino del tarifazo

Nicolás del Caño

Diputado nacional PTS/FIT | @NicolasdelCano

Jueves 14 de julio de 2016 | Edición del día

Finalmente el lunes pasado el gobierno anunció que se aplicarán topes del 400% de aumentos en facturas de casas particulares y un 500% para comercios y Pymes, tras el fallo de una Cámara de suspenderlo.

Este tope de 400% es presentado como un “regalo”, pero es una burla, ya que los salarios no solo no han aumentado en esa proporción, sino que se han deteriorado enormemente nuestras condiciones de vida. Para un empleado que cobra el sueldo mínimo de $8.000, una boleta de casi $2.000 de gas le deja solamente un tercio del costo de la canasta familiar para utilizar, eso sin contar la boleta de luz, de agua, el transporte que también se vieron afectados por los tarifazos. Mauricio Macri insiste con la idea de que los argentinos debemos ahorrar energía y argumenta que los tarifazos son la única opción.

Sus dichos prohibiéndonos andar en “patas y en remeras” en nuestras casas, son una burla y una muestra mas de su cinismo. La Corte Suprema postergó una resolución definitiva. No podemos dejar en sus manos, es decir en miembros que no fueron elegidos por nadie, sino por la propia presidencia de la Nación en acuerdo con el Senado, el destino del tarifazo a los servicios públicos. Tiene que quedar en nuestras manos, la de los trabajadores, los usuarios y el conjunto del pueblo la lucha contra el tarifazo.

La única salida para enfrentarlo y derrotarlo es una gran movilización obrera y popular como ya está sucediendo en muchas localidades del país. Es necesario que las centrales sindicales convoquen a un verdadero plan de lucha contra el tarifazo, con paro nacional y jornadas de protesta en todo el país. Hay sectores importantes de trabajadores que tienen miedo de perder su empleo, si los sindicatos convocaran a una medida de fuerza como el paro serviría para que puedan expresar su bronca de manera contundente.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO