Cultura

TRIBUNA ABIERTA

Nuevo disco de J Cole: 4 Your Eyez Only

Una reseña de la última producción del rapero J Cole.

Miércoles 22 de febrero de 2017 | Edición del día

Sí 2016 fue el año del Hip Hop, de BLM y de la consolidación de una nueva conciencia política en ciertos sectores de la juventud norteamericana, también en ciertos sentidos fue un año de familias. Discos de Kanye West, Beyoncé y Chance the Rapper repitieron como un mantra la importancia de la familia nuclear como una forma de representar la identidad afroamericana.

Esto no es sin embargo una idea nueva, sino que es un concepto central para muchas organizaciones que forman parte del movimiento por los derechos civiles. Quizás el caso más extraño sea Nation of Islam, que combina teorías familiares ultraconservadoras con posiciones políticas radicales.

Pero parece raro tener que incluir a J.Cole en esa lista. Después de todo, es el mismo rapper que denunció fuertemente en una entrevista al gobierno de Obama por no atacar las bases materiales del sistema capitalista, por no traer el cambio que prometió.

Change

En Be Free, tema que abre Forest Hills Drive (disco anterior del rapper), J Cole decía:

All we wanna do is take the chains off
All we wanna do is break the chains off
All we wanna do is be free
All we wanna do is be free

El cambio necesario, el problema central que se presentaba en el disco era como llegar la emancipación. En otro fragmento de la misma canción, pero en una versión que solo fue interpretada en Late Night with David Letterman, habla específicamente de la idea de cambio, y pone en contraste las presiones personales, económicas y subjetivas, en contraposición a la necesidad de lograr un cambio político. Sin embargo, parece que en el tema lo que termina ganando es la segunda opción.

Dos años después la perspectiva es muy distinta. En Change, J Cole dice que el cambio viene de adentro, y no de mirar las injusticias del sistema. Esta transición es una buena muestra del proceso de adaptación a un discurso que elimina la posibilidad de la acción política. El problema, de acuerdo al músico, no estaría en cambiar las estructuras, sino en cambiarnos a nosotros mismos. Una tarea elogiable, si no fuese por la inefectividad de este tipo de posiciones.

La música del disco también expresa este desarrollo del rapper. Desde sus inicios en la música, una de las características salientes de J Cole es que no solo se ocupa de la parte vocal, sino que además es un productor. Nunca se destacó demasiado en este último sentido, pero el trabajo de este disco sorprende por la poca cantidad de innovación. Casi todos los temas parecen ser fragmentos de obras anteriores de Cole. Sin embargo, el sonido que logra en el disco no deja de ser algo interesante, un jazz ligero que acompaña muy bien lo que es rapeado encima.

Deja Vu

Quizás la mejor lección que pueda extraerse de 4 Your Eyez Only no provenga tanto de los aspectos artísticos de la obra, sino de las inevitables conclusiones políticas que genera. Es una historia que, si bien vieja como el socialismo, no deja de presentar nuevas formas. Las perspectivas reformistas, ante la derrota de sus ilusiones, muchas veces solo ven como opción el retiro hacia el interior. Si cambiar el afuera es difícil, la única salida para este tipo de autores es la espiritualidad. Pero eso no implica que la valoración estética del disco deba cambiar, ya que la expresión de estas ideas, si bien pueden juzgarse incorrectas desde un punto de vista político, constituyen un fenómeno interesante en sí mismo.







Temas relacionados

Hip Hop   /    Música   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO