Cultura

Ya salió El marxismo y nuestra época

"Este libro de León Trotsky nos propone el desafío de pensar un mundo nuevo"

Para quienes no conocen su obra tendrán a disposición artículos de análisis y de debate, programas y políticas con un interés opuesto al que hoy prevalece en medio de la decadencia capitalista: el de la lucha por una sociedad sin explotación ni opresión. Para quienes la conocen encontrarán una selección de sus escritos más relevantes. De conjunto brinda herramientas para la comprensión y transformación del mundo actual.

Andrea Robles

Integrante de Ediciones IPS-CEIP |Querellante en la Causa Triple A |@RoblesAndrea

Jueves 2 de julio | 00:00

Meses atrás, cuando pensamos reunir bajo el título El marxismo en nuestra época algunos de los textos más relevantes de la obra de León Trotsky para publicarlos a 80 años de su asesinato, no imaginábamos que el mundo iba a sufrir un cambio de paradigmas. Efectivamente, se está echando por tierra el orden que la burguesía había podido restaurar a partir de la caída del muro de Berlín, cuando logró construir el sentido común de que, como dijera Fredric Jameson, era “más fácil imaginar el fin del mundo que el fin del capitalismo”.

Hoy, la compilación que presentamos recobra nueva actualidad frente a los fenómenos a los que da lugar la decadencia capitalista, que todo el mundo compara por su gravedad con la crisis de la década del ‘30, años en los cuales la mayoría de los artículos fue escrita. En momentos en que se hace añicos la idea de progreso gradual y en el que el capitalismo muestra su verdadero rostro, arrastrando sin piedad a sectores enteros de la economía a la ruina, a la desocupación y a la miseria, con la exacerbación de las tendencias nacionalistas y xenófobas y la lucha de clases ni más ni menos que en el corazón del imperialismo, este libro de León Trotsky nos propone el desafío de pensar un mundo nuevo.

Los textos que incluye El marxismo y nuestra época

Además de analizar de forma científica la naturaleza, las características y los fenómenos que surgen del sistema imperialista mundial en decadencia, Trotsky redacta el “Programa de Transición” cuyas demandas resaltan por su vigencia para enfrentar las medidas de la burguesía que, mediante los gobiernos que la representan y con la complicidad de las burocracias sindicales, apuestan a que sean las grandes mayorías las que paguen los costos de la crisis. En cambio, este programa –votado en condiciones muy difíciles en la Conferencia de fundación de la IV Internacional, en 1938, y que Trotsky considera “Un gran logro”, artículo que publicamos en este libro– opone una perspectiva para que sean estas mayorías las que superen la catástrofe que las amenaza haciéndose del poder. De ahí que también destaque en el Programa a la juventud y a las mujeres trabajadoras como los sectores más castigados, pero también de donde proviene la mayor fuente de energía y abnegación para ello.

Trotsky extrae las principales enseñanzas de las revoluciones que inevitablemente engendra la época imperialista: en las “Conclusiones de 1905”, destaca la primera revolución que resolvió los medios –los soviets y la huelga general política– para conquistar el poder por parte de los trabajadores; en “Lecciones de Octubre”, los principales debates que recorrieron la Revolución rusa de 1917. En “¿Qué es la Revolución Permanente? (Tesis fundamentales)” sintetiza las leyes esenciales de su teoría de la revolución, así como también en las “Tesis sobre revolución y contrarrevolución” define las condiciones del retroceso, inherente a toda revolución.

El rol de las direcciones del movimiento de masas, que abarca un abanico de partidos que va desde el reformismo hasta el partido revolucionario, se puede juzgar alrededor de procesos vivos –como la Revolución española en “Clase, partido y dirección”–. Este papel es caracterizado por el autor bajo el lente aumentado de los conflictos agudos del período de entreguerras, del crack económico mundial de 1929, del surgimiento del fascismo y de los ascensos de la clase trabajadora y la juventud en los principales países del mundo. Período que es coronado por la Segunda Guerra Mundial, cuyo resultado definió el orden mundial del que hoy vivimos su debacle, por eso publicamos el “Manifiesto de la IV Internacional sobre la guerra imperialista y la revolución proletaria mundial” (1940), escrito pocos meses antes de que un agente ejecutara la orden de Stalin de asesinar al revolucionario ruso.

León Trotsky debate contra los prejuicios y sentidos comunes que rodearon a la Revolución rusa que dirigiera junto a Lenin, que ponían un signo igual entre comunismo, bolchevismo y los crímenes y aberraciones de una burocracia que, del mismo modo que en los sindicatos, se apoderó de una conquista obrera enorme como fue la Unión Soviética. Intentos similares siguen plagando cierta literatura y algunos medios de comunicación desde hace décadas. Sobre esto polemiza en varios artículos, en particular en “Bolchevismo y estalinismo”. También en “A noventa años del Manifiesto Comunista” repasa críticamente los núcleos centrales de la teoría de Marx reunidos en esa obra y en El capital.

Es evidente que no existe otra figura tan prolífera e incuestionable del siglo XX que hoy pueda aportar a la causa de la emancipación de la humanidad, contra la irracionalidad capitalista y el caos en que esta sumió al planeta, que plantee una alternativa realista frente a toda resignación. Como dice Trotsky:

La propaganda de la "tecnocracia", que floreció en el período de la gran crisis de 1929-1932, se fundó con la premisa correcta de que la economía solo puede racionalizarse mediante la unión de una técnica a la altura de la ciencia y el gobierno puesto al servicio de la sociedad. Es posible efectuar esta unión siempre y cuando la técnica y el gobierno sean librados del yugo de la propiedad privada. Aquí es donde comienza la gran tarea revolucionaria. [en la edición, p. 248]

Te puede interesar: Obras Escogidas de León Trotsky: una guía para el presente

Como parte de la colección Fundamentos del marxismo, incluimos en el libro un prólogo de Juan Dal Maso, autor de libros sobre el pensamiento de Gramsci y Trotsky, que recorre las elaboraciones y contextualiza los trabajos del dirigente revolucionario presentados en la obra y Christian Castillo docente de UBA y UNLP y dirigente nacional del PTS en el FIT-U escribe una presentación titulada “El legado de León Trotsky y su actualidad” , ambos saldrán publicados en próximos números del semanario dominical Ideas de Izquierda.

Nuestra editorial viene publicando hace ya casi una década las Obras escogidas de León Trotsky que ya va por el volumen 13, rescatando su vida y su pensamiento. Con este lanzamiento queremos llegar a miles de jóvenes que no se dejan llevar por las mentiras y tergiversaciones existentes y que desean conocen sus ideas por ellos mismos y de primera mano.

Se puede adquirir a precio promocional julio-agosto en edicionesips.com.ar







Temas relacionados

Trotsky. A 80 años de su asesinato   /    León Trotsky   /    Ediciones IPS-CEIP   /    Marxismo   /    Libros   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO