Internacional

RACISMO

Nueva era de linchamientos legales en Estados Unidos

El jueves se realizó la segunda jornada de protestas en Estados Unidos, después de que un jurado haya decidido no procesar a un policía blanco que mató a un hombre afroamericano durante un arresto en Nueva York. Ese mismo día se dio a conocer el asesinato de un nuevo afroamericano a manos de un policía blanco, esta vez en Arizona.

Robert Belano

Washington

Valeria Molina

Washington

Sábado 6 de diciembre de 2014 | Edición del día

Fotografía: EFE

A una semana de que un jurado en Ferguson (Missouri) haya decidido no procesar a Darren Wilson, el policía que disparó al joven afroamericano de 18 años Michael Brown, otro jurado en Staten Island (Nueva York) decidió no presentar cargos contra el policía que mató al afroamericano Eric Garner.

Garner fue asesinado en julio de este año, unas pocas semanas antes que Michael Brown muriera en Ferguson. Un oficial de policía intentó detener a Garner por vender cigarrillos sueltos en la calle. El oficial Pantaleo usó una llave de estrangulamiento para reducirlo, todo esto registrado en video por un transeúnte. En el video se observa a Garner con sus brazos en alto, sin ningún intento de atacar a los policías. Mientras es sometido en el piso se lo escucha repetir once veces: "No puedo respirar", hasta que deja de respirar en el suelo.

Inmediatamente después de que la decisión se hiciera pública, el miércoles de esta semana, miles salieron a marchar en Manhattan y otras ciudades del país. En Nueva York se bloquearon importantes arterias que conectan la ciudad, como el túnel Lincoln hacia el estado de New Jersey. Otros cientos de manifestantes realizaron sentadas y se acostaron en el suelo de la Estación Central, causando retrasos en los trenes.

El jueves, en Washington DC, estudiantes, grupos de izquierda y activistas independientes marcharon desde el Departamento de Justicia hacia la parte trasera de la Casa Blanca, donde Barack Obama presidía una ceremonia para encender las luces del árbol de Navidad en los jardines presidenciales.

Mientras el actor Tom Hanks oficiaba de maestro de ceremonias y Obama saludaba a unas miles de personas congregadas para observar el árbol navideño presidencial, unas trescientas personas protestaban a una corta distancia y cantaban: “Sin justica, no hay Navidad", "Cancelen la Navidad" y las últimas palabras de Eric Garner: "No puedo respirar".

En este segundo día de protestas las marchas en Nueva York y Washington DC han sido mucho más numerosas: de acuerdo a la cadena CNN se calculan unas 10 mil personas en las calles de Manhattan y otros cientos en Brooklyn. El tráfico ha sido paralizado durante la hora pico y algunas intersecciones han sido cortadas con acciones donde activistas se echan en el piso. En una de estas acciones, activistas cortaron una calle con ataúdes con los nombres de aquellos que han muerto en manos de la policía.

Las decisiones de no procesar a Wilson o a Pantaleo son parte de un patrón de impunidad en casos en que la policía mata afroamericanos y latinos. El lema “Black lives matter” (Las vidas de los negros valen) se repite en pancartas y carteles de protesta, como una verdad elemental que el gobierno estadounidense y las fuerzas del orden parecen haber olvidado.

Después del anuncio de la decisión del jurado, el presidente Obama y el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, hicieron declaraciones pidiendo calma y que no haya violencia en las protestas. Obama dijo que el Departamento de Justicia investigara los dos casos, el de Brown y el de Garner, pero ni Obama ni De Blasio han condenado públicamente la actuación de la policía en Ferguson, o de la ciudad de Nueva York.

Tanto Obama como De Blasio han declarado que desean que cada policía cuente con una cámara en sus uniformes, pero el caso de Garner demuestra que el video que documenta todo el hecho no fue suficiente para llevar a juicio al policía que mató a Eric.

Los congresales republicanos del estado de Nueva York defendieron públicamente la decisión del jurado.

Las protestas continuaron durante la noche del jueves en Chicago, Washington DC, Nueva York y otras ciudades, con algunos detenidos en Dallas y Manhattan, donde la policía detuvo a más de 80 manifestantes.

En la Universidad de Denver los estudiantes dejaron las aulas por tercer día consecutivo en protesta.

Para el viernes se esperaban nuevas acciones en distintas ciudades, al mismo tiempo que se profundizaba la bronca por la noticia del asesinato de otro afroamericano a manos de un policía blanco, esta vez en Phoenix, Arizona.







Temas relacionados

Darren Wilson   /    Racismo   /    Violencia policial   /    Estados Unidos   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO